,

ALACRANES

Hay gente a la que conoces, pero no consideras amigos, gente con la que compartes muchas horas y algunos proyectos pero sabes que más allá de la puerta del despacho no tienen nada en común contigo, gente que no te despierta cariño, pero a quienes no dejas de ayudar si está en tu mano, gente que piensa, actúa y ve la vida de modo muy diferente, pero a la que respetas porque el respeto es la única forma posible de convivencia.

Y cuando esa gente se vuelve y te hiere, no te importa, pero te duele. Nos decimos que no te hace daño quien quiere sino quien puede, pero cuando el aguijón rompe la piel, duele.

53 comentarios :

  1. Aunque digas que no, duele.
    Y porque creo que eres un poco como yo te entiendo perfectamente.

    Te pongo un ejemplo: Al ser "interpretadora pofesioná" de señales, sé positivamente qué puedo esperar y qué no de un sujeto que se sienta cerca de mí y manda algo.

    Y lo aprecio, y tiene muchos valores...pero sé a ciencia cierta que en x y z no va a dar la cara.
    No pasa nada porque ahí tengo yo ya de antemano los cartuchos preparados para la intendencia minimizando daños.

    Y a pesar de saberlo, y tener el planning hecho duele.

    No se sabe si duele el no equivocarse, o que la vida a veces sea así y no haya más flower power repartidos.

    Lo curioso es que a los "cercanos" no les dejo que duelan. Cuando veo las señales, y antes de preparar la intendencia, los voy alejando.

    Amiga...¿me lo tengo que mirar?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Fiebre, no te lo tienes que mirar, a estas alturas (gloriosas, por cierto) somos como somos y si no hacen daño, pues será que no somos de piedra.

      Un abrazo

      Eliminar
  2. Estamos rodeados de alacranes con careta de mariposa.
    Revolotean a nuestro alrededor y aunque sus colores no nos deslumbren, no hacemos nada porque destiñan, pero detras de sus hermosas alitas esconden el aguijón que no dudan en hincar, dicen, como medida de protección... pero lo cierto es que algunos lo hacen incluso por inercia.
    Cierto que duele, ya lo creo que duele, aunque no quieras, pero no es tanto la punzada, sino sentir el veneno atravesándonos las venas cada mañana.

    Genial tu escrito guapa.

    Besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Gala, no sabes como lamento que te sea tan sencillo comprenderme, muestra de tu sensibilidad y de las veces que te han herido.

      Eliminar
  3. Parece la historia de mi vida.
    Siempre habrá alguien insufrible alrededor nuestro, alguien a quien mantener a la mayor distancia que las obligaciones sociales permitan. Curiosamente, más pronto que tarde pasan a ser parte del pasado. Tengo por bien sabido que hay personas sensibles, por lo que cada vez que agreden a estas gentes, me indigno. Por otro lado, siento que estos alacranes, por su lógica de actuar, pasan una vida horrorosa: están consigo mismos las veinticuatro horas del día... solos.
    Veo tu sensibilidad a flor de piel, Pilar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Arturo, me voy a quedar con esa idea de que su vida es horrorosa.
      Gracias

      Eliminar
  4. Te entiendo perfectamente. Normal: la injusticia es injusticia siempre, la cometa quien la cometa. La cometa un amigo del alma, que lógicamente duele más, o la persona más anodina del mundo.

    Pero tiene también una gran recompensa: una especie de dignidad moral que no pueden arrebatarnos. Como dijo Segismundo "Ni aun en sueños se pierde hacer el bien"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me abrigaré con esa dignidad, pero ¿no te parece poco consuelo?
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Es algo que escuece, vaya que si escuece. Y casi siempre, son actos innecesarios que no le dan ningún beneficio al que los comete.

    Últimamente, se demasiado sobre esas cosas, y aún duele mas cuando hay sentimientos de por medio.

    Ánimo, y un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el abrazo, consuela mucho.

