,

LOS PREMIOS NO SON CASUALES

Ni el Nobel ni el Príncipe de Asturias son tan solo premios, ceremonias elegantes y en ocasiones emotivas que sirven de reclamo para los medios de información sobre el que los otorga, orgulloso bajo el reflejo de la gloria, la fama o el prestigio de los premiados.


Estos premios indican, en ocasiones de modo sutil y en otras sin miramiento alguno, el deseo de alinearse con una idea, de unir los destinos de quien premia a quien es galardonado. De este modo se entiende, el Nobel de la Paz al Presidente Obama apenas nueve meses después de su nombramiento, poco podía alegarse sobre sus méritos en la lucha por la paz y entendimiento entre los pueblos, pero al no tener un Nobel a la ilusión o a la esperanza, los suecos le entregaron éste, afirmando sin rubor que había creado un nuevo clima en la política internacional, mediante extraordinarios esfuerzos para fortalecer la diplomacia y la cooperación entre los pueblos".

De un modo más sutil, se anuncia el Príncipe de Asturias a Martha Nussbaum, filósofa norteamericana "por su aporte a las humanidades, la filosofía del derecho, la política, su concepción ética del desarrollo económico y su concepción universal de la dignidad humana y de los derechos de la mujer".

En su extensa e interesante obra se pueden leer afirmaciones como las naciones de todo el mundo en breve producirán generaciones enteras de máquinas utilitarias, en lugar de ciudadanos cabales con la capacidad de pensar por sí mismos, poseer una mirada crítica sobre las tradiciones y comprender la importancia de los logros y sufrimientos ajenos. El futuro de la democracia a escala mundial pende de un hilo.

Es también responsable del desarrollo de la teoría de las capacidades como sistema alternativo para medir el desarrollo económico más allá del PIB, reelaborando las teorías de Amartya Sem, planteando la medición de las posibilidades de acceso a las oportunidades que cada persona precisa para alcanzar cierto grado de realización (vida, salud, educación, juego, sentimientos, participación social...) y de afirmar que en un mundo globalizado los países y las organizaciones internacionales deben asumir responsabilidades y esfuerzos para mejorar las condiciones de vida de todos los ciudadanos.

Una mujer, filósofa metida a economista, pero con una clara escala de principios. Creo que desde Asturias quieren decirnos algo.


Y para desengrasar y sonreír, un chiste (perverso que me ha provocado la carcajada esta mañana)
Un conductor se encontraba en un monumental atasco en plena Carrera de San Jerónimo. No había forma de avanzar. De repente, un hombre avisa por el cristal. 
El conductor baja la ventanilla y pregunta: ¿qué es lo que pasa? 
“Unos terroristas han entrado en el Congreso y han secuestrado a los Parlamentarios. Si no reunen 10 millones de euros los rociarán de gasolina y los quemarán. Así que estamos haciendo una colecta entre los coches” 
El conductor, echándose la mano al bolsillo, pregunta: ¿y cuanto viene dando la gente? 
 A lo que el hombre responde: “Pues…unos medio litro….otros un litro…”

24 comentarios :

  1. Jajajajajaja espera que te mando un litro!!!!

    ResponderEliminar
  2. Los premios no son casuales, pero algunos si son inmerecidos y no lo digo por este caso.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos tienen su intención, los "inmerecidos" quizás se notan más.
      Un saludo

      Eliminar
  3. Soy tan escéptica con respecto a los Premios... Creo que siempre hay detrás una ideología que se pretende difundir, un interés económico que se pretende alcanzar, y un beneficio al que aspirar.
    Me gusta el fragmento que has dejado de Martha Nussbaum, es muy bueno pero también muy obvio y cotidiano en las mentes que piensan y tratan de reflexionar sobre la situación actual.

    Saludos, Pilar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lástima que lo obvio merezca ser premiado ;)

      Un beso

      Eliminar
  4. Jajaja, hace años que no fumo pero voy a buscar el zippo para incrementar mi oferta del depósito del coche.

    ResponderEliminar
  5. Me parece muy correcto premiar el sentido común de Martha Nussbaum.Tomemos ejemplo todos.

    Abrazos y saludos afectuosos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con que lo tomen quienes decicen, sería suficiente.

      Un beso

      Eliminar
  6. El chiste es muy bueno jajajaja
    (Yo pongo cinco litros, el sueldo no me da para mas)

    ResponderEliminar
  7. De acuerdo con Martha y el chiste muy bueno, ja ja ja

    Un besito.

    ResponderEliminar
  8. Nos pueden gustar los premios con intención o... no. Si hoy premian a alguien que comulga con nuestras ideas vale pero ¿Y si no es así? Habría que premiar objetivamente y no en relación a la actualidad y lo que se requiere. Lo de Obama no me pareció bien en su momento. Lo del Príncipe de Asturias no lo valoro ni bien ni mal porque honestamente desconozco los logros de esta mujer. Espero que realmente sea un buen premio a la filosofía y no a las tendencias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, como en todo en la vida, si nos gusta nos parece bien sino, otro gallo cantando...
      Que complicado es ser objetivo. Te recomiendo la obra de Nussbaum, creo que te gustará.

      Eliminar
  9. Jajajaja, muy bueno el chiste, creo que yo daría el depósito entero.

    No se lo de los premios, la verdad no lo sigo mucho, pero esperemos que los den al que se los merezca.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí en este caso me parece muy merecido, pero como plantea Sergio, seguro que no soy imparcial.

      Apunto ese depósito.

      Eliminar
  10. El chistee me encantó! también los chistes quieren decirnos algo ¿no?

    ResponderEliminar
  11. He sacado las cuentas y para la hogera no sé, pero para un viajecito corto, ya me dá.

    Besos ;)

    ResponderEliminar
  12. Conocía a Martha Nussbaum solo de nombre y de pasada. Va siendo hora de profundizar en su obra.

    ResponderEliminar
  13. Pues yo creo que aunque sigan subiendo la gasolina la reunirían antes que el dinero jeje

    ResponderEliminar