, , ,

EN SEPIA

Entre las muchas cajas que abarrotan el despacho, esperando el reparto, hay una muy especial. Encierra cientos de fotografías, (inevitable pensar en la quiebra de Kodack), muchísimas a todo color, en las que resulta muy fácil reconocer a los protagonistas, disfrutando de cenas y comidas familiares, en preciosos lugares, cada vez más lejanos, o mostrando orgullosos las nuevas incorporaciones en forma de sonrosados bebés que van dando sus primeros pasos, conociendo el sabor del agua del mar, abriendo regalos bajo el árbol, entre sonrientes y asustados ante la foto escolar, que se convierte en orla, enamorados..., creciendo ante los ojos divertidos de quien las reparte en montoncitos según el protagonista principal.


Pero también hay otras, en blanco y negro, e incluso en sepia, dónde poner nombre y parentesco es mucho más complicado; sorprenden las fotografías de los abuelos, tan serios, tan mayores con apenas treinta años, tan antiguos, tan lejanos. Y conquistan las de ellas, mujeres a las que la guerra pilló en la primera juventud y sobrevivieron incluso a la gris postguerra. 

El maquillaje y los peinados eran muy favorecedores, pero creo que lo que las hace tan especiales es su determinación de seguir adelante, de vivir y ser felices, por ellas, por su sueños y por todos aquellos que se perdieron. 


(que afortunados somos al contemplar como los rostros adquieren color y arrugas, 
otr@s no pueden ni poner flores sobre una tumba)

23 comentarios :

  1. Es curioso, cuando leí la noticia de la quiebra de Kodak, sentí una pena tremenda era como perder algo propio y ha debido ser por las muchas, muchísimas imágenes que hay por mi casa en la que como bien describes estan esas mujeres, esos niños, esos momentos de vidas congelados

    Un besote

    ResponderEliminar
  2. Qué bonito Pilar...Cuando nos casamos mi marido y yo, formamos nuestro primer álbum familiar con fotos de ambas familias, como dices, en blanco y negro y colores desvaídos por el tiempo, en las que aparecen nuestros abuelos, padres , tíos y nosotros de niños. A mis hijos siempre les ha encantado verlas.
    Desde la invasión de las cámaras digitales (mayor nitidez y comodidad) ya no hemos vuelto a poner ninguna foto más en los álbumes , qué pena....

    ResponderEliminar
  3. Gracias, Pilar. Los sentimientos son contradictorios cuando, en unos minutos, pasan por tus manos la vida de cuatro generaciones. Me duele ahora no haber prestado más atención cuando, sobre todo mi madre y mis tías, me señalaban los nombres y apellidos de todos y cada uno de los protagonistas de esos pequeños cartoncillos de apenas 5 ó 6 cm. Sus historias, el entorno, qué fue de ellos.

    Razón tiene M. Luz cuando dice que el mundo digital nos ha llevado a dejar de "tocar" nuestra vida en papel Kodak.

    Habrá que reivindicar unas cámaras digitales con "campo memo" para poder guardar el relato de nuestra vida y la de los nuestros.

    Mientras tanto,... ¿les damos otra vuelta?

    Te quiero.

    ResponderEliminar
  4. Con la facilidad que tienen hoy las máquinas digitales en hacer fotos en todos los formatos y tonalidades (color, blanco y negro, o sepia), dentro de unos años no sabremos la antigüedad de la foto salvo fijándonos en la estética.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Hace poco tambien puse orden en mi archivo fotografico. Sentí sensaciones parecidas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Ya voy olvidando lo que era tener la fotografía física en la mano y no la instantánea en el ordenador. De hecho, en la era del ordenador ya casi ni me molesto en mirar las fotografías una o dos veces. Le pierdo el gusto a mirar fotos cuando estáne en la pantalla.Ayyy

    ResponderEliminar
  7. La verdad es que esas imágenes tienen algo especial.
    A mi me parece que reflejan el sentir de la época. Esa fuerza de la que hablas en los rostros hermosos y fuertes.
    Ciertamente imágenes de una época, triste, dura, tan nuestra...

    Por qué será que siempre que veo una fotografia como estas me da por pensar que imaginarán nuestros nietos cuando nos vean a nosotros?

    Que hipotéticamente lo hemos tenido todo hecho, fácil, tecnológico,y tan moderno...

    Besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  8. Quién hubiera podido describir el "sepia" mejor que vos, Pilar! Volví a los recuerdos mientras tomaba mi desayuno! A los que cruzaron el océano escapando de esa misma guerra y pudieron empezar otra vida en este mi pequeño mundo! A los que hicieron que hoy vos estés allá y yo acá tratando de capturarnos con estas letras. Besos

    ResponderEliminar
  9. Tengo dos cámaras Canon reflex analógicas y cuando tenía tiempo revelaba mis propias fotos en B&N. Reconozco el adelanto de la era digital, pero un buen procesado y la calidez que da la emulsión no lo consigue aún el pixel... ¿o es que soy un romántico incorregible?

    ResponderEliminar
  10. Mucha nostalgia en esas fotos.

