, ,

BUSCANDO LA PLAYA



Bajo los adoquines.

La violencia es algo que me espanta, el enfrentamiento verbal fuera de los cauces de la educación y el respeto me alteran y sofocan. Y creo firmemente en que la historia sirve para aprender de los errores del pasado.

Escribía ayer sobre la toma de la Bastilla, imaginando un momento en que nuestra sociedad despierte y entienda que no es un problema de siglas, de colores políticos, de filias o fobias, que no es una crisis sino un escenario nuevo en el que debemos aprender a posicionarnos. 

No se trata de armarnos hasta los dientes y atacar al de enfrente, uniformado o no, sino de dar un paso al frente y asumir que el pasado no volverá, que el hiperconsumismo no es sostenible, ¿cuántos pares de zapatos puedes tener antes de descubrir en el espejo a Imelda Marcos?, que la diferencia entre el rendimiento del capital y el trabajo no puede seguir creciendo en detrimento de las personas, que "abaratar costes" significa admitir que las condiciones laborales empeoren día a día sin que existan límites para ello, que otro modo es posible, aun cuando no sepamos cómo.

La Bastilla que imagino se asemeja más al parquet virtual en el que todo tiene precio y donde siempre ganan los mismos, que al parlamento, por poco respeto que me quede por los que ocupan sus escaños, siempre a dos metros sobre el suelo de la realidad cotidiana de quienes dicen representar. La Bastilla que imagino tiene sucursales en cada uno de nosotros, porque también somos mercado, por eso quizás es  tan complicado.

Palabras antiguas resuenan en mi cabeza, justicia, equidad, igualdad, respeto...deberíamos encontrar un modo de que cobren vida de nuevo, no como fueron sino plenas de un nuevo significado, porque no puedes bañarte de nuevo en el mismo río, pero sí aspirar a un agua limpia y fresca.

13 comentarios :

  1. De momento el nuevo escenario sí se repite y no es tan nuevo. Opresores y oprimidos. opresores a los que se les va la mano y pueblo oprimido que se enfada y los guillotina. Como decía, seguimos olvidando el pasado.

    ResponderEliminar
  2. Se trata de ideas, de buscar soluciones, no a lo loco y sin pensar. Para los chinos, la palabra crisis tiene dos significados, una es peligro...porque toda crisis significa cambios y todo cambio implica incertidumbre por el futuro y en cierta forma peligro...pero además significa oportunidades...y eso es lo que debemos buscar...besooosss

    ResponderEliminar
  3. Si no es con una profunda regeneración de la política, y de la clase política española, en todo su espectro, no veo una salida clara a los problemas que tenemos.

    Al final, las cartas han quedado al descubierto, y ahora vemos perfectamente la capacidad ( o la incapacidad mejór ) de casi todos lo que componen esa casta.

    Necesitamos poner en valor cualidades como la honradez, la humildad y el trabajo bien hecho, por el orgullo de hacerlo.

    Pero eso solo se puede hacer prescindiendo de gente que trabaja solo con un horizonte de cuatro años, y con la vista puesta en las encuestas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. De toda crisis surge un cambio y de esta tal vez salga lo que tu propones, pero espero que sea lo que sea termine pronto y no salga muy mal parada! viva el egoismo!!
    Besos

    ResponderEliminar
  5. No sé cuando estallará esta Bastilla, pero le tengo un poco de miedo, si te digo la verdad.

    Un abrazo apretao...

    ResponderEliminar
  6. ¿Que el pasado no volverá...? No estoy yo tan segura tan siquiera de que no haya vuelto ya hace tiempo...

    Un beso, Pilar.

    ResponderEliminar
  7. Pilar:
    Has presagiado lo inevitable. El modelo actual de opresión a través del falso placer del consumismo es algo que se agota.
    Lo reemplazará algo nuevo. Debo advertir que quienes gozan de los privilegios de este sistema serán los que propongan su cambio. Por supuesto que a beneficio propio.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. No creo que la situación en la que vivimos hoy "sea un escenario nuevo", forma parte de nuestra historia cíclica, solo que, en esta ocasión, no se ha sabido o querido interpretar a tiempo, ¿tendrá consecuencias?, no lo veo claro, seguro de que antes que estalle el globo, algún listo entenderá que es mejor desinflar a que esa presión interna lo haga explotar.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Lo que dice Rodericus es cierto, haría falta comenzar de 0, y no sé si es posible la verdad... quizá la palabra crisis no llevará a otra palabra que ademas rima con ella
    CATARSIS, a lo mejor es lo que nos hace falta, no sé
    Besos

    ResponderEliminar
  10. algunas personas no conocen esas palabras que describes, y es una gran pena... Respeto, equidad, igualdad, deben parecerles lejanas. Un besazo.

    ResponderEliminar
  11. Me preocupa leeros tan preocupados y pesimistas...pero claro, se me olvió la sonrisa ;)

    ResponderEliminar
  12. Recuerda que, de La Bastilla, no queda ni una piedra.

    ResponderEliminar
  13. Pero la playa sigue estando bajo los adoquines.

    ResponderEliminar