CUATRO ESQUINITAS VIRTUALES

Los españoles Santiago Requejo, Joaquín de los Ríos y Bosco Ybarra han creado Mayfeelings, la primera red social que permite a usuarios de todo el mundo hacer sus peticiones para que los demás recen por ellas.

El proyecto, bajo el lema La red social que reza para cambiar el mundo, surge ante la necesidad de mucha gente de que recen por ellos y la existencia de otra tanta gente que reza. Inaugurada el pasado 1 de mayo, ya hay más de 15.000 personas registradas, con un 52% de usuarios recurrentes y más de 20.000 peticiones que deben ser redactadas en no más de 259 caracteres.



 

Los elementos clave de esta página son el "pray box", donde escribes la petición, "mis cinco", una combinación aleatoria de peticiones que cambia cada día, "pray", que permite el compromiso con una petición concreta; el "repray" que te permite informar a tus contactos de la petición por la que vas a rezar, pidiéndoles que recen por lo mismo, el "now praying" que permite la oración simultánea, y "los 10 más rezados", algo así como el trending tópic de la oración.

No hay constancia de que Benedicto XVI se haya registrado, pero seguro que es cuestión de tiempo, Ipad tiene y motivos, seguro que también.
El topten de hoy es variado, se reza por el estreno de Mayfeelings en el cine, por las Hermanitas de los Pobres, por los seminaristas que se ordenaban en la Almudena, por los familiares de algunos seguidores...


¿alguna sugerencia?

(para esta y cualquier otra iniciativa que pretenda ayudar a los demás, todo mi respeto)



12 comentarios :

  1. Seguro que todo el mundo tenemos alguna petición que otra...
    Besos Pilar

    ResponderEliminar
  2. Me parece una forma frívola de tratar la oración o los motivos que puedan promoverla, una imagen muy desacertada tanto para los que son creyentes como los que no. Tener o no fe es un hecho muy respetable y personal. Deberíamos empezar a tener fe en nosotros mismos y mayor ejercicio de solidaridad, empezando por la visión política.

    ResponderEliminar
  3. Pilar:
    Tómese como de quien viene. No me considero católico, pese a haber tomado todos los sacramentos, ni siquiera puedo considerarme cristiano; pero, cuando me operaron del corazón y mis posibilidades de salir vivo eran muy pocas, sé que hubo mucha gente que oró por mí: católicos y cristianos por igual, de mi país y del exterior. Eso fue hace nueve años, cinco meses y dieciséis días atrás.
    Son hechos. Cada cual está libre de creer lo que más desee. Yo pienso que ayudó.
    Saludos sinceros.

    ResponderEliminar
  4. Por Dios... Voy a rezar para que los que rezan se vuelvan un poco más tolerantes, porque normalmente...

    ResponderEliminar
  5. Todo vale siempre que haya respeto a los demas.A mi no me parece mal y no creo que haga mala nadie, todo lo contrario. Un bessito

    ResponderEliminar
  6. No esta mal, pero habría que aplicar aquello de "a Dios rogando y con el mazo, dando", si queremos que todo esto vaya a mejór.

    La iglesia, durante siglos ha sido hasta cierto punto el "pararrayos" de los problemas sociales, una manera de desviar al atención del foco de los problemas, y achacar la miseria a "la voluntad divina".

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Intenta ayudar a los demás pero no se puede dejar tu destino en manos de los rezos de nadie. Es una ayuda equivocada. Seguro que hay formas más efectivas que potenciar una ilusión sin fundamento.

    ResponderEliminar
  8. pues me voy a apuntar! jeje me da que estos tienen un pelín de cara ¿no? me resulta muy curioso!
    pero a nadie le amarga un rezo!!
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Siempre pensé que la mejor ayuda que se puede ofrecer a algo o a alguien es la de mojarse en la medida de tus posibilidades. Si con la excusa empiezan a encontrarse y a hacer algo más que rezar bienvenido sea, pero solo eso es muy comodón. Como en los pueblos, que te lo dicen encima que te tienen a dos pasos... cuando podrían estar a tu lado. :p

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Ya sabía que no os resultaría indiferente ;)

    Bienevidos Elvis, Advenedizo y Luis(Flamel)

    ResponderEliminar
  11. Los buenos deseos se agradecen pero dios recibe tantas peticiones mentales que el pobre no sabe por donde empezar y se le acumula el trabajo, no creo que tenga tiempo para entrar en internet.
    Estoy llegando de pasear a mi perrita y en la plaza unos chicos y unos cuantos jubilados repartían café, colacao y bocadillos, me contaban que era un trabajo solidario de un grupo de personas de vida ascendente, recibían ayudas de algún supermercado y de vecinos, que todas las tardes se reunían para preparar los termos y recorrían los lugares de la ciudad donde hacían parada y fonda gente que dormía en la calle. Que no aceptaban dinero, simplemente manos.
    Sinceramente, aunque no tenga su fe me pasaré por el local, no sólo elevan oraciones, hacen de su tiempo una oración.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  12. Jesusito de mi vida
    eres niño, como yo....

    ResponderEliminar