      Eliminar
  6. Hola Pilar, gente así la tenemos a todas horas a nuestro alrededor, yo les llamo los de las mascaras, ya que delante nuestro son como una balsa de aceite y cuando nos damos la vuelta ese aceite nos lo vierten hirviendo sobre nosotros, que si duele?, aunque no queremos ya lo creo que duele, y mas si es gente como tu dices que la estamos ayudando constantemente, pero tiene que existir de todo en la vida y sabes que?, que aunque duela yo me quedo a como soy, que a como son ellos, animo y mucha paciencia.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mejor que nos duela a ser como ell@s, estamos de acuerdo.
      Un abrazo y gracias por el apoyo.

      Eliminar
  7. Si aplicáramos la "ley del talión" las calles estarían llenas de cadáveres; lo hemos sustituido por el respeto, aunque no elimine nuestro dolor ni la rabia interna, luego..., el tiempo, si no lo agrava, lo cura.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Hace poco que una persona me dijo "te he hecho daño", pues sí, me hizo daño por las formas y la frialdad, a pesar de ser alguien a quien simplemente tengo cariño. Pero duele, por más que me lo esperaba.
    Yo que con tal de no hacer daño hago el pino sobre un cactus, y no es que sea la Madre Teresa, ni de coña, pero lo de hacer daño lo llevo con máximo cuidado.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lástima que no tod@s seamos tan cuidadosos.

      Un abrazo

      Eliminar
  9. A mí me pasó... trabajamos años juntas, nos llevamos muy bien y más allá del trabajo también, pero un día decidió dejar el curro (lo cual es de su total derecho)pero así de súbito y dejándonos en un follón tremendo y lo peor sabiéndolo... no tuvo contemplación
    Hizo daño no mató pero algo se rompió para siempre... perdonada está y la sigo queriendo pero jamás volverá a ser lo mismo
    besos

    ResponderEliminar
  10. -Abuelo la abeja se muere en el agua y no es capaz de salir -ven-. -Lo intente con un palo y no pude la cogí con los dedos y me picó, -Abuelo es la segunda vez que te pasa_ si cariño- ella nació para picar cuando la cogen y yo naci para salvarla aunque me pique .
    Pero "doler si que duele"
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eso, que duele, y al contarlo, parece que un poco menos ¿verdad?
      gracias André

      Eliminar
  11. Yo creo que el que quiere hacer daño, lo hace. El daño causado es directamente proporcional a la sensibilidad del sufridor.
    Interesante reflexión, Pilar.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si el dolor depende de mí, me propongo hacer pesas ;)

      Besos

      Eliminar
  12. Si te pican duele. Si te golpean o te hieren de palabra también. Podemos ensayar formas de evitarlo pero no son perfectas, el veneno nos puede calar. De todos modos no deberíamos dejarnos afectar por quienes nunca fueron nuestros amigos y se limitan a demostrarlo. Como mucho replicarles de algún modo que los ponga en su sitio. Ese modo va con la personalidad de cada uno. El mío no se lo recomiendo a nadie pero seguro que tú tendrás alguno muy inteligente. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la suposición Sergio, un buen corte que deje al otro en su sitio, funciona, pero vivir con ello cada día, es taaaaan cansado.

      Un abrazo

      Eliminar
  13. Duele. Pero en ésos momentos en los que te sientes herida, a la vez, piensas que son ellos, quienes más pierden. Pues dejan de tener tu respeto y, en la medida de lo posible, si es alguien que más adelante necesita de tu palabra, de tu acción, se encontrará con la puerta cerrada y, tú, seguro que nunca necesitarás nada de alguien con ésa personalidad de alacrán.

    Duele, pero es solo el pinchazo que produce quemazón. Con un poco de cuidados, desaparecerá el dolor y volverás a confiar y apoyar a aquell@s otr@s que se te acerquen necesitando de tu experiencia y a quienes respetarás por lo que son y como son...aunque un día, también salga otro alacrán de entre ellos.

    No te regocijes en el dolor. Atajalo y sigue siendo tú.

    Besos guapas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Atajado, gracias por el apoyo, sirve.

      Besos

      Eliminar
  14. Hace poco conversaba con mi mujer sobre ciertas decepciones que aunque ya no sorprenden y crees tener callo siguen doliendo, probablemente porque sigues esperando un cambio. Es como en la fábula de la rana y el escorpión, hay cosas que son inevitables.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cómo me gustan las ranas, aun sin convertirse en príncipes.


