,

ENCAJADA LA ESCAFANDRA

A propósito de algunos de los comentarios de la entrada de ayer como los de Sergio o Superamatxu, me calo la escafandra y me dispongo a profundizar en los procelosos lodos de la corrupción. (si prefieres el glamour de la red carpet, AQUÍ la de los Globos)

No es lo mismo Dolores de piernas, que piernas de Dolores.


Así, tampoco cabe la misma exigencia a unos y otros, a los empresarios les mueve el ánimo de lucro, que en sí mismo nada tiene de malo, y a los responsables políticos, la búsqueda del bien común, así que en los casos de corrupción, malversación de fondos públicos, contratos vergonzosos, subvenciones chanchulleras a ritmo de gintónic, obras inútiles para recalificar terrenos..., siendo ambas partes culpables, no es lo mismo.

No exculpo a los empresarios marrulleros, tramposos y sucios que abonando el terreno (trajes, coches, vacaciones, viajes, juergas o simple y puro dinero) obtienen encargos públicos a un precio infinitamente superior al justo, eliminando a la competencia al saltarse cualquier norma, pero, sin duda, son peores los responsables políticos que se prestan a regalar a manos llenas lo que es nuestro.

Y con respecto al príncipe duque azul de Palma, aún hay que hundirse más en la m..., porque la mujer del César no solo ha de serlo, sino parecerlo, y en el caso de la monarquía, más. 

Una institución que precisa para su permanencia, de la magia, el cuento de hadas, la imagen perfecta, puede quedar más que tocada por las actividades de este chico vasco, tan guapo, tan alto, tan jugador de balonmano, tan del Barça, que parece haberse dedicado a negociar prebendas. 

Su caso es peor que el de los Bigotes and Co. porque se le supone más allá del bien y del mal, cubierto económicamente de forma holgada, respetado, incluso querido y ha usado todo ello para llevárselo calentito, y no de una corte con posibles, sino de las mismas arcas que tras el saqueo no dan para pagar los servicios públicos. Y ¿ella?, una más de la creciente lista de mujeres de que no se enteran de nada, no cuela.

(presunción de inocencia, mediante para tod@s y cada un@)

24 comentarios :

  1. Mientras que tengamos empresarios como el bigotes, por solo poner uno que ha salido por aquí; ciudadanos de andar por casa que no quieren IVA y si pueden engañar al fisco mejor que mejor; si nuestra clase política y la realeza son corruptos, ¿que podemos esperar de este país?, lo que es raro es que no hayamos robado hasta los colores de la bandera.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo contigo. Idéntico tratamiento penal deberian tener quienes "pagan por pecar", y los que "pecan por la paga". Corruptos y corruptores están en el mismo estrato de desvergüenza. Habría que promover una ley que obligue a renunciar a su escaño al político implicado en un caso de corrupción al cierre de la instrucción, y que sean los tribunales ordinarios los que juzguen al "angelito", nada de Tribunal Supremo.

    Respecto al caso Urdangarín, para mi es un misterio que alguien emparentado directamente con la dinastía reinante se meta en semejantes "berenjenales", teniéndolo todo pagado de por vida por el mero hecho de haber matrimoniado con su señora. Con lo fácil que hubiera sido mantenerse en dos o tres consejos de administración, dedicarse al "dolce far niente", y aparecer sonriente en las fotos. ¡¡ Que forma de complicarse la vida !!.

    La avaricia humana, no tiene remedio.

    ResponderEliminar
  3. Resulta vergonzoso.
    Y tienes razón,no cuela.
    Besos guapa

    ResponderEliminar
  4. El problema es que la imagen de la Monarquía se tergiversa al son de la prensa y del fácil lavado de cara. El Rey dice en televisióncuatro palabras contra los corruptos y aparta al apestado y ya nadie recuerda que él también sabía y su imagen pública no decae. A este caso todavía le queda mucho por delante pero me temo que a estos ladrones se les acaba olvidando. Los nuevos casos entierran a los viejos.
    Me gustaría que se hablase un poco más de Millet y de lo que está pasando con su caso y si realmente va a pagar algo, por ejemplo, pero de momento no sé nada de él.

    ResponderEliminar
  5. Jooo, es que uno ya no puede creer ni en princesas ni en principes azules, nos estan quitando la ilusión.
    Creo que me voy a pasar a Ali Baba y los 40 ladrones, o resulta que es el mismo cuento??

    ResponderEliminar
  6. Yo creo que estas mujeres, si es verdad que no se enteran de nada, es porque les faltan algunas luces, porque si no...

    Lo de este hombre, ya es alucinante...

    Pero vamos, que esta demostrado, el que más tiene, más necesita, y más, y más, y más...

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  7. clac, clac, clac (aplaudo)...

    Qué buena eres diciendo lo que importa con las palabras justas. Llamando a cada cual y cada cosa por su nombre, pese a quien pese y duela a quien duela...

    Que la princesa del cuento no sabía nada? bufff! lo que está claro es que de tonda, por mucho que se lo haga: no tiene nada. Que no venga ahora con el papel de mujer anulada, ajena a los negocios de su marido, a las cuentas bancarias y al patrimonio familiar en aumento...

