, ,

ES LA ALONDRA

Romeo y Julieta de Charles Gounod. 4º Acto, Escena 1ª




JULIETA
¡Bien! Te he perdonado. ¡Tebaldo quería tu muerte!
¡Si él no hubiera muerto habrías muerto tú! ¡Aléjate de mi dolor! ¡Aléjate de mi remordimiento!
¡Él te odiaba y yo te amo!

ROMEO
¡Ah! ¡Repite, repite, esa palabra tan dulce!

JULIETA
¡Te amo, oh Romeo, te amo! ¡Oh, esposo mío!

ROMEO Y JULIETA
¡Noche de bodas!
¡Oh, dulce noche de amor!
El destino me encadena a ti sin retorno. ¡Oh, voluptuosidad de vivir! ¡Oh, encantos todopoderosos!
¡Tu dulce mirada me embriaga, tu voz arrebata mis sentidos!
¡Bajo tus besos de fuego el cielo resplandece en mí!
¡Yo te entrego mi corazón, para ti, siempre para ti!

JULIETA
¡Romeo! ¿Qué vas a hacer?

ROMEO
¡Escucha, oh Julieta!
 ¡La alondra ya nos anuncia el día!

JULIETA
¡No, no, no es el día, no es la alondra, el canto ha sorprendido tu inquieto oído,
es el dulce ruiseñor, el confidente del amor!

ROMEO
¡Es la alondra, ay de mí! ¡La mensajera del día!
¡Ves esos celosos rayos que doran el horizonte; las antorchas de la noche palidecen, y la aurora se levanta sonriendo entre las neblinas de oriente!

JULIETA
¡No, no, no es el día, esta luz funesta no es más que el dulce reflejo del bello astro nocturno!
¡Quédate! ¡Quédate!

ROMEO
¡Ah! ¡Que venga la muerte! ¡Me quedo!

JULIETA
¡Ah! ¡Estás en lo cierto, es el día!
¡Huye, es necesario que dejes a Julieta!

ROMEO
¡No! ¡No! ¡No es el día!
¡No ha sido la alondra!
¡Es el dulce ruiseñor, confidente del amor!

JULIETA
¡Es la alondra, ay de mí! ¡La mensajera del día!
¡Vete! ¡Vida mía!

ROMEO
¡Un beso, y marcharé!

JULIETA
¡Ley cruel! ¡Ley cruel!

ROMEO
¡Ah! ¡Quédate! ¡Quédate aún entre mis brazos!
¡Quédate aún! Un día nuestro fiel amor será dulzura y recordaremos estos tormentos pasados.

JULIETA
¡Es necesario partir, ay de mí!
¡Es necesario dejar estos brazos con los que te estrecho, y arrancarte de esta ardiente embriaguez!

ROMEO
¡Es necesario partir, ay de mí!
¡Es necesario dejar estos brazos con los que ella me estrecha y arrancarme de esta ardiente embriaguez!

ROMEO Y JULIETA
¡Ah, el destino que de ti me separa es más cruel y bárbaro que la muerte!
¡Es necesario partir, ay de mí!
Es necesario dejar estos brazos con los que ella me  te estrecha y así terminar esta ardiente embriaguez!

ROMEO
¡Adiós! ¡Julieta mía! ¡Adiós!...

JULIETA
¡Adiós!...

ROMEO Y JULIETA
...¡ Siempre tuyo/a!

12 comentarios :

  1. Respuestas
    1. Muy buen post, me ha gustado mucho tu blog pasaré por aquí. Un saludo

      Eliminar
  2. Inolvidable, magnífico.
    No creo que haya mejor forma de encarar un domingo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Uauuu
    Romeo y julieta
    Me fascina, que bonita y triste historia, amor incondicional hasta la muerte, el amor merece la pena.

    ResponderEliminar
  4. bello texto literario
    un placer
    Roberto

    ResponderEliminar
  5. Buen Domingo y buenas letras. Saludos que me acaba de llegar la alondra.

    ResponderEliminar
  6. El destino me encadena a ti sin retorno. ¡Oh, voluptuosidad de vivir!
    Qué hermosa sensación. Gracias, Pilar

    ResponderEliminar
  7. Veo a san Valentín revoloteando por el blog...

    ...que dure.

    ResponderEliminar
  8. Me encanta que os guste, de verdad.

    ResponderEliminar
  9. ¿Has escuchado la canción 'Romeoy y Julieta', de Santy Pérez y José Córdoba? "Eh, Romeo, ¿por qué no profanamos juntos la ley del deseo?".

    Es una maravilla.

    Besísimos con esmalte lila.

    ResponderEliminar
  10. Que triste me parece esto, decir adios a un amor...

    Un besazo.

    ResponderEliminar