      Besos

      Eliminar
  15. Sin tampoco llegar a obsesinarse, la verdad es que con algunos de los "coincidentes" del mundo laboral, hay que al menos ser precavidos y cautos, ya que en cuanto te despistas, te la meten.

    ResponderEliminar
  16. Yo también soy como tu, aunque seamos coincidentes laborales cuando me apuñalan me duele, aunque lo esté viendo venir. Imagino que cada uno es como es y a cada cerdo le llega su San Martín y éstos al final pagan sus fechorías. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿cuando dices que es San Martín? Por poner el cava a refrescar ;)

      Besitos

      Eliminar
  17. Hay gente por ahí que son verdaderos alacranes y han nacido para picar dónde y cuándo + duele, son verdaderos cabr...
    Casualmente encontre este abalorio de blog y creo que lo usaré porque me gusta, un saludo desde Tenerife y te dejo enlace de mi abalorio por si quieres usarlo, no me importa, te lo presto.
    http://gofioconmiel.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida Gloria, en cuanto tenga un ratillo me paso a saludarte.

      Eliminar
  18. ¡Vaya si duele! Yo todavía no he llegado a entender, como puede haber gente que disfruta molestando y haciendo sufrir a los demás.
    Por veces dudo y en su favor me digo, que puede que lo hagan de manera inconsciente, que no se dan cuenta del alcance de sus palabras y menos de a quién van dirigidas.
    De todas formas, prefiero estar bien alejada de ellas.
    Cariños.
    Kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Será inconsciente, será.

      Mejor me quedo con l@s buen@s, como tú

      Eliminar
  19. Hace muchos años, alguien a quien aprecio me dijo que al trabajo había que ir querida y follada para evitar pérdidas de tiempo. Entonces me pareció una boutade. A medida que ha ido pasando el tiempo he ido percatándome de que quizá no andaba descaminado. A veces hay que armarse de una cierta coraza, pesa, pero es la única forma de que resbale la cola de los alacranes al atacar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si lo sé, si tienes razón, pero...cuesta.

      Un abrazo

      Eliminar
  20. Duele porque además la mayoría de las veces no se alcanza a comprender el porqué

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es complicado saber qué les mueve.

      Un abrazo

      Eliminar
  21. Si duele si, pero es solo por el hecho de sentirte utilizada... Pero bueno, ese dolor, se pasa pronto.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  22. Ya lo creo que duele, es muy difícil hacerse inmune a esa clase de cosas.

    Un abrazo

    Pilar

    ResponderEliminar
  23. Si te duele es porque tienes sentimientos, y eso siempre es bueno.
    R.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me consolaré con esa idea, gracias guapa.

      Eliminar
  24. La verdad es que el ser humano nunca deja de sorprendernos, para bien y para mal.Pero al final si haces un resumen solo te sueles acordar de los buenos momentos con los buenos amigos.
    VC

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, una vez soltado el lastre, no cabe dedicarles más tiempo.

      Gracias

      Eliminar
  25. En cuanto la salud me lo permita prometo contestaros a tod@s, vaya por delante, un gracias enorme.

    ResponderEliminar
  26. Te entiendo perfectamente. Yo soy muy "sentida" como se suele decir, y es muy fácil hacerme daño. Por un defecto mío o lo que sea, me resulta dificilísimo hacer daño a los demás, aunque se lo hayan ganado, y siempre espero lo mismo con respecto a mí. Por supuesto, no es así. Y por supuesto, me hacen mucho daño constantemente. Ojalá aprendiese a distinguir quien "importa" y quien no, y quien puede hacerme daño y quien no. No sé... lo siento, espero que ya no duela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya no duele, pero me temo no haberme hecho mucho más lista.
      Te comprendo tan bien.

      besos

      Eliminar
  27. Hace tiempo que decidí ponerme una coraza.
    Y aún así de vez en cuando estos bichos logran picarme todavía.

    Un beso, Pilar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que te despistas y zas!!!

      Pero vamos, que la tengo abrillantada y dispuesta.

      Gracias

      Eliminar