GUERRA DE PULGARES

Cuando los niños eran pequeños y quería mantenerlos quietos y casi calladitos en la sala de espera del pediatra, recurría muchas veces al combate de pulgares, en ocasiones desesperadas incluso con atrezzo y maquillaje, pero hace ya años de eso y ando desentrenada.


Así que he decidido actuar con prudencia y establecer una adecuada rutina de calentamiento y fortalecimiento de mis apéndices manuales, que con un hombro escacharrado ya tengo bastante, por ahora.

Os preguntaréis el motivo, sobre todo aquell@s que hace ya tiempo os pasasteis al móvil washappero y domináis con soltura adolescente el arte de escribir en una diminuta pantalla táctil a dos dedos; y es que al fin, tras ceder puntos de permanencia a uno y otro, por fin, tengo un smartphone con un muñequito verde dentro, que me informa de vuestros comentarios, me cuenta en tiempo real cómo va la prima más famosa desde el de Zumosol, cumple con mucha más responsabilidad que el correo del zar y me permite apalabrarme a distancia.
Solo necesito aprender a no pasarme de frenada deslizándome por la pantalla más rápido de la cuenta, a no apptualizarme cosas que ni entiendo y a escribir con dos dedos, esos pulgares que tenía abandonados.
 

Se admiten sugerencias y consejos.

16 comentarios :

  1. Sugerencias?

    Fortalece los dedos y la punteria a los botones vendra sola, cuidado con el corrector ortografico automatico, te puede meter en lios :P

    Y apagalo por las noches, o sonara toda la bendita madrugada :D

    Como ultimo recurso, lo tiras por la ventana y asunto solucionado... son re fragiles esas cosas XD


    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. ¿Que te parece?, el que inventó esas cosas no pensó en los que tenemos mas de.......(la cuenta)
    Pero vamos a salir adelante.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. A todo acaba acostumbrándose uno.
    Y mis pulgares no se pelean, tienen repartido el teclado: Mitad y mitad.

    ResponderEliminar
  4. jajajaja, dice que los pulgares se estaban perdiendo hasta que llegaron los móviles...

    Respecto a lo demás siento no poder ayudarte puesto que soy un desastre y seguramente mis consejos serían, a ese nivel, altamente perniciosos.

    ResponderEliminar
  5. Pues ya contarás cómo se vive la posible adicción que te asaltará. Una tecnología absolutamente absorbente y más paa un bloguero o alguien que esté en Twitter. Peligro, peligro. Yo no doy el paso porque no saldría de la pantalla y quiero pensar que de vez en cuando soy real.

    ResponderEliminar
  6. Después de seis meses de tener el smartphone, recién estoy entrando a internet con él...a ver, obviamente, el correo, si hay mensajes, si no...si alguien ha actualizado su blog...pero como me resisto al whatsapp todavía no lo he instalado, porque oigo toda la mañana en el trabajo el "tiroriro" de los mensajitos y no quiero ser esclava del teléfono mirándolo cada dos por tres...además el mío es Nokia y tienen otro sistema operativo...así que mucho no te puedo ayudar con el Android...eso si...desconecta el corrector ortográfico, que parece estar en chino mandarín y escribe lo que él quiere....Opino igual que Sergio...es adictivo y doy fe de ello...mis compis tienen el teléfono pegado a su mano con superglú...jaja....besoooosss y felicidades por tu nuevo teléfono.

    ResponderEliminar
  7. Me temo que solo se usar los dedos para algunas cosas desde mi punto de vista más importantes que para esa mierda de tecnología que no nos deja en paz y cuya misión es que las empresas de comunicaciones ganen pelas y más pelas; mis dedos los uso por ejemplo, en eso coincidimos, para jugar con mi nieto a la batalla de pulgares, el dedo indice ya lo uso para más cosas, aparte de meterlo en la nariz y para señalar, lo más importante lo hago con mi esposa cuando nos ponemos juguetones; el meñique para jugar a tirar y ver quien tiene más fuerza, cuando lo hago con mi nieta siempre pierdo; en cuanto al anular y al corazón los uso menos, pero todos en su conjunto tanto los de la izquierda como los de la derecha los uso para dar a las teclas del ordenador, no me veo dándole al washap.

    Un abrazo

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Personalmente creo que lo de estar conectado todo el tiempo es un absoluto coñazo. Si la convivencia del automóvil con los móviles ya era complicada, ahora tengo las calles llenas de "alelaos" pendientes del "wassap" al volante, lo que conlleva distracciones, atascos y accidentes.

    Por no hablar de que tomarse un café con alguien que está mas pendiente del móvil que de la conversación que mantiene contigo, se ha convertido en un asco.

    ¿ Es tan necesario ?.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Al final caemos todos! al principio te crees que es lo mejor del mundo, luego que no es para tanto y al final le encuentras su punto y no puedes vivir sin él...
    lo del wassap lo mejor...la app de clan imprescindible, el de metro de madrid tb...jeje cada uno tiene sus utilidades...tendrás que encontrar la tuya!
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Yo me estoy poniendo límites, porque quiero dedicarle el tiempo justo y últimamente me estaba pasando. Hay vida después de la tecnología.

    Besos :)

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola Pilar! por mi parte no hay sugerencias, sabes que vivo en ("Bedrock") Piedradura :) eso si, mis hijos saben más unos de los otros a través del wassap que cuando vivían juntos en casa.
    Un abrazo y venga ya falta menos!!!

    ResponderEliminar
  12. nena asi ando yo por eso no publico comentarios tardo mucho y me equivo un monton. Besos

    ResponderEliminar
  13. Oleeee, felicidades por tu nuevo móvil, te aseguro que es muy útil. Un besazo.

    ResponderEliminar
  14. 24 horas de movil nuevo, con whasupp y ya ando buscando que se quede mudo... (vale soy andaluza y exagerada, me gusta el invento y seguro que encuentro el equilibrio)

    besos a tod@s!!!!

    ResponderEliminar
  15. Encontrarás el equilibrio, Pilar, y utilizarás el aparato para estar más cerca de la gente, mejor informada y entretenida cuando quieras o harás click cuando te apetezca. Pero yo, por si acaso, no me conecto a apalabrados, que creo que es adictivo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Venga acepta el reto, que tienes tiempo....

      Besitos

      Eliminar