SUEÑOS DE SALDO

Cuenta una leyenda que Casanova salvó una vez el cuello al convencer a la realeza de que su arte para seducir mujeres era un simple detalle al lado de su conocimiento de la alquimia, convirtiendo hierro en oro, y cuando fue forzado a hacerlo en cantidades importantes, volvió a escabullirse al proponer un método más rápido; transformar los sueños ajenos en dinero de curso legal, y así nació la lotería.


De este modo cuando compramos un décimo, cruzando los dedos y fantaseando con todo lo que haríamos si nos tocase, una cosa es segura, contribuimos al erario público (público=de tod@s), del mismo modo que sabemos que si los ciegos no nos tocan, al menos ayudamos a un colectivo capaz de darle la vuelta a un mundo hostil.

Pero ahora, gracias de nuevo a los mercados, nuestros sueños contribuirán a hacer un poco (o un mucho) más ricos a aquellos que los compren por adelantado, puede que lo haya entendido mal, pero ¿no os recuerda al cuento de la gallina de los huevos de oro?

26 comentarios :

  1. ¿7 mil millones de sueños de una tacada, a cambio de un beneficio a repartir de 3 mil millones de sueños anuales?
    ...Hay alguna cuenta que no me sale.

    Claro que yo soy rubia y no entiendo de gallinas, de sueños, ni de ná.
    Por no entender sigo dándole vueltas al Google + y al cículolosgüitos donde te he puesto.

    Aunque no se me desespere, maña irredenta...demasiado fúrbo del Málaga a horas intempestivas. Mañana será otro día.

    Besazo; (ea, hoy me apetecía que vengo cariñosona)

    ResponderEliminar
  2. Pues yo estoy cansada de contribuir para hacer un poco o un mucho mas rico a los demás.
    Besos Pilar y feliz semana.

    ResponderEliminar
  3. Como siempre. Los sueños de hacerse ricos con un simple boleto para los pobres. Las riquezas para los ricos. ¿No dice un dicho que dinero llama a dinero?

    Pues quienes piensen que jugando a la lotería van a ver realizados todos sus sueños, apañados están!

    Perdonar, pero yo, que soy una soñadora -aunque con los píes en la tierra-, nunca he sido partícipe en ésto de pensar que me vayan a regalar nada sin tenérmelo que currar. A lo mejor porque soy de esta clase de gente que al nacer nos estamparon un matasello en la frente que dice "Nacida para currar". En éso sigo. Y si alguna vez me he visto tentada a comprar -inducida por algún ciego que me cantaba "dos iguales para hoy", cuando he visualizado el cupón en mi bolso ya era tiempo de tirarlo a la basura sin investigar si fue premiado o no....

    Desastre que es una! o poco espíritu que tengo para éso de que me toque la lotería! ¿será porque no juego nunca?

    Besos, guapa!

    ResponderEliminar
  4. Yo, a diferencia de Mascab, y también siendo soñadora como soy, sí juego a la loteria, pensando que, quizás algún día tenga suerte. Quién sabe.

    Eso sí, cada vez más tiendo a pensar en que, si ahorrase lo poquito que me gasto (porque no gasto mucho) en jugar, quizás tendría un rinconcito de ahorros curioso.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Siempre ha ocurrido así, o al menos eso me parece, cuanto más crisis más lotería, mientras soñamos, vivimos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Lo único que se es que nunca me ha tocado nada, o sea que a alguien tendrá mi dinero. Pensaba echar la bono-loto y comprar a los ciegos, pero me has hecho pensarlo mejor. Me tomo un café con un rico cruasan.
    Besos Pilar!

    ResponderEliminar
  7. Curiosa la historia de Casanova, te recomiendo el libro "La amante de Bolzano".

    ResponderEliminar
  8. Tienes mucha razón Pilar, solo discrepo en una cosa, no es gracias a los mercados, es gracias a unos políticos incompetentes y corruptos a partes iguales.
    Y si que hay muchas cosas raras y cuentas oscuras en esta operación.
    Yo si soy de los que fantasea con que le toque la lotería, soñar es gratis y de ilusión también se vive.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. La lotería es el sueño de los pobres.
    Para los ricos no hay problema porque dinero llama dinero.

    Un beso, Pilar.

    ResponderEliminar
  10. Yo me descubro a veces pensando qué haría con unos cuantos millonicos de euros. Así que soñadora sí que soy. Lo que me falta es comprar de vez en cuando el cuponico del viernes de la ONCE (lo prefiero). Soñadora pero si fe en la suerte. Soñadora y realista a la vez. ¡Qué complicada soy!

    ResponderEliminar
  11. La verdad es que en mi caso es un poco dificil que me toque si nunca juego. Rara que es una, pero siendo feliz como soy para que quiero jugarmela y despues ser infelizmente rica. Para volverme desconfiada de mis amigos, para romperme la cabeza en que paraiso fiscal escondo tanto dinero, para reflexionar en que ONG dejarlo, para que mis hijos se peleen por una herencia millonaria.

    Que no, que no, que soy feliz...y que me dejen como estoy.

    ResponderEliminar
  12. Ojala terminara en mi casa la gallina de los huevos de oro!!! Anda que no me venia bien ni nada! Pero yo me corformaba ya con un solo huevo, no te digo más!!! Un besote

    ResponderEliminar
  13. Sigo jugando y aunque juego poco cada día se más que las posibilidades de me toque son mínimas. Sigo contribuyendo al erario público con mis sueños. Para que digan que soñar no sirve de nada.

