, ,

MÁS QUE PLAYA

Buscando "la fresca" nos escapamos a la sierra, a Cazorla, recuerdos de primera infancia y primera vuelta, reconciliación con unos pinos que pasan de centenarios (siempre me parecieron los pobres de entre los árboles), y ojo avizor buscando fauna. Tras la oportuna madrugá...qué dura es la vida del turista.

Ciervos, gamos, cabras, zorros y ardillas se presentaron a la cita con más o menos puntualidad, para deleite de grandes y chicos, extasiados ante la elegante estampa de las ciervas, la agilidad del grupo de gamos moteados, la pereza de la cabra sobre su inalcanzable aprisco, la sinvergonzonería del zorro que se acerca en cuanto escucha el runrún del 4x4 a buscar su dosis de comida a cambio de las fotos que todos hacemos encantados, o la agilidad pícara de las ardillas que se asoman a media altura, como retándonos a perseguirlas.

Nos atrevimos incluso a remontar el cauce del Borosa, más caudaloso que el Guadalquivir en su nacimiento (ya se sabe, que lo importante no son los principios) y a disfrutar de sus aguas heladas, mientras el guía nos demuestra a cada paso lo inconmensurable de nuestro desconocimiento sobre la naturaleza, aunque incluso aquí se murmulla con mala cara sobre la prima esa o la pertinaz crisis.

Aunque poco duran los malos pensamientos y los negros presagios si tienen que luchar con la belleza serena del agua pura haciendo de espejo a una sierra que demuestra que cuando se quiere se puede, que proteger lo nuestro puede ser rentable y que a algunos hombres grandes se les hace caso de vez en cuando. (No es posible recorrer el Parque sin recordar a Rodríguez de la Fuente, su compromiso y su dedicación)

Una cena al abrigo de las peñas, entre el castillo y una iglesia renacentista  reconvertida en museo a cielo abierto, en más que grata compañía cierra la primera etapa de nuestra aventura.

(los 40 minutos de slalom gigante entre Cazorla y el Parador, un punto añadido a los deportes de riesgo que se practican en el parque, sin duda)


Combinando una de cal y otra de arena, en nuestro caso naturaleza y arte, asaltamos Úbeda, que junto con Baeza han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad.

Pertrechados de nuevo de guía (sin cuatro por cuatro, pero con el agua preparada) afrontamos la monumentalidad de la villa, arte sacro funerario, palacios civiles de prohombres de la época, iglesia sobre mezquita y plazas hermosas, donde la muerte se vestía de grana y oro o de monumental hoguera según oficiaran la fiesta toreros o dominicos.

Dulces de Clarisas, torno mediante, y buena mesa. Y si no fuese por los cincuenta grados que nos esperaban tras el café...seguro que hubiéramos seguido paseando por Baeza (mi abuela me lo perdonará) Y es que cuando el sol no cae, sino que se te tira a la cabeza, mejor rendirse a la evidencia y salir corriendo a tirarse a la piscina.

La sonrisa de hoy; los inevitables huuuuyyyy, ahhhhh, miraaaaaa, qué bonitooooo, al disfrutar unos fuegos artificiales (como los de esta noche para inaugurar alguna Feria)

24 comentarios :

  1. Unas vacaciones bien aprovechadas.
    Ya me sé yo qué feria quieres inaugurar hoy.
    Nosotros, celebrando San Lorenzo con nuestra tradicional entomatá y la mesa rodeada de amigos y de amigas. Mojitos de postre a cargo del vecino cubano, que prepara los mojitos como nadie.

    ResponderEliminar
  2. ¡Que bien lo estas pasando Pilar,me alegro por ti.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Hummm!...que envidia me estas dando, yo aquí sudando fotografiando a Garitano, Izaguirre, Patxi Lopez y compañía y tu por ahí pasándotelo en grande... Disfruta mucho Pilar, disfruta.

    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Cazorla, la tierra de alguno de mis ancestros. Que envidia me das. Aunque solo me quedan tres dias para perderme en la costa del Cantábrico.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Envidio que al menos por la noche el campo no suele ser tan caliente. Y el calor bueno... Si no es húmedo los grados no son tan duros. Aunque 50 es para pensárselo.Besos

    ResponderEliminar
  6. Qué maravilla la SIerra de Cazorla. Yo mañana que es domingo huyo de la playa también, me llevan a un parque de esos de tirolinas y escalada situado entre montañas, así que si no regreso...
    Me ha encantado tu día por Cazorla, gracias por compartirlo
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Pilar:
    Lo que describes es de maravillas. Se nota que la pasas de lo mejor allí.
    Y ante los calores ardientes del sol, nada mejor que un buen chapuzón y luego unos refrescos bien helados, tomados a la sombra.
    Aprovecha al máximo cada instante, no te prives de ello.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Que bien lo estás pasando Pilar..
    Que bonitas fotos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Que bonito todo el paisaje de la sierra, me alegro de que disfrutaras de esas vistas. Un besazo.

    ResponderEliminar
  10. Da gusto leerte...besos y sigue disfrutando!!!

    ResponderEliminar
  11. Eso es disfrutar y compartir el disfrute. Aprovecha y haz acopio de reservas para el otoño, por si resulta tan caliente como el verano.
    Te seguimos con mucho interés, especialmente la aficionada al reino animal. Besos

    ResponderEliminar
  12. No solo bonito, también muy refrescante y toda una aventura.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  13. ¡Jaen, cómo me gustó! y recuerdo con tanto cariño la Sierra de Cazorla y Úbeda, yo me he pasado el fin de semana también entre montañas pero estas en Almería, más allá de Guadix, tenemos a nuestro alrededor un tesoro incalculable y no siempre nos acordamos.

    ResponderEliminar
  14. Hola Pilar, veo que estas disfrutando mucho de tus vacaciones contándonos esta bonita excursión, tubo que ser una pasada cuando el zorro salio a "saludaros" y verlo así de cerca, muy bonita la Sierra de Cazorla y las imágenes que de ella nos dejas, sigue disfrutando de tus vacaciones todo lo que puedas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Tu si que sabes disfrutar de las pequeñas cosas. Aprovechar los instante e impregnarte de belleza.
    Que bonitas las imágenes que nos traes hoy.. y la guinda del pastel los fuegos artificiales.
    Con viajes así quien se preocupa del calor sofocante??

    Besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  16. Hola a tod@s!!!

    La escapada familiar a Cazorla mereció la pena, los chicos montaron a caballo, todos disfrutamos de la excursión por el parque (el guía Plácido un crack), de saludar a la familia, y de la sencilla y gloriosa sensación de congelarte las manos al meterlas bajo un caño de agua.

    Besos

    ResponderEliminar
  17. Bienvenidas Sussana y Belén, un placer teneros aquí.

    ResponderEliminar
  18. Me encanta pasar los veranos (los que he podido) en la sierra. En un lugar lejano de mi ciudad en la que muero de calor. En un sitio que pueda ver hasta la nieve...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de la nieve hubiera sonado bien, pero te aseguro que salvo en la fuente, hacía calor para regalar.

      Besos

      Eliminar
  19. Agradecerte la lectura de tu blog. No todos los destinos turísticos deben ser sol y playa. Existe muchas oportunidades de diversión en turismo rural y activo, como es el caso de la lectura de tu blog. A través de esta lectura, me he acordado de mis veranos en la sierra.

    Saludos

    Jose Antonio

    joseantonioantequera.blogspot.com

    ResponderEliminar
  20. huuuuyyyy, ahhhhh, miraaaaaa, qué bonitooooo post... sigue disfrutando.
    :)

    ResponderEliminar