,

PAS DE DEUX

No es sencillo ejecutar un dúo. En ocasiones la entrée no es lo fluida que esperabas, al fin y al cabo no es lo mismo tomar unas copas, compartir unos partidos que hacer hueco en tu coche al baúl de la Piquer con que viajan algun@s de fin de semana. Superado el momento tetris maleteril entra el adagio; kilómetros por delante con el escaso refugio de la conversación sobre el tiempo y la música, mientras mal disimulas la inquieta mirada al cuentakilómetros y al navegador, en la primera parada has repasado todos los temas comunes y comienza el reto, ante la guía abierta cada protagonista se desvela.


Variaciones de turista inquieto, coleccionista de “retratos”, compulsivo shopper, relajado bon vivant, cada parte muestra sus cartas con inquietud y prudencia manteniendo el ritmo hasta la coda de cierre, sin percibir apenas que has dejado de contar los pasos y te mueves al compás sencillo de quien ha encontrado un buen compañero de viaje.

Y si a dos es complicado, qué decir cuando hablamos de cuatro. Puede no ser el modo más prudente de cimentar una amistad, pero a veces, las pistas son buenas y al tirarte a la piscina, hay agua. 

Merci, mes amis.

Disfrutar unos días en un entorno agradable con una nueva pareja de amigos es sin duda un motivo para sonreír  (más si el coche es suyo, conducen con prudencia, les gustan las mismas cosas y vuelves consado pero encantado)

16 comentarios :

  1. Lo has expuesto muy bien y de una forma muy realista, didáctica y hasta con ternura,
    de todas formas la mejor música , el mejor canto suele ser a dos voces salas.
    Me ha gustado tu entrada , por la forma y el realismo que contiene.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Se puede hablar simplemente del tiempo...o se pueden contar las cosas, como las cuentas tú ¡gran compañera de viaje has de haber sido!

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no se lo he preguntado, jeje.

      Gracias guapa.

      Eliminar
  3. Con cuatro depende mucho de la compañía, pero contigo el éxito está asegurado.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Tú y tu manía de juntarte con seres humanos. Con lo felices que somos mi Códice Calixtino y yo aquí, en Lavapiés, sin nadie que nos moleste. Hala, a hablar y a aguantar personas. No comprendo vuestro masoquismo. ¿Qué va a ser lo próximo, votar a la izquierda?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me temo que con esta deriva, todo es posible, aunque con una paradita en UPyD

      besos

      Eliminar
  5. Descubrir nuevas caras, afinidades comunes, y viajar de una manera relajada y feliz. ¿ Que mas se puede pedir ?.

    Que haga buen tiempo.

    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues el tiempo, más o menos, pero bien.

      Eliminar
  6. Los viajes con otra pareja pueden resultar un incordio o una satisfacción.
    Afortunadamente a ti te ha tocado la segunda opción y es una gozada, porque como tú dices, cuando vuelves has disfrutado de unas buenas vacaciones y encima has congeniado con gente nueva. En caso contrario el viaje puede ser un auténtico infierno... te lo digo yo.

    Besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un riesgo que si sale bien es un placer, pero si sale mal, te amarga el viaje, sin duda.

      Besos

      Eliminar
  7. Asi como dice Gala, mi experiencia saliendo en parejas es terrible, no creo volver a hacerlo en los proximos, ehmm, no se, 20 años?

    Pero me alegro que a ustedes les funcionara tan bien :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás ya toca que te salga bien ;)

      Eliminar
  8. La única manera de saber si es bueno, es probando. A veces falla pero otras es buena.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, y esta vez hemos acertado.

      Eliminar