POCO MÁS DE UN MINUTO

Para inmunizarte contra la depresión y la angustia, potenciar la creatividad y la imaginación, relajar los músculos, estimular el bazo, eliminar toxinas, reducir los ácidos grasos, oxigenarte, tonificarte y disfrutar de las sensaciones placenteras que provoca una inyección de endorfinas.

Poco más de un minuto para obtener todos los beneficios de la risa, qué mejor modo de enfrentar el viernes.



20 comentarios :

  1. ¡Qué monada!
    Es verdad que tiene efectos terapéuticos...
    Gracias por compartir.
    Besicos

    ResponderEliminar
  2. Pocas cosas en este mundo tan contagiosas como la risa de un bebe, imposible no sonreir con estos sonidos.

    Saludos, Pilar!

    ResponderEliminar
  3. Pilar:
    Ese hermoso e inocente bebé nos demostró que no es necesaria gran cosa para reír y estar felices.
    Hay que dar lugar al niño que tenemos adentro y disfrutar de las pequeñas cosas.
    Gracias por el video.
    Un abrazo, a plena carcajada compartida.

    ResponderEliminar
  4. Prefiero dejar las risas para el lunes, al menos, así me durará la alegría unos minutos más. Hoy pienso en el fin de semana, estoy contento.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Sencillamente genial, gracias por este rato tan agradable.

    Buen fin de semana Pilar.

    ResponderEliminar
  6. El Viernes ya me vacuna contra la depresión por sí solo. Estoy acabando mi jornada laboral, sólo me faltan unas sonrisas. Cuando suene la música que hace que salga del trabajo para pasar el fin de semana en la costa sonreiré ampliamente, ya lo estoy haciendo sólo por imaginarlo. Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  7. Me encanta reír, ver reír y hacer reír, si puedo. Este niño con su risa contagiosa me ha inyectado una buena dosis de alegría. Gracias por compartirlo Pilar.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Alguien dijo que hay que ser comoun niño para entrar al paraiso. Y eso solo significa no someternos al mundo con sus afanes. Mandemos al diablo al mundo y sus afanes.
    Mandemos al diablo la crisis, la deuda externa, la deuda imterna, que todo se vaya al diablo y asi seremos como un niño que no se desespera por esas cosas.

    Yo ya me fui al diablo...

    ResponderEliminar
  9. Que bonito, lo que me he reído jaajajajaja, me lo llevo a clase y con la de folios que se reciclan, se iba a divertir jajajaja. Un besazo.

    ResponderEliminar
  10. Chica lo que me he reído con el bebé.
    Me hacía falta, gracias!
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Me lo habían mandado ayer y es genial la risa del niño. Ojalá pudiésemos reir así siempre.

    Un abrazo

    Pilar

    ResponderEliminar
  12. Los niños son alucinantes.
    Bss

    ResponderEliminar
  13. Demagogia, palabrería y nimiedad. ¿Así de fáciles son las cosas? No, señora, está usted muy equivocada. La risa empobrece el alma y embrutece las conciencias. Aniquila neuronas y hace perder el tiempo, tiempo que podríamos estar trabajando por una España libre de inmigrantes ilegales y sucios perroflautas, y ateos.

    Al menos hoy no hay rojeríos e incitación a la desobediencia social en este blog. La felicito por ello, y le recuerdo que Don Juan Carlos I es un monarca democrático al que el pueblo ama y venera con el corazón.

    Un saludo.

    José Luis.

    ResponderEliminar
  14. Estupendo el post que nos has dejado te deseo feliz fin de semana saludos desde…
    Abstracción textos y Reflexión.

    ResponderEliminar
  15. A la espera de que regresen esas risas a mi casa (¡¡¡ algún día ha de ser!!!) me quedo con estas que tanto reconfortan, aunque abran la puerta de la nostalgia.

    Buen finde

    ResponderEliminar
  16. Pues sí, que aproveche para reirse ahora. Cosa sana, la risa

    ResponderEliminar
  17. Gracias por la sesión de terapia, Pilar..un verdadero placer visitarte.
    Un abrazo muy fuerte

    Cecilia

    ResponderEliminar
  18. ¿habeis reído?

    Pues volved a por una dosis cuando veais que se os pasan los efectos.

    Besos

    ResponderEliminar
  19. Si os habeís reído, no dejeís de volver por otra dosis cuando se os pasen los efectos, creo que puede convertirse en una adicción benéfica.

    Besos

    ResponderEliminar