, ,

ZORRAS Vs HÉROES

Con la tranquilidad de ánimo que da saber que llamar zorra a una mujer (menos si es la tuya y ya te han condenado por malos tratos) no es delito, ni proyecta desprecio o menosprecio a la dignidad de la mujer, ya que puede utilizarse para destacar la astucia; me permito un ligero desahogo, creo que las personas que se esconden tras siglas, entidades u organizaciones y las saquean impunemente son unas zorras, sean varones como los listos de Novacaixagalicia, o mujeres como la de la CAM.

Cada cual decida en que la acepción uso el término.

Para compensar tanta miseria, y que salgáis de mi casa con buen sabor de boca, algo que podría ser una película, pero es mucho más.

En Algunos hombres buenos, Demi Moore replica a un descreído Tom Cruise el porqué de su admiración por quienes se visten un uniforme, " Porque vigilan el muro y dicen nadie os va a hacer daño esta noche. Durante mi guardia, no.

Podemos llenar páginas y minutos de televisión alabando una jugada, un pase, una carrera o extasiarnos con una canción, y dejamos pasar como descontándolas verdaderas muestras de valor y compromiso.

Miguel y sus compañeros merecen más, al menos, que leas su historia. (AQUÍ

19 comentarios :

  1. Me siento mas tranquila de poder llamar a la Espe zorra sin que te denuncien ¡ahora ya se comprendera su significado!

    y bravo por los que nos cuidan cada dia, sin aspavientos...

    ResponderEliminar
  2. He oído hoy lo de zorra, y me he quedado un poco alucinada...

    Besos amiga.

    ResponderEliminar
  3. Pues a mí, me gusta la palabra zorra. Siempre que se emplee en alusión a la astucia y el sigilo con que el mencionado animal se mueve. Lo que no entiendo es que ésta palabra se encuentre tan distorsionada o que lleve a interpretar otras alusiones que estan en la mente de todos. Pero para mí Zorra, siempre significará Astuta. Y me gusta. Aunque sé que ésto, me traerá más de una lluvia de meteoritos.
    Ya le he contado a Cruela cual es mi parecer en cuanto a nosotras, las mujeres y ésta frase tan menospreciada.

    Besos, guapa!

    ResponderEliminar
  4. Yo lo que no entiendo es que después de llevarselo muerto por arruinar un banco, no tengan ninguna responsabilidad, serán zorros y muchas cosas más.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  5. Dado que a un hombre llamarle zorro es un halago, ahora ya sabemos que decir zorra a una mujer es igual aunque siempre he pensado, desde pequeño, que era el equivalente a tildarla de "puta" y/o calificativos similares, pero si todo un sr. juez con letra pequeña ha dicho que todo los ciudadanos nos equivocamos, pues nada, para el la perra gorda, hay quien no vive en el mundo real.

    ResponderEliminar
  6. Yo pienso hacerme unas camisetas que ponen CUIDADO SOY MUY ZORRA
    y a ver quién es el listo que me intente acosar
    En fin como dices... ha puesto a una tío violento en libertad
    ver para creer, desde luego
    Besos

    ResponderEliminar
  7. El lenguaje es sexista. Un hombre "zorro" es un tío astuto, mientras una mujer "zorra" es puta.

    Un hombre "perro" es vago, y una mujer "perra" es puta.

    El hombre dispuesto con las mujeres y promiscúo se le exalza diciendo es un "gallo de corral". Si la mujer se comporta igual es "mas puta que una gallina".
    Que una cosa salga "de cojones" es buena, peo si es mala es un "coñazo".


    Y así...hasta el infinito y más allá.

    Besos, Pilar.

    Marpin y La RAna

    ResponderEliminar
  8. A menudo, más de lo que quisiera, leo artículos o atiendo noticias que todavía me sorprenden y que por supuesto no me arrancan ni la sonrisa malévola. Supongo que llamar HIJO DE PUTA a alguien tendrá ahora una acepción de colega y confraternización. Así pues, valientes HPs (y no impresoras) mucho directivo de banco y no de banco, jueces y abogados participantes en el circo. Si lo leyera de una "República Bananera" ni así sería justificable.

