¿DÓNDE VAN LOS BALONES?

En el patio del colegio, cuando alguien chutaba muy lejos, decíamos (se sigue diciendo, herederos dixit) que había mandado el balón a Cuenca, quizás porque queda lejos de todo, o porque es un lugar ideal para encontrar el quinto pino.


El caso es que por una vez, Cuenca, estaba en el menú. Una combinación de historia, naturaleza, aventura y ciencia.

Iglesias, conventos y edificios sobre el abismo conforman la ciudad alta de Cuenca, donde las famosas casas colgadas (que no colgantes, porque no pendulean, nos corrigen con razón) no son sino la guinda de un pastel, realmente sabroso. 

Un casco histórico que combina sin miedo su sorprendente catedral con el Museo de la Ciencia y el de Arte Abstracto español. Eso sí, no es posible dar dos pasos en el mismo plano, en Cuenca, todo sube o baja, o ambas cosas a la vez.

Tras las piedras talladas por el hombre, las que diseñó la naturaleza nos asombran en la Ciudad Encantada, el fondo del mar de Tetis, hoy encuadrado en la serranía de Cuenca, rodeado de pinares inmensos. 

Muchas de las piedras han sido bautizadas, otras se ofrecen sin pistas, abiertas a la imaginación del visitante.

Y no muy lejos, de nuevo el río, las piraguas y las risas, en este caso el Júcar y sus "rapidillos", otro modo de disfrutar de la naturaleza.

(las fotos, son originales)

Si te queda un rato, te recomiendo un gintónic en La edad de oro

23 comentarios :

  1. El Quinto Pino es un bar, no tan recomendable como tu reseña para el gintonic.
    :)

    ResponderEliminar
  2. Bonita ciudad Cuenca...pero la verdad, creo que debería volver a la ciudad encantada, cuando estuve allí no me gustó mucho, tal vez estaba poco receptiva o tenia mi capacidad imaginativa atrofiada.
    La verdad es que el viaje fue genial, pero recuerdo esa anécdota con sonrisa pícara.

    Besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sería por el calor ¿no?

      La verdad es que sin prisas ni calor es un lugar muy interesante.
      Besos de nuevo a la orilla del Ebro

      Eliminar
  3. Hace tiempo que queremos visitar Cuenca, pero siempre aparece un destino mas cercano o más atractivo en ese momento para visitar :(
    Lo de las piedras para bautizar me ha recordado a las cuevas de cristal de Molinos (Teruel) que el señor que las enseñaba te echaba por tierra cualquier atisbo de imaginación que pudieras sacar " ahora veremos la Virgen del Pilar" "aquí tienen la tarta de boda" "aquí el mantón de Manila"¿¿??? Jolines!! Déjenos imaginarnos algo!!! Jajajaja
    Y que sepas que he echado hoy de menos tu "sonrisa del día" ....jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se me escapó la sonrisa, claro me puse a recomendar gointónics...

      Merece la pena el viaje, de verdad, es de esos sitios que quedan siempre a desmano, ya lo sé, pero seguro que os gusta.

      La Ciudad encantada se visita sin guía y se agradece, yo también recuerdo al de Molinos je,je.

      Eliminar
  4. Hola Pilar, me alegra saber que has estado en mi tierra y que te ha gustado, la foto que has sacado de la casa es preciosa, las demás también pero esa es muy bonita, yo siendo de allí todavía no conozco las maravillas que has visto, a ver si me hago el animo y voy que no puede ser:), felicidades por las bonitas vacaciones que estas pasando, la reseña que nos dejas esta muy bien y se ve bonito el lugar, gracias, que tengas un buen fin de semana.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente nos ha gustado mucho. Anímate a descubrir el resto, vale la pena.

      Un beso

      Eliminar
  5. Bonita crónica desde Cuenca. La próxima vez que vuelva, visitaré ese sitio de los chintoni.
    Un besino.

    ResponderEliminar
  6. Bueno...te cuento que no conocía la frase referida a Cuenca..en realidad conocía otra...jaja...y el quinto pino lo tengo cerca...en Almería...pero te digo que estoy aprendiendo un montón con tu viaje....y me están dando unas ganas de ir a remojarme en esa cascada que no veas...besoooosss

    ResponderEliminar
  7. La de ganas que tengo de ir a Cuenca!!! A ver cuándo puedo escaparme unos diítas!

    Saludos!!

    yapagalaluz.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya sabes, calzado cómodo, o crampones ;)

      Besos

      Eliminar
  8. Durante mucho tiempo me han dicho de ir a Cuenca, un amigo de infancia. Y siempre me lo ha pintado así de atractivo o más. De hecho él dice que Cuenca es el centro del mundo. Me quedo con tu imagen positiva pero con los pies en tierra. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El centro del mundo no sé, pero desde luego merece el viaje, sin dudar.

      Besos

      Eliminar
  9. No la conozco pero siempre tuvo algo esta ciudad que la convirtió en mítica, ¿verdad?

    ResponderEliminar
  10. ¡Qué relajante entrada! Me ha permitido recordar todos las rincones que describes, respirar el aire sano de la sierra, oír el rumor del río e imaginar petrificadas historias. Por algo le llaman la Ciudad Encantada. Una delicia.

    Besos ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te trajese buenos recuerdos ;)

      Eliminar
  11. Después de leerte dan ganas de volver. Para prepararme, esta noche, chintonis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Prueba con unas rodajitas de fresa..uhmmmm

      Eliminar
  12. http://visitas-gratis-en-tu-blog.blogspot.com.es/

    Este blog vuelve a estar activo , visitenos para conocer otros blogs y dejar conocer tu blog . Gracias!!!

    ResponderEliminar