, , , ,

MUCHO MÁS QUE UN TANGO (Malena y la Princesa)

Antes de empezar a leer, dale al play:

Once Upon a Time & Storybook Love by Mark Knopfler on Grooveshark


Malena es un nombre de tango de Almudena Grandes, es una de mis novelas preferidas y sin duda la causa de mi devoción por la literatura de esta autora, la historia de una mujer, de sus amores y desamores en los años ochenta madrileños. 

No parecen unos mimbres demasiado especiales, pero en sus manos se convierten en una historia imprescindible, no quiero desentrañar nada de su argumento por si alguien no la ha leído y se decide (que envidia, cogerla por vez primera), pero no me resisto a dejaros algún fragmento:


Uno, si quieres dinero, no hay dinero, no sé en qué coño os lo gastáis. Dos, si te quieres ir en julio a Inglaterra a mejorar tu inglés, me parece muy bien, y a ver si convences a tu hermana para que se vaya contigo, estoy deseando que me dejéis en paz de una vez. Tres, si vas a suspender más de dos asignaturas, este verano te quedas estudiando en Madrid, lo siento. Cuatro, si te quieres sacar el carnet de conducir, te compro un coche en cuanto que cumplas dieciocho, con la condición de que, a partir de ahora, seas tú la que pasee a tu madre. Cinco, si te has hecho del Partido Comunista, estás automáticamente desheredada desde este mismo momento. Seis, si lo que quieres es casarte, te lo prohíbo porque eres muy joven y harías una tontería. Siete, si insistes en casarte a pesar de todo, porque estás segura de haber encontrado el amor de tu vida y si no te dejo casarte te suicidarás, primero me negaré aunque posiblemente, dentro de un año, o a lo mejor hasta dos, termine apoyándote sólo para perderte de vista, pero siempre con dos condiciones: primera, régimen de separación de bienes, y segunda, que el novio no sea Fernando —se concedió un respiro, la única pausa que abriría en su descabellado discurso, y excepcionalmente, se comportó como un padre—. Lo siento mucho, Malena, y te juro que me la suda de quién sea hijo, pero aunque me puse como una fiera cuando me enteré de que mamá te abría sus cartas, ese tío no me gusta porque es un chulo, y ya lo sabes... Ocho, si has tenido la sensatez, que lo dudo, de buscarte un novio que te convenga aquí en Madrid, puede subir a casa cuando quiera, preferiblemente en mis ausencias. Nueve, si lo que pretendes es llegar más tarde por las noches, no te dejo, las once y media ya están bien para dos micos como vosotras. y diez, si quieres tomar la píldora, me parece cojonudo, pero que no se entere tu madre. Ya está —miró de nuevo el reloj—. Tres minutos... ¿Que tal? 

 +++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Aquella mañana helada, mientras me enseñaba en qué bando debía estar, mi abuelo me había sugerido lo complicado que me resultaría aprender a comportarme como una persona, pero yo no le entendí. Por eso busqué a Reina con la mirada, y me asusté al no encontrarla cerca. Él me contó que había salido corriendo, los ojos bañados en lágrimas, apenas se enfrentó al primer acto de la masacre. Cuando volvimos a casa todavía tenía la angustia pintada en la cara, mamá la consolaba porque acababa de vomitar, y yo me avergoncé tanto de mi crueldad, del salvaje instinto que había sostenido mi ánimo ante aquella bárbara representación, que subí las escaleras a toda prisa para encerrarme en mi cuarto, a solas con mi arrepentimiento. El abuelo sólo intentaba darme pistas que me colocaran en el camino de la verdad, pero entonces no le entendí, y sin embargo, cuando Teófila se me acercó para ofrecerme un vaso de vino, al final de otra mañana de nieve y sacrificio, ya había descubierto por mi cuenta hasta qué punto es duro el destino del animal humano. 