    Quería decirte que el comentario de ayer, en la anterior entrada, me equivoque y te deje el "gracias por el voto" pensando que eras tu la Pilar que le había dejado un voto y comentario a mi hijo.

    Despues me di cuenta que era de Peluson, nuestra otra Pilar.

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Creo que de los pocos vicios que tengo, (al menos confesables), está la FOTOGRAFÍA.
    Me encanta abrir alguno de los álbunes antiguos (que son muchos) y ver tanto cariño, alegría, rostros queridísimos, momentos entrañables, esperanzas..., vamos "tanta vida" en tan poco espacio. Tantos a los que quiero y ya no veo. Ahora con las camaras digitales, les dedico un tiempo, me encanta verlas de vez en cuando en el ordenador, y al menos un par de veces al año caigo en la tentación y..."al pincho" y a revelar y lo mejor... "a tocar". ¡Que gusto! Espero que alguien recoja la colección de álbunes y fotos.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  12. Precioso y evocador texto.
    Y como quien debía, ya te ha dado las gracias también como es debido y con mayor intensidad y sentimiento que cualquiera de nosotros, sólo lanzo una pregunta al viento, esperando que la brisa la deposite a tus pies sin hacer ruído.

    ¿Y no es mejor que la siguiente generación sólo vea arrojo y belleza y no piense en las flores?

    Te lo dice una que tiene fotos en sepia de las que se localizan y de las que no...

    ResponderEliminar
  13. Que razón tienes, ahora ni siquiera valoramos esos recuerdos que se quedan grabados en fotografías.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Uff, cuántos cosas en tan poco espacio, Pilar. Casi como en una de estas fotografías antiguas: toda una vida condensada en unos centímetros de papel, ¡y qué vidas!

    Besos.

    ResponderEliminar
  15. esta navidad mi hijo descubrió los clichés de la juventud de su abuela... quería llevárselas todas y es cierto son tan bonitas...
    besos

    ResponderEliminar
  16. Me encanta, aunque no siempre es alegre, ver esas viejas fotos que todos tenemos, que nos hacen revivir a aquellos que se fueron, pero dejaron su espiritu en la cartulina y poder volver a esos sitios, que ya nunca volverán a ser los mismos, porque nosotros tampoco los somos.
    Besos
    Nela

    ResponderEliminar
  17. Todos sentimos nostalgia de la clásica foto impresa, un bonito recuerdo palpable de una época que parece lejana pero que no lo es.
    Curioso que nadie haya reparado en sus comentarios en tu última frase. Una muestra más de lo controvertido que resulta nuestro pasado reciente.

    ResponderEliminar
  18. pasar las tardes viendo las fotos antiguas y escuchando las historias de mis abuelos es único!

    p.d.: con mis padres, en cambio, es bastante gracioso ;)

    ResponderEliminar
  19. Yo tengo muchas fotografías en blanco y negro, pues tuve la santa paciencia de pasarme un año organizandolas, empezando precisamente por las sepia.
    Me gusta tanto la fotografía, que a veces coloco la máquina en estos colores porque me encantan ese tipo de fotos.

    Un abrazo

    Pilar

    ResponderEliminar
  20. 40añera; bienvenida a mi casa, ponte cómoda.

    M Luz; cambia el formato y de algún modo se pierde la magia.

    FernandoR; les damos todas las vueltas que quieras, y sobre todo hacemos muchas más, juntos.

    Emilio Manuel; tienes razón, antes no cabía la trampa.

    Rodericus; es una sensación agridulce.

    Houellebecq; las damos por hechas y como nada cuestan, de algún modo, nada vale ¿verdad?

    Gala; pues nos valorarán según les hayamos dejado "el campo", me temo.

    Nueva Luna; mil gracias por tus bellas palabras.

    Sergio; me temo que no estás solo ;)

    Neuriwoman; se me escapó en su momento ¿podría hacerlo ahora? Me paso y lo miro.

    Natibel; no tengas duda ;)

    Fiebre; sería maravilloso que no hubiera diferencias en algo tan simple. Todos tenemos fotos de los dos tipos, por eso comprendo tan poco, tantas cosas. Besos

    Tamara; será que no tenemos tiempo para lo importante.

    Olvido; vidas que hay que recordar para que lo sigan siendo.

    Cruela; son como magia ¿verdad?

    Nela; tiene sin duda una gran parte de nostalgia.

    LaLolaSh; creo que seguimos sin querer abordar la realidad, tal cual fué y es triste, o a mí me lo parece, claro.

    I.;unas son historia y las otras partes vergonzantes de tu propia vida ¿no?

    Mª Pilar; quizás tras la primera criba, avancemos más, suena bien.

    ResponderEliminar
  21. Jamas perderán el encanto esas fotos .....
    Precioso

    ResponderEliminar
  22. Cristina; tienes razón, han quedado en el tiempo congeladas.

    ResponderEliminar
  23. La quiebra de Kodak ?? pero que mal estoy no estaba enterada...
    Pili cuantos recuerdso verdad , tengo miles y son de Kodak

    Es una lastima ...

    Paso a dejarte un abrazo , me estoy conectando muy poco , me encanto tu foto aun conlos lentes te vez muy bien Pili :)

    Besoss

    ResponderEliminar