    ResponderEliminar
  9. Con el tiempo se puede liberar la palabra se sus connotaciones negativas. Siempre he estado en contra de los eufemismos. O de hacer que ciertas palabras se "prohiban" porque suenan mal. Habría que estudiar en las sentencias lo del tono de voz en que se dijo o la cara de idiota que puso el que lo dijo. "Eres una maldita zorra" a gritos no suena a piropo.
    P.D. Bueno, pues ya he leído la historia de estos hombres y desde luego tiene mérito eso de enfrentar tiros a bocajarro por salvar a alguien.

    ResponderEliminar
  10. Y en cambio, si me llaman "zorro" es un elogio. Habria que "reciclar" a algunos jueces.

    Siempre tiene que haber quien vigile los muros, los fisicos y los otros, aunque no nos guste.

    Solo asi podremos vivir y soñar en páz.

    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Cuando leí la acepción otorgada por el señor juez a la palabra zorra en boca de ese "señor".

    No pude evitar imaginar si la señora en cuestión hubiese sido la madre de un magistrado.

    Parece que las ciudadanas de a pie somos unas zorras astutas y habilidosas.

    Aunque sospecho que sus madres, hijas y esposas quedarán fuera de ese contexto tan benevolo.

    Tanto como aquel otro caso en el que un juez expreso su convencimiento de que aquel individuo que asesino a su esposa con 63 puñaladas lo había hecho "sin ensañamiento" quedando reducida su condena.

    Al fin y al cabo 63 puñaladas hasta producir la muerte no le parecieron suficientes a ninguno de ellos si no mas bien necesarias para asesinar sin ensañarse.

    Sobre la otra historia, ha sido conmovedora. Esas en las que la realidad supera la ficción.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. la verdad es que es una bonita historia gracias a ese final feliz!!
    Tú además de zorra eres emotiva ;D
    besos

    ResponderEliminar
  13. Se entiende que es broma verdad Pilar? que luego leo a Tita diciendo lo mismo de Espe y me lio...lo digo en la acepcion juez...jejejeje

    ResponderEliminar
  14. Tita; dale las gracias a este Juez taaaaan comprensivo.

    Tamara, es para que nos entretengamos un poco mujer ;)

    Mascab, discrepo, pero entiendo tu postura sería ideal que las palabras no se desplagaran en tantas direcciones, pero siempre en el mismo sentido.

    ODRY, pero zorrísimos guapa.

    Emilio Manuel, si lo ha dicho el juez, será ¿no?

    Cruela, me apunto a esa moda.

    EL BLOG DE MARPIN Y LA RANA, que no, que eso del lenguaje sexista es un invento, no existe. :(

    Sergio, creo que nos acaban de embargar los plátanos.

    Houellebecq; gracias por dedicarles un momento.

    Rodericus, no parece justo olvidar para qué están ahí. Un saludo

    Neuriwoman; mejor nos quedamos con la historia de Miguel. De jueces más allá del mundo, ando pelín harta. un beso

    Uma; se entiende, guapa. Un beso

    ResponderEliminar
  15. Qué atinada estás siempre!

    He visto la chilena de ´mi´ Baptista 500 veces en dos días en tv...pero he tenido que acudir a un blog abalórico amigo (de los centenares que puedo leer al mes), y no digamos nada de ´los medios oficiales´ que me empapucio, para ver reflejada la historia de Rafael.

    Al igual que a ´MI´ Rafael (mi jefe provisional de Estadística en estas fechas) sólo pude leerlo en su día aquí.

    http://www.perezreverte.com/articulo/patentes-corso/556/una-historia-de-guerra/

    En fin...de lo de zorra ya te han dicho mucho. Creo que mi opinión está clara de todas formas.

    ResponderEliminar
  16. Fiebre, ¿tú no eras rubia? Será que tengo el espíritu castrense subido, o que aún me emociona que quede gente de bien en el mundo, que valoren y respeten, que entiendan. Qué fácil es mirar para otro lado.

    ResponderEliminar
  17. Por cierto, y sólo como anécdota:
    Al comandante Rafael desde que llegó de Afganistan le llamamos cariñosamente ´El príncipe Carlos´. Un metro ochentaymucho y se ha quedado sin carne ninguna el angelico. Sólo le quedan huesos...¡y orejas!

    Y una humanidad al tratar con los curritos que antes no tenía, todo hay que decirlo.
    ..Y ahora que se lo casquen al juez.

    ResponderEliminar
  18. Lo primero para quitar el título a más de un juez, lo segundopara hacer una buena película...

    ResponderEliminar
  19. Canoso, en cine nos lo creeríamos más, lástima.

    ResponderEliminar