, ,

CANTURREANDO

Nos sobran los motivos cantaba Sabina antes de pasarse a la moda de los cruceros, en formato nostálgico, claro. Músicas a parte, nunca hemos tenido tantos y tan variados.


Una crisis huérfana de padres de la que resultamos culpables todos, la avaricia financiera pagada con recortes en sanidad, educación y servicios sociales, más madera para mantener el nivel de beneficios de los dueños de la pasta, pero sin que nadie se tome la molestia de que parezca un accidente; una sociedad asustada con las venas teñida de azul olvidando que los cuentos de hadas son eso, cuentos; unos políticos que apenas se mojan los zapatos protegidos por sus privilegios; sindicatos anclados en el pasado, gordos de pastar y lentos en reaccionar; jóvenes perdidos entre la indignación folclórica y la desidia democrática; y como guinda, una reforma laboral que culpabiliza al trabajador de todos los males y hace depender de "la buena voluntad" del empresario las condiciones de trabajo (despidos baratos, contratos de un año a prueba, recorte de medidas que favorecen la maternidad, minoración del peso de la negociación colectiva… AQUÍ más detalles)

Nos sobran los motivos, pero ¿servirá de algo? Probablemente de nada, se trata de perder un día de salario, arriesgarse al despido para decir que NO, sabiendo que al día siguiente todo seguirá igual, porque en el pecado llevamos la penitencia y los hemos elegido por abrumadora mayoría; quizás tan sólo sirva para no renunciar al derecho al pataleo, mientras lo conservemos.

Y de fondo la orquesta del Titánic sigue tocando el fox de los ahogados sin consuelo, ¿por nosotr@s?

38 comentarios :

  1. La verdad es que en los tiempos que vivimos lo único que nos queda es el derecho al pataleo y eso por lo menos hay que hacerlo patalear para que nos oigan
    Un besote

    ResponderEliminar
  2. La huelga es cosa de rojos, perroflautas, vagos y maleantes en general.

    Cuando elimines ese tufillo rojo que parece haberse instalado en este blog, volveré.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miraré de prender unas varitas de incienso. (quedo compungida)

      Eliminar
  3. En esta lucha podemos perder, pero si no luchamos estamos perdidos!!!

    ResponderEliminar
  4. Ante una huelga, manifestación, concentración ..., ¿cuantas veces he escuchado en mi vida laboral y sindical la pregunta si todo eso sirve para algo?, desde luego, peor sería no hacer nada y no luchar por lo único que tenemos: nuestro trabajo y lo que rodea a un estado social y de derecho.
    Creo que si los resultados de Andalucía y Asturias hubieran sido otros, la huelga puede que no hiciera el mismo daño que en estos momentos que al gobierno se las están dando por todas partes a unos pocos meses de sus mayoría absoluta.

    Saludos

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantaría pensar que servirá de algo más que manifestar que NO, cruzo los dedos, pero ya sabes que soy poco superticiosa.

      Eliminar
  5. Tienes una mirada lúcida.
    Me ha gustado tu resumen de la situación actual.
    No.
    No servirá para nada.
    Lo único que podría servir sería una huelga general indefinida y me temo que eso no sucederá.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el piropo. No será nada, pero al menos no será en silencio.

      Eliminar
  6. Yo no creo tampoco es los resultados aplastantes de la huelga pero sí en la necesidad de hacerla para demostrar que nos importa lo que pasa y que nos importa mucho. No creo que sea cosa de rojos como decía alguien por aquí, creo que es de sentido común. Yo no tengo una orientación política clara (aunque ciertas derechas extremas me resultan incomprensibles) pero lo de la huelga contra toda la ignominia actual que resumes es necesaria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos importa, nos importa.

      Tener una orientación política clara se me hace especialmente complicado hoy, pero me aferro al sentido común.
      Un saludo.

      Eliminar
  7. Yo creo que debemos defender el derecho a la huelga, no a la obligación. A mi, como cada vez que se convoca una huelga general, me impedirán cortándome la carretera asistir a mi trabajo, me contarán entre los asistentes, esté o no conforme con los convocantes o con los manifestantes...

    También deberían defender el derecho a ir a trabajar ese día, sin que te insulten.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca he comprendido la labor de esos piquetes que impiden trabajar, si se reclama libertad debe ser para todos.
      Espero que no tengas problemas para ejercer la tuya.
      Un abrazo

      Eliminar
  8. Pilar, yo creo que los motivos sobran.
    La huelga ?. Pues creo que algo precipitada, tendrían que haber dejado cocer mas el puchero, y con razones y argumentos constatables y medibles poder convocarnos a: todos a las calles.
    No creo tampoco en esos argumentos del total para que, ni en esto no va conmigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también dudo de la gestión de tiempos que hacen los sindicatos y me molesta que traduzcan el apoyo a la huelga con un apoyo a su gestión, pero esto es lo que tenemos.