 ++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

—¿Sabes cuál es la única diferencia entre una mujer débil y una mujer fuerte, Malena? –me preguntó Magda, y yo negué con la cabeza–. Que las débiles siempre se pueden montar en la chepa de la fuerte que tengan más a mano para chuparle la sangre, pero las fuertes no tenemos ninguna chepa en la que montarnos, porque los hombres no valen para eso, y cuando no queda más remedio, tenemos que bebernos la nuestra, nuestra propia sangre, y así nos va.

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Después cerré la puerta, llevé a Jaime al salón, me senté con él en el sofá, y le dejé llorar mientras quiso hacerlo. 
—¿Estás cansado? –me dijo que no con la cabeza, pero yo insistí, tenía la impresión de que estaba agotado–. ¿Quieres irte a la cama? Puedo llevarte una taza de leche, y hablamos allí.
—Mamá, dime una cosa –me contestó él, en cambio–. ¿A que Iñigo Montoya es un héroe?
—¿Íñigo Montoya...? –repetí en voz alta, desconcertada.
Él advirtió mi ignorancia, y esbozando un gesto de impaciencia, se puso de pie, fue andando hasta la otra punta del salón, adelantó la mano derecha con el puño cerrado, como si blandiera una espada, y vino hacia mí, repitiendo aquel extraño sortilegio con la voz más profunda que pudo arrancar de su garganta.
—¡Hola! Me llamo Íñigo Montoya. Tú mataste a mi padre. Prepárate a morir.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++


Y de la novela a la película, y en este caso no a la que se hizo sobre la novela, que no está mal, sobre todo Adriadna Gil que resulta muy creíble y de la que puedes ver un trailer aquí, sino a La princesa prometida, de la que estás (espero que seas obediente) disfrutando la banda sonora, y que es una de mis películas favoritas, de esas que pones de vez en cuando, sin necesidad de público infantil que la justifique, un cuento romántico, una historia de amor, un cuento de hadas con todos los ingredientes, aquí os dejo su ficha, y un aperitivo.

18 comentarios :

  1. De Almudena..Todo!! esta Primavera pasada, en la Feria del Libro de Madrid, me firmó su "Inés de la alegría" y me ha prometido firmarme toda la colección que tengo si el año que viene se la llevo en un carro!!

    Así que ya le he dicho a mi chico que vaya comprando un sidecar, porque en las maletas de la moto no me caben!!

    Feliz domingo!!

    ResponderEliminar
  2. Pues no lo he leído pero lo haré.
    Y la peli tampoco la he visto :-(
    Gracias por tus recomendaciones, Pilar.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Que interesante, lo veré todo, me ha provocado verlo. Un abrazo grande y gracias por la recomendación!

    ResponderEliminar
  4. Nena hoy estas sembrá, no he leído el libro, pero ya tengo la excusa y la peli la tenía olvidada, pero hoy mismo me la pongo y a soñar, hay algo más hermoso que soñar, vale, sí, poder vivirlo, pero no estamos en la edad media y yo no soy una princesa.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  5. Que no lo he leído no hace falta que te lo diga, eso cae sobre su propio peso en mi caso, jejejeje
    Pero la peli tampoco la he visto y estoy especialmente sensible y especialmente me apetecen este tipo de pelis los domingos de sofá por que no es un día que me guste especialmente y tengo que adornarlo como pueda, así que luego me la alquilo, no creo en cuentos de hadas pero si creo en el amor y en que existe si no la vida seria muy muy triste,
    BESOS DE DOMINGO EN PIJAMA....AÚN

    ResponderEliminar
  6. ¿Suerte leerlo por primera vez? Yo lo sigo releyendo, y me sigue sorprendiendo, Pilar, como puedo olvidar tantas cosas bien dichas en ese libro. Mira que me apunto las mejores partes de los libros al principio: con Malena, y con Almudena Grandes en general, me resulta imposible ¡tendria que copiarlo entero!

