, ,

GOTAS DE VERANO

Con la mente adormecida y los sentidos despiertos, el transcurrir de los días se vuelve perezoso y casi intrascendente, las horas meras referencias que confirman los apetitos del cuerpo.

Dormir, comer, reír, abandonarte a la caricia ingrávida del agua, disfrutar la brisa soplando sobre la piel mojada, contemplar las estrellas, escuchar el mar ronroneando en la orilla y percibirlo todo como lo que es, un regalo sencillo.

El mundo sigue girando, la economía dirigiendo el tráfico, los políticos convencidos de que lo que representan es la vida cuando ya todos sabemos que no es sino puro teatro, en Londres algun@s alcanzan sus sueños y otr@s los ven desvancerse, mientras poco a poco (muy poco a poco y normalmente con siluteta de mujer) vamos sumando las medallas que nos ponemos tod@s obviando el dolor, el sacrificio o el esfuerzo de quienes no las alcanzaron. (la mejor crónica en Twitter, de la pluma de @compgilipollas)

Dicen las estadísticas que en verano es cuando más gente decide divorciarse, demasiado tiempo junto a quien ya no conoces o a quien desearías no conocer tanto; que bueno saber que las reglas están para romperlas, a mi en vacaciones me sorprenden cada día mil y un motivos  para quererte más.

Y como sonrisa, el andar vacilante de un bebé dando sus primeros pasos, todo cambia, pero todo permanece.




22 comentarios :

  1. Mil y un motivos para querer a alguien mas. Eso es suerte, más que la primitiva

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena por ese panorama tan halagador que disfrutas...que dure mucho tiempo.

    ResponderEliminar
  3. Una buena sonrisa... los que trabajamos con niños vivimos ese momento de comenzar a andar como una gran odisea, como una aventura interminable... si supieran la que les espera igual seguían a cuatro patas...

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Pero que entrada mas bonita, será por el mar, será por los pasitos del bebe? O por esos motivos? No se, pero te sales amiga...
    un beso enorme Pilar

    ResponderEliminar
  5. Ainsss... siempre hay más divorcios dicen, pero seguramente es que porque es cuando muchos tienen tiempo para plantearse que sus vidas no funcionaban de antes.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  6. Que no se rompa la magia y a poder seguir disfrutando de esa brisa soplando sobre la piel mojada.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  7. El verano y esos momentos que te hacen creer que todo va bien porque no pierdes tiempo pensando en lo mal que va todo. A veces creo que una parte de la felicidad es no encender el televisor a la hora de las notícias. Lástima que tengamos que tener controlados a los enemigos. Sigue disfrutando de las vacaciones que para eso están. Besos.

    ResponderEliminar
  8. Si es verdad que dicen eso del verano, pero que también puede reafirmar el amor que parecía olvidado.
    Aunque sólo sea por llevar la contraria.

    Tú disfruta de los días sin horas, del tiempo parado, y sigue andando...

    Todo queda, siempre, de algún modo, visible o escondido tras la piel, pero ahí está.

    Besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  9. ¡Envidía, envidía que te tengo de no poder yo estar disfrutando de esas playitas! pues así estamos, las mujeres al poder en las Olímpiadas aunque injustamente olvidemos a los que no han triunfado sin tener en cuenta todo el sacrificio hasta llegar allí.
    Quien se divorcia en verano es porque tal vez no tuvo tiempo suficiente durante el año para enfrentarse a su realidad, con el tiempo libre no queda más remedio que enfrentarte a los problemas, pero para la mayoría, como para ti, ese tiempo compartido, de estar otra vez juntos suele ser un tiempo para el amor. Disfruta, sigue en ello.

    ResponderEliminar
  10. Voto por este amor que permanece y se elige cada día, agotando inviernos, renaciendo soles de verano y esas alitas que inician la vida dando vueltas... Besos y felicitaciones por esta entrada Pilar!

    ResponderEliminar
  11. Las reglas fueron inventadas para que nos divertamos rompiendolas.


    Besos

    ResponderEliminar
  12. Hubo, sin embargo, un tiempo en que verano era sinónimo de amor. De amor imposible.

    ResponderEliminar
  13. (Mi nieta se está "soltando" a andar).

    ResponderEliminar
  14. Todo cambia y todo permanece... Mientras permanezca el amor no importa demasiado que es lo que cambia...

    Besos

    ResponderEliminar
  15. Las estadísticas dicen muchas cosas.

    Me gusta tu idea del regalo sencillo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  16. Pilar:
    Hoy he leído uno de tus mejores post, sin dudas.
    Me alegra muchísimo por vos, que se te nota estás muy feliz.
    Y bien se sabe que tal estado anímico es contagioso...
    Un enorme abrazo.

    ResponderEliminar
  17. En un concurso de microrelatos que convocó El País el verano pasado recuerdo uno de ellos que decía algo así como "Qué ganas tengo de que acaben estas vacaciones y recuperemos cada uno nuestra libertad", me pareció demoledor.

    ResponderEliminar
  18. Es un verano que muchos firmarían con los ojos cerrados cielo ¡Enhorabuena!
    Un besote

    ResponderEliminar
  19. A mi el verano me encanta, es más se me hace tan corto.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  20. Disfrutemos de este verano caluroso que se apacigua con el agua del mar. Aprovechémoslo. Me temo que el otoño, invierno, serán fríos, muy fríos.

    Enhorabuena por esa felicidad Pilar.

    Besos!

    ResponderEliminar
  21. que plácido me ha resultado el post! tranquilo ¡no se! me gusta el motivo para sonreir y que descubras más motivos para querer al contrario!
    Muchos besos

    ResponderEliminar
  22. Gracias por venir y "echar un ratillo" para conversar.

    besos de verano (pero con hielo)

    ResponderEliminar