, ,

VOCACIÓN O SUPERVIVENCIA

Cuando perseguir un sueño no tiene nada que ver con purpurinas, giras mundiales, ganancias astronómicas y miríadas de fans, cuando no se trata de alcanzar el estrellato sobre un escenario o el monumental cartel de una película, cuando no hablamos de que tu arte sea comprendido y muuuy rentable, sino de tener una vida digna desarrollando la profesión a la que has dedicado años de formación, sacrificio y esfuerzo (tuyo y de los tuyos), el escenario ha cambiado.


Asumimos con una sonrisa que l@s aspirantes a estrella trabajen de camarer@s al estilo de Berverly Hills, que las chicas guapas paseen palmito en bares de copas esperando subirse a la pasarela, porque de algún modo son carreras que dependen tanto del talento como de la suerte.

Pero cuando quien te sirve el café, o te cobra la compra en el supermercado, tiene a la espalda más de cinco años de carrera, un máster o dos, se explica en varios idiomas, pero ha dejado el título en casa para pagarse sus gastos y soñar con independizarse, la sonrisa se congela, sin necesidad de ola siberiana.

Les empujamos a pelear en buena lid por sus sueños, a no limitarse y nos creyeron, estudiaron horas y horas, renunciaron a atajos, asumieron una dependencia económica de años, se formaron, se midieron con otros en campus lejanos, y ahora...no hay quirófanos, mesas de dibujo, periódicos, laboratorios, oficinas, proyectos, escuelas, grandes empresas, para ellos. No hay más que, con suerte, un sueldo exiguo y un trabajo que jamás quisieron hacer, o refrescar sus idiomas y marcharse lejos.

Si al trabajo le pones pasión, ganas, esfuerzo, vocación, deja de ser una maldición bíblica para convertirse en el camino de la (en los ochenta tan de moda), realización personal y la felicidad, porque trabajar duro por un sueldo justo en lo que deseas, es para la mayoría el mayor sueño.

¿En caso contrario? Ellos son periodistas y lo explican así:




Entrada inspirada en el programa de Angels Barceló Hora 25 de la Cadena SER  de ayer.

27 comentarios :

  1. Una triste realidad de los tiempos que corren donde estamos instalando una juventud alineada e insatisfecha

    Un corto muy bueno
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El corto me pareció impresionante, sobrio y directo, sin duda un buen trabajo periodístico.

      Un saludo

      Eliminar
  2. En lo de la realización personal no estoy tan de acuerdo. Yo soy partidario de ser buenos profesionales, serios y competentes, y de hacer bien tu trabajo, con rigor, pero no porque uno se realice haciéndolo (tenía una amiga que decía que ella se realizaba en el playa, en una tumbona) sino por ese concepto fundamental de buen profesional. A mí me pone de los nervios cuando presuponen que debo tener vocación porque soy profesor. ¿Vocación? No, con la vocación no me levanto cada día y capeo bastos y espadas, no, lo hago porque soy profesional. Además mi trabajo no me realiza exactamente sino que tomándolo en serio le doy sentido.

    Por lo demás tu llamada de atención es ácida por lo real. Que mal va una sociedad que no premia a sus buenos estudiantes, a la gente que ha dejado tiempo y dinero para formarse. Y lo peor es esa sensación de muchos de, que no se queje, que tiene dinero... ¿Cómo no se va a quejar, si esa persona ha estudiado un bachillerato y una carrera? ¿Cómo se va a contentar a cobrar lo mismo que la ni-ni que en su momento no quiso ni estudiar ni trabajar mientras él/ella se quedaba los sábados en casa estudiando?

    Estoy totalmente de acuerdo contigo. Mal vamos con ese panorama.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de la "realización" nunca terminé de entenderlo, ni en el trabajo ni en la maternidad, pero no dejaba de ser un guiño a quienes como yo vivimos los 80.

      Sobre la vocación no sé si tú la llamas profesionalidad, pero creo que cuando te gusta lo que haces resulta más fácil ponerle ese plus que lo hace más fácil, sobre todo a las seis y meida de la mañana cuando suena el despertador, cuando te bajan el sueldo o te chafan los proyectos.

