,

どん欲

Más allá de la fuerza de la naturaleza desatada en forma de terremoto o tsunami, hay en Japón un culpable de la última devastación, algo pequeño, quizás del tamaño del bosón de Higgs, que se introduce en las mentes de los hombres y devora hasta el último resquicio de razón, de humanidad.

Vieja como el mundo, pero quizás nunca tan poderosa como ahora, la codicia aparece como última responsable de la tragedia japonesa, en la maraña de intereses encontrados de propietarios, reguladores y gobierno, ella y solo ella triunfa. Ya sabemos a qué precio.

La sonrisa de hoy es un poco tristona, pero alentadora, la actitud de Juan Morano, histórico político del PP leonés que se opuso a las medidas contra el carbón y tras serle abierto un expediente disciplinario, se ha dado de baja como militante, al sentirse más comprometido con las personas que le eligieron como representante en el Senado. Hay políticos que nos reconcilian con la política, y eso, sin duda es motivo para sonreír.

21 comentarios :

  1. Gracias por recordarnos que incluso en plena ciénaga existe un espacio para la esperanza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No debemos olvidarlo, o estaremos perdid@s

      Eliminar
  2. Que bueno Pilar, al menos hay uno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que hay más, debemos estar atentos al silencio honrado

      Eliminar
  3. Un aplauso para Morano...¿Cómo va tu hombro?...espero que mejorando paulatinamente...besooos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pau-la-ti-na-men-te, o sea despacito, despacito.

      Besos guapa

      Eliminar
  4. Es muy raro que ocurra esto hoy en día, pero mi aplauso y gran sonrisa para este hombre. Una gran bocanada de aire fresco y limpio.
    Besotes Pilar!

    ResponderEliminar
  5. Es muy propio de de las personas honradas ser consecuentes con sus principios y tenemos que dar gracias a personas como Morano y a aquellas que como tú resaltan sus valores.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debemos esforzarnos por ver tambien lo bueno.

      Un abrazo

      Eliminar
  6. Si, hay algunos, pero lamentablemente quedan deslucidos y transparentes frente a las bestialidades y avaricia de los otros...

    ResponderEliminar
  7. Qué valor el de Juan Morano. Habría que recordar este tipo de gente todo el tiempo. El problema es que el "otro tipo" de gente se te hace más inolvidable por odiosa. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda la razón, hace mucho más el ruido de uno que el silencio de mil.

      Besos

      Eliminar
  8. Sin duda es motivo para sonreír.
    Si al menos la mitad de los políticos tuvieran algo de esa capacidad de lucha por lo que está bien independientemente de los intereses económicos, políticos y demás, otro gallo nos cantaría.

    Besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  9. Afortunadamente nada en este mundo es identico, incluyendo a los politicos, aunque suene raro...

    ResponderEliminar
  10. uf, la sonrisa de hoy es muy dura, cuando la noticia es la excepción... chungo.

    ResponderEliminar