    ResponderEliminar
  14. si,puede ser la gallina de los huevos de oro pero ya la matamos entonces
    saludos pili y gracias por pasarte siempre

    ResponderEliminar
  15. Tesoro gracias a nuestro gobierno que es el que lo ha vendido, por gastar durante años lo que no tenía.
    Los mercados son dirigidos por un montón de gente sin escrúpulos cuyo uno único fin es el de enriquecerse, pero cuando se vota, por que se confía en un proyecto deberían de tener la responsabilidad de hacerlo bien y no tirar el dinero en un millón de chorradas, como se ha echo.
    Un besote y siento el sermón, es que creo que estamos en manos de irresponsables que tenían que tener responsabilidad sobre las malas gestiones que hacen y el dinero que desaparece.

    ResponderEliminar
  16. Me encantó la historia de Casanova... yo nunca juego será por eso que nunca me toca, pero soñar si que sueño aunque sé que para conseguir mis sueños tendré que aparñármelas solita
    Besos

    ResponderEliminar
  17. ¿Qué es la vida? Un frenesí.

    ¿Qué es la vida? Una ilusión,
    una sombra, una ficción,
    y el mayor bien es pequeño;
    que toda la vida es sueño,
    y los sueños, sueños son.

    Le tomo el préstamo a Segismundo de Calderón de la Barca mientras espero a sellar la primitiva de esta semana.

    ResponderEliminar
  18. bueno, los verdaderos sueños no estan en venta ;-)

    ResponderEliminar
  19. Yo juego muy muy poco, será por eso que no me toca nunca...
    La verdad es que nunca he pensado hacerme rica por azar, sino con esfuerzo.
    Aunque estos que nos mandan se empeñen cada dia en ponerlo mas dificil...

    Besitos mil

    ResponderEliminar
  20. A mí me recuerda al cuento de nunca acabar.

    ResponderEliminar
  21. Tengo a mano las "Memorias" de Giacomo Casanova en cinco tomos y no recuerdo esa anécdota por ningún lado.
    Es más cruel la historia auténtica.

    ResponderEliminar
  22. Fiebre, ya sabes que los maños no se rindn, no ganan pero empatan ;) Cachis con el jurbol

    MEME; ahora lo que no ganes ayudará a algún pobre accionista ;)

    Mascab, será que te falta fé y te sobran fuerzas ;) Un beso

    Ebony, estoy contigo, de vez en cuando pico y si lo pienso... mejor no, es bonito soñar.

    Emilio Manuel; seguro que por eso es una buena inversión.

    arkaitz, voto por el croisant ;)

    marikosan, apuntado queda.

    Babilonio, me gusta soñar, aunque quizás ahora me lo piense más.

    MJ, y si compras los sueños de otros, pues aún más.

    LaLolaSh, soñadora y realista ¿no es normal? Un beso

    Neuriwoman, pues si eres feliz, no arriesges, la suerte tiene dos caras.

    Marta; uno aunque sea pequeño.

    Houellebecq, eso es lo que me fastidia, que ahora ni eso ;(

    JACKIE; me gusta tu casa.

    ODRY, estás en el sitio ideal para sermonear, en tu casa.

    Cruela, el sueño es aún mejor cuando lo consigues con tu esfuerzo (me digo por ver si me lo creo)

    Contando los sesenta, si te toca, cuentalo aunque sea desde muuuuy lejos ;)

    Spaski, gracias por el punto no-materialista, tienes razón.

    Gala, al final esa es la ganacia.

    hEto, ¿el de acabar con todo?

    Valdomicer, ya apuntaba que es una leyenda, lo real es que intervino en el diseño de la lotería francesa, mejorando una italina y ganando un buen dinero con la administración de algunas oficinas, supongo que alguien pensó que unirlo a su fama de mago y alquimista quedaba muy propio, pero en sus memorias no aparece. Profe, me pillas en todas, era una licencia poética. Besos

    ResponderEliminar
  23. Me gusta tu nueva "casa" y me encanta la nueva foto de tu perfil...pero qué guapa!!
    Y gracias por tu ofrecimiento. Me han regalado 2 findes; me quedo uno y el otro lo comparto con todos vosotros.

    Un abrazo muy fuerte, feliz semana y mucha mucha suerte

    Cecilia

    ResponderEliminar
  24. Perdona, lo siento.
    Mi intecnción era la ironía. La lotería la trajo a España Esquilache para aliviar la hacienda pública arruinada por las guerras y la mala administración. Y restaurada por las Cortes de Cádiz con el mismo fin.
    Ahora, ante una crisis sin precedentes, se vende la medicina (o la botica, según se mire). Perdidas las esperanzas de alcanzar una cura, nos quedaremos sin el alivio. ¡Qué bien!
    Un besino.

    ResponderEliminar
  25. Jugar con la ilusión siempre es el remedio más sencillo,peropasará el tiempo y el hambre seguirá estando, aunque nunca escarmentaremos de tanta trola.

    Besos Pilar

    ResponderEliminar
  26. desde my ventana; gracias Cecilia.

    Valdomicer, ¿como va a molestarme tu comentario? Me has dado la oportunidad de contar bien la historia y aprender contigo, que siempre es un lujo y un placer tenerte aquí. Un beso

    Canoso; me temo que nos conocen demasiado.

    ResponderEliminar