,

EL NOMBRE DE LA ROSA

Umberto Eco dejó de ser un erudito italiano, casi desconocido, para convertirse en un autor de fama mundial cuando la novela El nombre de la rosa se convirtió en un best-seller y posteriormente en una gran película.

Se trata de una novela histórica, entendiendo con ello lo que el propio Eco define en sus Apostillas, donde distingue tres modos de narrativa histórica, la primera se trataría del uso del momento histórico como mero escenario para crear personajes y argumentos que podrían desarrollarse en cualquier otro tiempo o lugar, al estilo de Tolkien o George R.R. Martin; en la segunda se utilizan personajes reales, que actuarían de acuerdo a su época y condición junto a otros ficticios que se cuelan en el escenario, sin que éste los determine, al modo de Dumas y finalmente la  novela histórica propiamente dicha, donde no es preciso que los personajes sean reales pero si que todo lo que hacen o dicen sea lo apropiado para la época, categoría en la que sin duda se incluye esta novela.
La misteriosa serie de asesinatos cometidos en la abadía, las discusiones teológicas entre dominicos y franciscanos, la lógica frente al oscuro y tenebroso mundo de la fe ciega y la ignorancia, la increíble biblioteca que cualquier apasionado de la lectura hubiese deseado recorrer, el laberinto, el misterio o la  breve historia de amor del joven Adso, son por si solos merecedores de la lectura y juntos se convierten en un hermoso tapiz que Eco teje ante nuestros ojos, como si fuese lo más sencillo.
Y después, antes o a la vez, cabe disfrutar de la magnífica adaptación de Jean Jacques Annaud (ficha de la película), ya no puedo pensar en Guillermo de Baskerville sin ver a Sean Connery, capaz de una única ternura para la que hay que esperar al momento de la despedida, pero que se hace querible desde la primera noche, una de esas escasas ocasiones en las que literatura y cine hacen algo más que darse la mano.
Quizás después de su lectura y/o visionado seas capaz de explicar qué se esconde tras su última frase "Stat rosa rosa pristina nomine, nomina nuda tenemus". (De la rosa nos queda únicamente el nombre) Si es así, no dejes de contármelo.

36 comentarios :

  1. Pues tendría que hacer un super esfuerzo para recordarlo, o releerlo nuevamente.
    Hace tantos años que leí el libro que no podría estar por esos detalles, tal vez porque no me fijé tanto.
    Oye! me harás leerlo otra vez?? mira, voy a ir buscándolo...

    Ya te lo contaré...

    Besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Ya lo tienes? Bien hecho, es una lectura que siempre satisface.
      Besos

      Eliminar
  2. Hombre, las primeras cien páginas son de aúpa si no recuerdo mal, digamos llanamente que no se entiende fácil, jaja... Era un libro que no me enganchó hasta la mitad, pero cuando lo hizo fue tanto que luego me leí la siguiente novela de Eco que se tituló El péndulo de Foucault, que la recuerdo casi tan interesante como el Nombre del a rosa...

    La frase que citas creo que es la que mucho tiempo despue´s daría lugar a esa otra de Una rosa es una rosa es una rosa es una rosa... en el sentido de que una rosa son todas las rosas del mundo, o que una misma cosa tiene varias perspectivas... Y la frase del nombre la entiendo en el sentido de que las cosas existen porque las nombramos, y que cuando dejan de existir físicamente permanecen en el recuerdo, es decir, en el nombre que es lo único que nos queda. A mí me recuerda un poco a los llamados verbos performativos que se realizan cuando se nombran: yo juro lo realizas cuando lo dices, si no lo dices no lo realizas... eso... En el sentido de que las cosas son el nombre que tienen, y que por el nombre existen. Y paranoias de este estilo, jhaja. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta es una respuesta comme il faut, y quizás sea esa la respuesta, nada existe realmente más que en tanto lo nombramos. Esa es una de las interpretaciones que más me gusta, aunque perderse en las múltiples acepciones y siginficados de la propia rosa, abre un abanico enorme de posibilidades ¿no crees?
      Gracias por tu respuesta.

      Eliminar
  3. Nos has dejado unos deberes difíciles, porque obviamente tendríamos que releer de nuevo la novela para dar con la clave de la frase final...o ver de nuevo la película, Cosas (ambas), que no me importaría, de hecho, la novela creo haberla leído dos veces y la película, visto más de tres...

    Buen fin de semana.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seré buena o mala, según se mire, quizás con jugar con la traducción del latín sea suficiente, pero si ya lo has localizado en la estantería, ¿cómo no cogerlo de nuevo?

      Eliminar
  4. Pues la novela no me la leí nunca y la película la he visto un par de veces. Si te digo la verdad no me acuerdo de esa frase, tendría que leerme el libro, cuando lo haga te digo lo que creo. Besitos y feliz finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La pelicula es buena, pero a mí me gusta más el libro, abre más caminos al pensamiento. Y sobre el título y la frase de cierre, Eco nunca ha querido determinar el sentido, que oscila entre afirmar que nada existe más allá de cuando es nombrado y los significados más o menos ocultos de la rosa.

