DIEZ JUSTOS

Relata el Génesis que Jehová ante la corrupción de Sodoma y Gomorra decide arrasar a sangre y fuego ambas ciudades y cómo Abraham en una negociación inédita, pelea por su salvación alegando la injusticia de la destrucción del justo junto al culpable, alcanzando el compromiso divino "Si hallo en Sodoma diez justos, perdonaré todo el lugar en consideración a ellos"


No somos dioses, ni tenemos a la mano el fuego purificador, pero tras un leer un periódico o ver un telediario de cualquier cadena, tendencia o color, nos embarga la sensación de que toda la política está conformada por corrupt@s y sinverguenzas o en el mejor de los casos por gente que vive muy por encima de sus posibilidades gracias al comercio de la voluntad popular.

Así es fácil unir las voces para gritar que NO, que no nos representan, pero ¿y si hubiese cincuenta, cuarenta y cinco, treinta, veinte o tan solo diez hombres y mujeres justos que se dedican a la política por vocación de servicio a los demás? Quizás entonces pudiéramos negarnos a perder la fé en un sistema imperfecto que ha perdido su norte de tanto contemplar con deseo el oro eterno, y encontrásemos fuerzas para no renunciar al espacio público (el único que es de tod@s) y resistir los cantos de sirena de extremismos populistas de uno u otro signo.

Yo he encontrado uno:

José Miguel López Gimeno, concejal de Foz Calanda por el Partido Popular, desde el pasado mes de mayo, tras los recortes en el sector de la minería, ha decidido presentar su dimisión: Siento vergüenza ajena con todo lo que está pasando. Primero fueron las tijeras en educación y sanidad. Ahora, el carbón ha sido la gota que ha colmado el vaso. Se van a cargar la minería con todo lo que significa para nuestras comarcas.


Y retomo la sonrisa.
Algo muy simple, al alcance de tod@s, la sensación de contemplar el cielo tumbada sobre la verde hierba de un parque público.

26 comentarios :

  1. Ya solo nos faltan nueve.
    Que los ha de haber. Seguro.
    Un besino.

    ResponderEliminar
  2. Ni siquiera esa cuenta sale una vez practicado el 'destrío' necesario.
    Que no, Pilar, que diez menos UNO aún no son nueve.
    (En Génesis no constaban censados los Justos. Menos, los injustos)
    Pero mira, que la fe jamás nos la haga perder nadie. Ni con ni sin 'letras'. Voilà
    Abrazos

    ResponderEliminar
  3. De tu post he entendido que abogas por la destrucción de los sodomitas. Me parece correcto. Dentro de unos días se darán cita en Madrid, con motivo de esa vergonzosa fiesta que es el Orgullo, y entonces podremos aniquilarlos. Gas mostaza en Chueca es la solución. Y canciones de Ismael Serrano, para dormirlos a todos. Espero que esto no lo esté leyendo nadie o mis osos panda imaginarios se convertirán en feroces leones homosexuales. Yo también soy homosexual. Pero no lo Dívar, perdón, digas.

    ResponderEliminar
  4. Pilar:
    Si un dirigente del PP ha sido capaz de obrar con hidalguía, es de esperar que haya otros como él.
    Esa sí que es una muy buena señal.
    Faltaría que los socialistas dejen de soñar utopías y comiencen a actuar con la sensatez que las circunstancias requieren y hagan su aporte. Estoy seguro que también allí encontraremos a varios que aportarían lo suyo.
    Entonces, los problemas podrían solucionarse.

    La sonrisa que propones me lleva inevitablemente al cuento de Cortázar, "Las babas del diablo", una maravilla para los lectores. Mis mejores deseos para ti, para que te encuentres plena y feliz.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pongo a buscar el relato, seguro que lo disfruto.

      Un saludo

      Eliminar
  5. En política, como en la judicatura, como en todas partes, hay gente honesta, no voy a negar que todos defraudamos a hacienda aunque sea en un par de euros, pero eso ¿es ser corrupto?. Hay que vender y atraer publico, y eso se hace llamando la atención a base de lo que sea y eso es haciendo creer, de forma a veces interesada, que todo es una mierda y que nuestra sociedad está enlodada hasta las cejas, ¡¡mentira!!, solo nos falta elementos de control para que aquellos políticos y jueces ladrones y prevaricadores, aquellos empresarios que evaden impuestos, cuando comenten el acto delictivo se metan directamente en la cárcel y no se encuentren deambulando en sus puestos de trabajo como si nada.

    Es cierto que Franco murió en la cama y que dejó todo más atado de lo que pensaba, pero aún así hay gente, como ese mismo alcalde que has nombrado que es honrada y coherente.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues peleemos por esa justicia limpia y rápida, para todos.

      Eliminar
  6. Ojala que hubiera más gente de cualquier sentido político que respondiera de esta manera y no que sigan como corderos a su "linea de partido" pase lo que pase, suceda lo que suceda...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. seguro que hay más, pero eso no nos lo cuentan ;)

      Eliminar
  7. Si miramos a nuestro alrededor y a nosotros mismos tenemos a escala lo que ocurre en las grandes esferas. Hay tipologías humanas. Unos pocos muy corruptos, una gran mayoría en gris y unos poquísimos verdaderamente honestos. Es bueno darle publicidad a los raros honestos. Necesitamos ejemplos así.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda, nos dejamos llevar por lo pestilente que todo lo toca.

      Eliminar
  8. Me encanta tu manera de ver las cosas, siempre ves algo positivo en todo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Sodoma y Gomorra fueron condenadas por que eran ciudades ricas, su delito era que no eran misericordioso y no aceptaban turistas que vayan a vegetar. Por un lado.
    Por otro lado, se dice que cada pueblo se merece las autoridades que tienen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quedémonos con la sonrisa sobre la hierba de un parque público. Sintamos que no todo es propiedad privada.

      :)

      Eliminar
    2. Chaly, de verdad no los merecemos, no.

      Eliminar
    3. Al césped todos, Cactus incluído.

      Eliminar
  10. ya solo nos faltan 9. Que con mucha suerte los habrá....solo espero que encontrarlos sea más fácil que encontrar la aguja en el pajar....besooos

    ResponderEliminar
  11. Me gusta la sonrisa y me gusta que aparezca un hombre justo que no conocía, anónimo hasta que lo mostraste porque me hace suponer que hay otros muchos así. Tal vez, sólo tal vez, sobresale siempre lo peor.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Con tu permiso, Pilar, yo propongo mi mujer justa: Sol Gallego-Díaz, periodista de El País, que mantiene un nivel profesional y ético desgraciadamente infrecuente

    ResponderEliminar