      Quizás es más que nada una cuestión de lenguaje.

      Me encanta que compartas aquí tu opinión.

      Eliminar
  3. ¡¡Joder!!, gran vídeo, magnífico vídeo lleno de reflexiones de un chico joven y universitario. Por desgracia, como el existen muchos, mi hija: interina en el Área de Dependencia de la Junta de Andalucía ya me avisa que le quedan dos telediarios, cuando salgan los presupuestos del PP tendrá que poner copas si es que hay oferta para tantos universitarios en paro.
    Me siento como que les hemos engañado, le decía a mis hijas, estudiad os ayudará para un futuro mejor, las engañé, están peor que yo, cuando el objetivo era al contrario, los hijos mejor que los padres, siento vergüenza y pena.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás tambien ellos deban dar un paso adelante y pelear, no sé cómo, pero algo hay que hacer y les toca a ellos.

      Un abrazo

      Eliminar
  4. El ejemplo de Nacho es sólo una muestra de una realidad que nos está tocando vivir, periodistas y médicos de camareros o nurses, arquitectos haciendo las Américas, miles de profesionales de oficios que no tienen a quien atender. Llevamos muchos años así, cada vez a más, y no estoy seguro de que se haya tocado fondo. La reforma laboral no sé si es buena o mala, tan solo espero que genere empleo y se reactive la economía, pues los despidos se han producido igual. No creo que el problema sea que sea más fácil salir del mundo laboral, sino que no sea posible entrar. El tiempo acabará dando y quitando razones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Deseo firmemente estar equivocada en mi apreciación de la reforma, de verdad.

      Eliminar
    2. También yo tengo mis serias dudas, pero alguna técnica debe aplicarse para dinamizar el empleo. Por desgracia pocos puestos de trabajo quedan por destruir.

      Eliminar
  5. muy interesante! y muy cierto! y muy triste!
    besos

    ResponderEliminar
  6. Leo y comprendo, leo y me indigno, leo: y me siento identificada.

    Tengo tres carreras a cuestas, por amor a cada una eso si, pero porque así como a muchos, me prometieron que al estudiar "seria libre", el asunto es que esa libertad dura muy poco, años y años de estudio y luego temblamos cada vez que nos cambian los presupuestos del estado, yo, tengo la gran suerte de trabajar en aquello que estudie, muchos no tienen ni eso, pero pensar en que no podemos aspirar a más (casa propia, coche, familia) al ser eventual vives en el limbo laboral, a espera de tu despido mes con mes, y claro eso los bancos no lo quieren, vives de alquiler porque es lo que queda, o compartes piso o en el peor de los casos, te encuentras con 30 años en casa de tus padres, si, me siento engañada, pero aun así volvería a pasar 15 años entre libros... ¿masoquista?, quizás, amante de mi vida, eso seguro!

    Me pasare de vez en cuando a verte.

    Feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida Angie, felicidades por ese curriculum y no te dejes vencer, todos saldremos perdiendo si vosotros bajais los brazos.

      Eliminar
  7. Yo también siento que he engañado a mi hija mayor con el que hay que estudiar una carrera universitaria para tener más puertas abiertas...ella también está terminando periodismo, una licenciatura que por causas distintas ha tenido que convertir en grado, con la que tendrá que hacer algún master que otro para pulir bien lo aprendido. Que está realizando con esfuerzo mientras trabaja para ganar un pequeño sueldo que le dé cierta dependencia para sus gastos y que al final, cuando tenga su master, sabe que difícilmente trabajará como periodista porque va conociendo cada vez más a colegas de una profesión que no saben cuándo ejercerán...y pensando está en emigrar...Australia es su fijación...y yo la había prometido un mundo ideal si se formaba en la Universidad...

    Besos guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre estarán más preparados para enfrentar el mundo, no cabe arrepentirse, y dicen que Sidney es precioso (por buscar el lado bueno)

      Eliminar
  8. Mucha gente joven me ha preguntado muchas veces que de qué servía estudiar si yo con carrera por ejemplo estaba rompiendo entradas en un cine(ahora estoy en una biblioteca, como sabes). Pero lo que no sirve de nada es pasar de los estudios. Con la carrera o los estudios dependes de una mala situación para realizarte sí, pero sin estudios no dependes de nada, siempre será malo o muy malo, independientemente de cómo vaya el mundo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy totalmente de acuerdo contigo, si con estudios la cosa está mal, sin ellos siempre peor.