    Que preciosa princesa es Malena, y cuantas ganas de llorar y de protegerla me dan!

    La princesa prometida es uno de esos regalos de mi santo, ya que yo no la conocia. Me la regalo cuando yo no entendia cuando el me decia ¡Como desees!

    Abrazos apretaos y domingueros

    ResponderEliminar
  7. De Almudena he leído "El Corazón Helado" (una de mis novelas preferidas) y "Atlas de Geografía humana". Y a esta, le tengo muchas ganas, aunque sin duda, leeré todo lo de la autora :-) Me encanta como escribe! Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Hace muchos años que leí esta maravillosa novela de Almudena Grandes, y jamás se me ha borrado ese delicioso placer que me acompañó durante su lectura.
    Buena elección, Pilar.

    Buen domingo.

    ResponderEliminar
  9. Adoro que me recomienden un libro!
    La verdad no la conocia,y estoy necesitando un lindo libro,ya que el que acabo de terminar y recomiendo en mi blog sildelsur,me dejo un poco el vacio del "fin de libro"...jajaja!
    Gracias amiga,lo buscare pronto.

    besosss!

    ResponderEliminar
  10. Perdon,a veces veo los comentarios desde mi correo almazulada y comento desde alli...soy Silvina,de Sildelsur y muchacha ojos de papel!
    Que lio,no???

    ResponderEliminar
  11. Pues mira, a mí Almudena Grandes me parece entretenida pero sin más, no me llega a gustar del todo...
    En cambio adoro "La princesa prometida" es una película y una historia absolutamente genial. Para recordar que los adultos fuimos también niños y no olvidar la magia de los cuentos de hadas. Una película absolutamente imprescindible.

    ResponderEliminar
  12. no lo conocia, pero me lo apunto, tarea pendiente.
    un besazo.
    marian

    ResponderEliminar
  13. Anótate "Inés y la alegría". Mi generación podría poner nombre y apellidos a casi todos sus personajes.

    ResponderEliminar
  14. Mascab; me parece que he dado con una devota ¿eh?

    MJ; que suerte, dos de dos que no conocías.

    Papámba; si acerté, cuenta ¿vale?

    ODRY; como desees....

    MEME; creo que el libro te encantaría, de verdad.

    Tita; terminé de escribir aquí y ...la tengo en las manos de nuevo, ¿que le vamos a hacer?

    Saramaga; te gustará mucho, seguro.

    Marisa; me alegro que coincidamos.

    almazulada; mientras tú no te lies, va todo bien. Empieza este libro y me cuentas ¿vale?

    superamatxu; creo que esta es la novela que gusta a quien no está loco con Almudena Grandes. Me daba cierto reparo recomendar esta película, pero ya veo que no soy "tan rara"

    MARIAN; creo que la disfrutarás.

    Contando los sesenta; me gustó hasta el libro de recetas ;)

    ResponderEliminar
  15. Querida Pilar: Me encanta como escribe Almudena Grandes, pero esta novela que mencionas, no la he leído. Por los trozos que nos anticipas, no dudo de que pasaré unos buenos ratos leyéndola. Trataré de encontrarla.
    Ahora estoy acabando de leer La caída de los gigantes, de Ken Follett.
    Abrazos en el corazón.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  16. Kasioles; veo que tenemos gustos parejos ;)

    ResponderEliminar
  17. De Almudena Grande todo lo que he leido de ella me parece de una genialidad y de unos textos maravillosos.

    Muchas gracias por tu visita.

    un fuerte saludo

    fus

    ResponderEliminar
  18. escelente post pilar pero me hizo reir mucho la primera parte de los consejos de la madre a la hija, sobre todo lo de te prohibo casarte pero en un par de años te apoyo para perderte de vista...o lo de te desheredo si te afilias al partido comunista.
    si, vigo me quiere...tiene su caracter pero tambien lo amo
    besos

    ResponderEliminar