    Allá ella si se chupaba el dedo, pero los demás, para chupar: chupa-chups. A ser posible de vainilla, para neutralizar tanta "fresa ácida".

    Besos guapa!

    ResponderEliminar
  8. Y es que no se puede decir mejor.
    Los cuentos de hadas no son lo que eran...
    Ahora la magia la sacan de los bancos que cambian el negro por el blanco de los billetes y se sacan de la chistera acciones para los empresarios, todo ello sin ánimo de lucro, claro está.

    Y la princesa no es tan ingenua... ahora saben hacer hasta relojes de madera.

    Vergüenza que no tienen.
    Ni presunción de inocencia ni leches... un reo más y como cualquier otra persona.

    Besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  9. Los príncipes, si no lo son de cuna, acaban saliendo rana. Undargarín por desgracia no es una excepción, ya veremos que es de su inocente esposa e Infanta, tan despistada ella.
    Si yo reformo la cocina de mi casa mi mujer me pregunta sobre el presupuesto y de dónde, ¿no se lo preguntaría ella con respecto a la adquisición de ciertos palacios y sus reformas?. A los Borbones los tildaban, con cariño, de bobos ¿pero tanto?.
    En fin, presunción de inocencia, vaya por delante.

    ResponderEliminar
  10. Alguien que podría vivir mejor que cualquiera de nosotros en toda nuestra vida y se dedica a robar, me merece toda el desprecio del mundo.

    Besos

    ResponderEliminar
  11. Este sistema es corrupto "por sistema", está montado así, para exprimir a costa de lo que sea.

    Y los de arriba seguirán haciéndolo con total impunidad mientras queramos seguir tragando los cuentos de hadas que nos han inculcado desde pequeñit@s.

    Glamour, nobleza, sangre azul... una bonita fachada para esconder un vertedero monumental. Sí, podemos seguir creyendo en elegancias y brillantes relucientes y en demás pamplinas: podemos seguir siendo cómplices que prefieren seguir sin enterarse de nada.

    Un abrazo Pilar

    ResponderEliminar
  12. Fantástica entrada.
    Tal vez apostillo que no es cuestión de tener empresarios como el bigotes sino paises que se mueven como holdings que ni siquiera están coordinados.
    Una pena.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Estoy de acuerdo en todo
    Aggggg
    Que asquito hija

    ResponderEliminar
  14. Como se dice popularmente, "no es oro, todo lo que reluce", menudo prenda el Duque.
    Besos
    Nela

    ResponderEliminar
  15. La verdad es que mal favor hace el comportamiento de este "presunto", a la Corona o Monarquía de España y si ya había mucha gente que estaba en contra de ellos, ahora todo este asunto levantará los ánimos de algunos indecisos. Tratarán, y de hecho lo hacen ya, de apartarlo como apestado pero la cosa está salpicando a la Infanta y quién sabe si a más miembros. Todo se verá o se verá lo que queramos que veamos.
    Buen blog, Tamara tenía razón. Hay que visitarte.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  16. Hola, se me adelantan siempre jejejeje, ya veo que te han visitado algunos amigos, nada, que te he dejado un premio en mi blog.

    Pasa a recogerlo cuando quieras.

    http://tamaravillanueva.blogspot.com/2012/01/blog-de-interes-abalorios.html

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  17. ¡Para qué dilucidar más entre los 'no es lo mismo, tan abundantes en la órbita ésta, que envuelve como capa de pintura al temple.
    Y mira, mira, hoy mismo el banquillo de los acusados:
    'No es lo mismo estar en él (Baltasar)
    que ni por el forro pisarlo (Gürtel y Cotarro)
    ¡Anda, que me voy a la pelu, y así no rabio!
    Un abrazo, amiga

    ResponderEliminar
  18. Si esa mujer alega ignorancia, muestra su falta de respeto a la opinion publica.
    No olviden que las hadas son brujas tambien...


    Besos

    ResponderEliminar
  19. Los amantes de Teruel, tonta ella, tonto él. Los amantes de Marivent, choriza ella, chorizo él.

    Muy buen post, Pilar.

    Muxus!

    ResponderEliminar
  20. Si tuviesen que devolver lo sustraído....

    ResponderEliminar
  21. no desde luego que no cuela además siempre dijeron que la tontita es la otra infanta ¿verdad?
    desde luego que sería una verguenza que alegue que no sabía nada... entiendo que a lo mejor no quería preguntar por no saber pero saber sí que debía de cómo mínimo intuir algo y siendo infanta era su deber advertirle a su marido que de eso nada monada
    Besos

    ResponderEliminar
  22. No me gusta "enfangarme" pero el desmadre es tal que ya parece una competición, ¿habéis tratado de llevar la cuenta de cuanto se han llevado entre unos y otros?

    Y nosotr@s ajustando...

    (Bienvenida EldanY

    ResponderEliminar
  23. Ya empieza a doler lo de la presunción de inocencia... sobre todo cuando después a más poderoso menos pena...

    ResponderEliminar