      Eliminar
  9. Pues mira, estoy de acuerdo con lo apuntado por Houellebecq.

    Y te lo dice una persona que estudió biología, y ya sabes lo que significa eso en España... Pero también tengo la educación que me dieron mis padres, que nacieron en un pueblito en los años 30. Así que también sé perfectamente que si con carrera nos comemos los mocos, sin estudios la vida puede ser muy pero que muy perra. Sin embargo, solo tenemos una y hay que intentar aprovecharla, ¿no? Que, por una vez, "aprovechar la vida" no sea solo hacer lo que dicen los anuncios. :p

    También estoy de acuerdo con lo que comenta Sergio: muchos años llevamos ya así. Y añado: a esto sí que no le podemos echar la culpa a la crisis.

    Por lo menos, a los que logramos estudiar, que nos quiten lo bailao. ;)

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que el esfuerzo y la formación merecen la pena, no me cabe duda, sólo desde el conocimiento se puede avanzar.

      La crisis no es más que el nombre que le hemos puesto al penúltimo capítulo de la deriva economico/politico/social de estos últimos tiempos.

      El mundo precisa un cambio y desde la formación será más facil encontrar el camino.

      Eliminar
  10. ¡Cómo me suena! ¡Cómo me duele!

    Hay que sobrevivir en un mundo difícil y pensar en todo momento que uno no es periodista, camarero, médico, taxista, psicólogo, asistenta... sino persona.

    ¡Cómo me indigna!

    ResponderEliminar
  11. Tengo un hijo que hizo informática y está trabajando temporalmente en trabajos verticales, porque como era escalador es lo único en donde encontró trabajo, todo por 1000 € al mes, jugándose la vida despues de haber estudiado una carrera, y así y todo lo cogen y lo dejan cuando quieren, con lo cual no le sirve ni para cobrar el paro.
    Esto está de pena.

    Un abrazo

    Pilar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es terrible ver como desperdiciamos talento.

      Un abrazo bien alto.

      Eliminar
  12. Cuando hablamos de la crisis y de sus consecuencias, de los bajos salarios y de los altos privilegios, tendemos a generalizar como si todo fuera producto del azar. Pero no, unos y otros tienen causas concretas bien identificadas. Ocurre que, a veces, nos quejamos de las consecuencias y olvidamos las causas. Nuestros hijos son la primera generación que vivirá peor que nosotros y, en buena medida, nosotros somos responsables. También ellos que no son capaces de cambiar el mundo que se han encontrado.
    La cultura, la formación, el conocimiento es un bagaje necesario para ir por la vida. Un trabajo digno es uno de los derechos humanos. Es desesperante esta especie de fatalismo que nos envuelve. Incluso los dictadores pueden ser derrocados pero aqui Franco se murió de viejo. Me temo que con la crisis ocurrirá lo mismo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No debemos dejarnos llevar por el pesimismo, esta generación tan preparada debe encontrar un camino y parte de la mejor posición de partida.

      Eliminar
  13. Lamentablemente esa es la dura realidad. Mi madre siempre me decía que el saber no ocupa lugar... Y no lo ocupa, pero quita muchos años de vida, y cada día me pregunto más si merece la pena el esfuerzo...
    Yo recuerdo como muy duros los años de universidad, lejos de casa, siempre sin un duro, siempre encerrada estudiando... Viendo a mi lado a otros amigos que decidieron no estudiar y ponerse a trabajar, pudiendo salir y con dinero. Y eso que a mí me ha servido, yo no estoy en el paro y trabajo de lo que estudié, pero ¿qué se le puede decir a quien tras tantos esfuerzos no encuentra un trabajo no bueno sino digno?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si l@s preparad@s lo tienen mal, imagina los que abandonaron los estudios. Siempre merece la pena saber más.

      Un beso

      Eliminar