LLEGA LA LLUVIA

Borrando sandalias y tirantes, abandona un verano fuera del calendario, respondiendo la muda demanda de tardes oscuras y charcos en las calles.

Bajo su embrujo, este lado del cristal se torna refugio.

23 comentarios :

  1. Bendita sea esa lluvia, qué falta nos hacía!
    Besos de buenas noches.

    ResponderEliminar
  2. Que ilusión! me encanta la lluvia... mojarme de vez en cuando.. pero solo un poco...

    Me encanta este frio, y dejar de lado las sandálias... y pasar a las botas, botines... chaquetas...

    Estoy encantada de la vida!!

    Besitos mediterrénos

    ResponderEliminar
  3. Melancolica como nuestro reciente otoño te leo.

    "Bajo su embrujo, este lado del cristal se torna refugio"....maravilloso!

    ResponderEliminar
  4. Mira que me gusta la lluvia, aunque me rice el pelo y no me deje caminar por la calle trasteando el móvil ;)...
    Aquí por fin llovió, aunque yo aún hoy he trabajado frente al ventilador.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Yo soy más prosaico: Se me están regando las lechugas; pero no puedo coger la moto.

    ResponderEliminar
  6. Bienvenida la lluvia que tanta falta hace, lo malo es que es un rollo salir a la calle y trabajar. Si llueve y estás en casa con un café y un cigarro, genial. pero si no....

    ResponderEliminar
  7. Bendita lluvia, pero parece que la gente no se acuerda de cómo conducir, todo es más lento, más complicado. Como dice David, ver llover desde dentro con un café y un cigarro, eso sí que mola...

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Y tanto que ha llegado, y por aquí por galicia acompañada de frio y humedad!!! Buff el cambio está siendo brusco eh!! Un besote

    ResponderEliminar
  9. Me encanta ver la lluvia a través de la ventana. Es una sensación muy placentera.
    Por fin llegó el otoño.

    Un beso, Pilar.

    ResponderEliminar
  10. Y ahora gabardinas y botas y a lucir que siempre la mujer es un encanto: en otoño , en invierno o en verano.
    Corto y hermoso tu relato.
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Lo estaba deseando. Espero que no acabemos por arrepentirnos.

    ResponderEliminar
  12. Bonita manera de decir que ha llegado el otoño.

    Besos

    ResponderEliminar
  13. Pues a mi no me gusta otoñar, salvo por las castañas y salvo con una manta, un buen libro y un chocolate calentito.
    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Todos los cambios nos contrarían en un principio.
    A mi me cuesta cambiar de una estación a otra. Pero es inevitable, cosas peores nos suceden en la vida y no nos queda más remedio que aceptarlas, algunas muy a nuestro pesar.
    Gracias amiga por esta entrada.
    Abrazos en el corazón.
    kasioles

    ResponderEliminar
  15. Tesoro y esas tardes de domingo viendo pelis antiguas, abrazadita a tu chico y tomando una copita, jolín, que ganas tengo que llueva!

    Un besote.

    ResponderEliminar
  16. Por fin regresan las noches sin insomnio. El calor se ha ido para dejar una época más reflexiva y más cómoda para mí. Bueno, la lluvia es incómoda pero la acepto. Porque la necesitamos y es limpia.

    ResponderEliminar
  17. Adoro el aroma de la lluvia. Tras esos cristales , como propones, las musas se suelen refugiar a nuestro lado...

    Un abrazo, Pilar.

    ResponderEliminar
  18. Ojosnegros; bienvenida el agua.

    Gala; cambio de armario ;)

    Tita; el otoño viste de melancolía las letras ¿no te parece?

    MEME; en dos días, con frío, de verdad.

    Valdomicer; bien por las lechugas y la seguridad vial ;)

    David; todo no se puede tener, o eso dicen.

    ♥ Ana ♥; cuesta hacerse al cambio, pero ya está aquí.

    Marta ("Como en un cuento"/"La cocina de las pinuinas"); siempre nos pilla con el pie cambiado y la chanclas puestas.

    MJ; por fin.

    andré de ártabro; gracias por el piropo.

    Sergio; esperemos que se modere.

    Emilio Manuel; es que ando poeta.

    Insurgente ~ Gatiota; castaña, libro, manta, chocolate, ¿te parece poco?

    Kasioles; un abrazo cálido.

    ODRY; si es que es una delicia.

    Houellebecq; el otoño dura un ratillo, disfrutemos de él.

    Marisa; si tienes un par, mandame una que ando escasa. Besos

    ResponderEliminar
  19. Llegó otoño y nos dejó lluvia, Ojalá y lo haga más amenudo, así disfrutaríamos de éste bien escaso que tanto nos falta en otros meses del año!!

    La lluvia tras el cristal, envueltas en unos fuertes y sensibles brazos que nos acercan aromas de madera y pachulí con una pizca de canela y sal...Uhmm, ésas tardes de otoño!!

    Besos, guapa!

    ResponderEliminar
  20. No existe cosa mas hermosa que la lluvia...

    Besos

    ResponderEliminar
  21. Por aqui comienza el calor,y ya vamos olvidando botas y medias al fin!!!
    Detesto el invierno,ni siquiera lo veo poetico...se que a muchos les gusta pero a mi denme calor y verano,que me aguanto los mosquitos!!!!
    besos amiga!!!!

    ResponderEliminar
  22. Para los que disfrutamos del otoño, la lluvia empezaba a hacerse de rogar...

    ResponderEliminar
  23. Mascab; que calor!!!

    chalyvera@gmail.com; en franca competencia con el mar y el fuego.

    sildelsur; pues felicidades entonces.

    Canoso; todo llega, al fin.

    ResponderEliminar