      Un saludo

      Eliminar
  9. con dios....
    y bien sabes que soy atea, pero como bien dijo Sabina a todos nos sobran los motivos
    sí que si
    Besos

    ResponderEliminar
  10. me toca ssmm asi que duda resuelta
    tampoco me parece qe sea adecuada, al menos tan pronto...Sabina tb cantaba alos 19 dias...pues que hubieran esperado un poco mas tampoco hubiera pasado nada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿imaginas como estaremos dentro de 500 noches? pesadillas me entran, pero comparto la valoración, gestionar los tiempos de otro modo hubiera sido mejor, creo.
      Que todo marche bien ;)

      Eliminar
  11. Una gran reflexión.
    Tampoco yo creo que sirva salvo para que unos se hagan publicidad y otros hagan lo mismo...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero entre eso y que nos cuenten como encantados...esa es mi duda.

      Eliminar
  12. Pues no se si servirá de algo, pero lo que sé es que yo lo intentaré... No me quedaré con los brazos cruzados, y con actitud totalmente pasiva ante esta tremenda injusticia. Sirva o no sirva, aunque sólo me quede el derecho al pataleo, yo lo utilizaré. Al menos, le diré a mis hijos con la conciencia tranquila que su madre hizo lo que pudo para tratar de evitar que se retrocedieran tantos pasos de golpe que nuestros padres, abuelos y bisabuelos consiguieron con tremendo esfuerzo.

    ResponderEliminar
  13. Al menos, vendamos caro nuestro pellejo, como los de "El Alamo". Porque ya han tocado a degüello.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿No tenía aquella película una bonita canción?

      besos

      Eliminar
  14. Yo también soy muy escéptico, no creo que sirva de mucho esta huelga, pero es una buena ocasión para eso, para patalear un poco, decir que no estamos de acuerdo, que no estamos tan amuermad@s como para decir sí a tanto engaño y tanto abuso. hay que alzar la voz, el día 29, y también el día 28, y hoy día 27, todos los días del año.

    Un beso compañera :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alas barricadas del día a día!!!

      Besos

      Eliminar
  15. El otro día en el follonero oí que los alemanes no hacen huelga. No tienen esa cultura. Están resignados cual corderos.

    Así vamos nosotros, igual, al matadero. Con huelga o sin ella. Es inútil. Hace falta alguna otra cosa.

    (De momento que se coman el cuadro ese de 82.000 euracos con marco y todo)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy salía en el Telediario que los alemanes de una compañía aérea van a la huelga reclamando una subida salarial del 6% en vez del 3,5% que ofrece la compañía.

      Deberíamos ir pensando en otros modos de hacer, decir y protestar, que sean más eficaces, pero por ahora entre votar, manifestarse y hacer huelga parecen estar nuestras opciones.

      Tiempo...

      Eliminar
  16. Nos sobran los motivos, las ganas y la paciencia.
    No servirá de nada, pero al menos, podremos patalear... este tio se habrá quedado ancho en su cumpleaños..
    Y yo me pregunto...cómo puede ser que una nación entera le haya votado? o casi...
    pero sobre todo me pregunto.. cómo viendo a la gente quejarse pueden dormir bien por la noche...

    En fin, será que son de otra pasta... de la de gallo por lo menos, que esa es más cara.

    Besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  17. No sé si servirá o no para algo, pero hay que luchar con todas las fuerzas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Para ser libre, una persona debe tener la posibilidad de expresarse. La huelga no es ni más, ni menos, que una de las maneras más pacíficas de oponerse a una injusticia. Por ello es válida.
    Es comprensible la indignación de quien ha sido estafado en su buena fe, víctima de un malévolo plan de ineptitudes por un lado y codiciosas complicidades en la debacle, por el otro. Se ha ejecutado un plan maestro: robaremos muchísimo y convertiremos a nuestras víctimas en cómplices infinitesimales. El viejo y efectivo "cuento del tío" que siempre se renueva en las formas pero prevalece en el fondo.
    Si lo hicieron bien, ya habrán previsto el descontento que se generaría y cómo sacar provecho de ello.
    Lo gracioso -o, mejor dicho, triste- es que en ambas posiciones políticas (derechas e izquierdas), militan las víctimas distraídas de estas maniobras. Quizás por ser demasiado inexpertos en estas lides...
    Aunque, quizás me equivoque y -por arte de magia, según unos, o por un milagro divino, según otros- aparezcan aquellos millones de euros,
    misteriosamente evaporados.
    ¡Suerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu reflexión, sin duda se aprovecha la coyuntura para modificar la estructura y con tanto ruido y tanto polvo tratan de confunfirnos.

      Eliminar
  19. Servirá, Pilar, servirá. No cambiará la intención del (des)gobierno; pero unirá un poco más a la gente.
    Vas a ver.
    Un besino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SOlo por eso, merece la pena.
      Un abrazo

      Eliminar