PROBANDO, PROBANDO

Esta es la primera intentona de publicar un motivo para sonreír, cumpliendo los requisitos del maestro Pasricha, es decir que se trate de cosas simples, gratuitas y universales, añadiendo de mi cosecha no ser especialmente cursi..



Y tras mucho pensar me quedo con algo que me encanta: llegar a la parada del autobús, que esté llegando, subirte y encontrar un asiento vacío sin persona mayor, mujer embarazada o madre/padre con peques que lo necesite más que tú.

¿sonries?

30 comentarios :

  1. Algo raro tiene que haber pasao. Un osni, un partido de fumbo o cosa asi.

    ResponderEliminar
  2. Mientras no se te cuele un abuelo mientras te sientas...porque a mi me paso. Con un bombo de 8 meses, me cedió el asiento una chica y me senté encima de un abuelo!! Que agilidad cuando quieren por diossss
    A mi lo que me hace sacar una sonrisa-carcajada es ver a la gente luchar con sus paraguas vueltos del revés cuando hace lluvia y viento. Lo siento no lo puedo evitar, y si lo veo por TV las carcajadas las oyen hasta los vecinos del primero jajajajajajj

    ResponderEliminar
  3. ¿Que pasaaaaaa?, ¿que hayan perdido los partidos el Barcelona y el Madrid,nos ha vuelto locos?.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Claro que sonrio, es tal cual. A todos nos ha pasado. Pero para que no haya ninguno de los tres tendria que haber nevado y estar en vacaciones escolares, el miedo a las caidas les dejaria en casa. Pero claro... lo mismo tampoco hay autobuses... Un bessito

    ResponderEliminar
  5. Es verdad, me da que tu eres de las mías de las que siempre se levantan, ja ja ja
    Pero eso en el metro de Madrid, no pasa, somos tantos.

    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que tiene una educación a la antigua usanza ;)

      Eliminar
  6. No me suelo sentar en el autobús pero procuro tomarme la vida con una sonrisa pese a que se empeñen en borrármela de la cara.
    Hace tiempo escuché en la radio que hay que ser feliz aunque sea para joder a los demás; lo tenía bastante claro entonces y ya lo aplico con total devoción.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me gusta contestar siempre que todo está muy bien, quien me aprecia se alegra y quien no me quiere bien ...

      Vamos con una sonrisa ;)

      Eliminar
  7. jaja Sí, sonrío. Pequeñas cosas que nos hacen felices. Eso está bien.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al final son la diferencia fundamental.
      Un beso

      Eliminar
  8. Casi nunca me siento pero me ha hecho sonreír que te haga sonreír eso. Está bien lo de extender la idea de ese otro blog que ya no la seguirá.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te guste, ya veremos si puedo con ello.

      Eliminar
  9. He sonreido..jejej, un beso desde Murcia...seguimos...

    ResponderEliminar
  10. Cuando se buscan motivos para sonreír es que la cosa está chunga chunga.
    Una buena sonrisa solidaria la tuya :-) ya que el hacer el día a día un poco más fácil a otros es un buen motivo de satisfacción personal.

    Abrazos y saludos afectuosos!

    ResponderEliminar
  11. No le veo la gracia a eso de que te cedan el asiento. La primera vez que me lo cedieron puse tal cara de espanto (del tipo ¿Pero que edad crees que tengo, amosaver?) que la chica que se había levantado me dijo: No, no, es que me voy a bajar en la próximo. Y ni aún así me senté. Vamos, hombre, que una será mayor pero aún se sostiene de pie.
    Salvo ese matiz, lo de la puntualidad de los transportes públicos da gustillo. Cuando llego al andén y el indicador dice que el metro llegará en menos de dos minutos, me digo que estoy de suerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi ciudad hay metro pero lejos muy lejos de mi casa
      no me he subido jamas :)

      Estuve en Madrid y siii me subi al metro , bellos recuerdos

      Te dejo un abrazo Pili

      Eliminar
    2. Seguro que se iba a bajar...

      Besos

      Eliminar
  12. el metro en Santiago la capital de Chile, es terrible todos apretados, apenas se puede respirar, en verano es un sauna, he viajado en varias oportunidades a Santiago, gracias que soy de provincia y no tengo los dolores de cabeza de las grandes urbes

    saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tampoco Zaragoza es muy grande, no te creas.
      Un saludo

      Eliminar
  13. Gracias, por la sonrisa, en las cosas sencillas está la belleza...

    Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como en el mirar al mar cada día.

      Un beso

      Eliminar
  14. Muy pocas veces ocurre, pero si pasa la sonrisa interior está asegurada...

    ResponderEliminar
  15. :)

    Eso es lo que tiene sentirse un poquillo cabroncetes de vez en cuando...

    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Vaya sorpresa aveces si es que uno se levanta con mucha suerte.

    ResponderEliminar