      Eliminar
  5. Pues no recuerdo esa frase :( y prometo que lei el libro!

    No sigas que conseguirás picarme nuevamente...

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Dado que va sobre el enormísimo poder de la risa, y lo mucho que se le teme, no me queda otra que adorar esa película. Con el libro no me atrevo -en realidad, no sé leer-, pero deseo que la cinta se propague por mares y montañas que no existen, para que todos los humanos aprendan lo saludable que resulta reírse de Dios.

    Besicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda reirse es poderoso, y leer casi tanto, así que se buena y coge la cartilla, vale que no sea en latín...

      Besos

      Eliminar
  7. es que claro, la última frase la entenderías si te llamases Rosa, jajajaja.

    A mí la película me parece buenísima, sólo la ví una vez cuando era crío pero aún la recuerdo ahora y eso por fuerza quiere decir algo. La novela es uno de esos proyectos que están en el cajón de cosas pendientes, como leer blogs ajenos o actualizar el propio incluso, jajajaja.

    Un post de lo más interesante, enhorabuena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!

      Una Rosa es una rosa...y tú andas muy vago, espero que sea porque la vida real te tiene muy feliz y entretenido. Y coge el guante, te gustará.

      Besos

      Eliminar
  8. La película me encanta, la he visto dos o tres veces. El libro no lo he leido, pero no descarto leerlo algún día.
    No recuerdo la frase, aunque reconozco que soy mala para recordar frases.

    Buen finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una expresión latina muy oscura, o no, que Eco deja de regalo a sus lectores y que no tiene respuesta acertada, porque caben todas.
      Feliz semana

      Eliminar
  9. Nena acabo de terminar de hacer un trabajo sobre el libro con mi nena, me lo se casi de memoria por que además me lo he leído y visto no se cuantas veces la película, pero lo de la frase, no entraba en el trabajo y la verdad es que tampoco la pillo, debo ser cortita, ja ja ja

    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De eso nada, es complicado porque la traducción puede tender la interpretación en una u otra dirección, en todo caso la que propone Eastriver es estupenda para cerrar cum laude cualquier trabajo.

      Besos

      Eliminar
  10. Ví la película hace tiempo y me gustó. Del autor he leído recientemente su "Cementerio de Praga". Dicen que es denso pero a mí me gustó mucho así que opto por no recomendarlo, lo dejó ahí para quien guste de lecturas eruditas. Al parecer este nombre de la rosa que no he leído sí es más recomendable para el público en general.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te ha gustado el Cementerio de Praga (ya somos más), El nombre de la rosa o El péndulo de Focoult te encantarán; todos tienen esa amplia dosis de erudición que caracteriza a Eco y una magnifica historia.

      Besos

      Eliminar
  11. El libro me gustó mucho más que la película, como suele suceder, pero sí es cierto que resultó ser una buena y bastante fiel adaptación. El Péndulo de Foucoult lo siento, quería matarlo cuando lo acabé, me resultó un peñazo de difícil digestión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La literatura de Eco es compleja y en ocasiones puede resultar pesada.
      Un saludo

      Eliminar
  12. Una gran película...de las que no se olvidan.
    Gracias y muchos saludos.

    ResponderEliminar
  13. El libro lo tengo en pendientes de hace mil años! la peli me encantó, pero hace siglos que la vi!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya tienes otro motivo para cambiarla de estante... Besos

      Eliminar
  14. Me gustó mucho este libro, y también El cementerio del que hablan por ahí
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dos grandes novelas, sin duda.
      Un saludo

      Eliminar
  15. Pilar , me encantó la peli
    El libro no lo he leído
    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues aunque la pelicula es muy buena, como casi siempre el libro es mejor.
      Un saludo

      Eliminar
  16. Claro que es una maravilla de novela, gracias por traerla a mi memoria.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  17. Hola Pilar, como he cambiado el nombre del blog, te dejo otro comentario para que tengas el enlace por si no te habías dado cuenta.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, no me gustaría perderte de vista artista.

      Eliminar
  18. El libro es absolutamente genial, y la peli tampoco está mal, sólo que se queda muy corta en comparación a lo profundísimo que es el libro, claro. Yo esa frase siempre la he interpretado que se refiere a que con el paso del tiempo, sólo nos quedan los recuerdos de los momentos felices que hemos vivido. El nombre son los recuerdos, y la rosa, creo que aquí tiene un doble sentido, se refiere a los momentos felices y también a la chica. Por eso el nombre es lo único que nos queda tras el paso del tiempo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bien otra valiente que se atreve!.

      Me encanta tu interpretación.

      Besos

      Eliminar