CON EL OTOÑO DENTRO


Aún no he terminado el cambio de temporada, el armario sigue siendo un revoltijo de camisetas de tirantes y jerseys de lana fina, los edredones han salido pero las toallas de playa siguen a la vista, no encuentro inspiración para decorar de otoño la casa, pero siento como caen las hojas en mi interior.

Siempre viví el otoño como una estación de calma, decelerando la vida desde el alocado verano al serio y largo invierno, un tiempo de volver a casa, a las conversaciones tranquilas, a las lecturas reposadas, al desarrollo embrionario de proyectos de cara al futuro que apenas se muestra al final del calendario, tiempo de recolecta, de valorar lo que te proporciona serenidad.

Pero este otoño que me resisto a recibir por fuera, me ha calado tanto que casi parece un inverno, frío y seco, un invierno que me aleja de la vida. Desaparecidas las hojas y las flores, no encuentro los frutos del consuelo y siento que quizás, este sea el invierno de la cigarra.




Hoy me cuesta encontrar una sonrisa, pero me asomo a la ventana y veo a un par de niños, apenas cinco años que buscan entre las hojas, las más hermosas para su trabajo en el colegio, un recuerdo que tod@s conservamos.

40 comentarios :

  1. El otoño tiene muchas cosas buena, y también hay soles y flores, y cosas que nos hacen reir. Mira el lado positivo y disfruta.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  2. Por aquì aùn es domingo 14,y lleg+o la primavera!!!
    Estamos justo al revès de sentimientos.
    Siento que al fin no debo usar las malditas medias y pantys,las bufandas,guantes,abrigos pesados!
    El aire aùn tibio y con una brisa deliciosa,hace preveer un hermoso tiempo de aire libre y si todo va bièn,felicidad.
    Este invierno no fue muy bueno en Argentina.
    No solo el frìo nos acorrala,sinò este maldito gobierno que nos corta toda libertad que puede con tal de aumentar su poder,sus arcas,su todo.
    Y piensa perpetuarse.
    Què ganas de irme a cualquier sitio!
    Hay lugar en España???
    Soportarìa otro invierno,pero no otra re-reeleciòn!!!
    Besos y abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te recomendaría venirte ahora, por que te aprecio.

      Besos

      Eliminar
  3. El otoño siempre trae algo de nostalgia a nuestra vida pero yo lo prefiero al invierno, el frío no me agrada.
    Bss de colores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto la nostalgia se acomoda en otoño y cuesta sacudirsela de encima.

      Gracias por esos besos y tu visita.

      Eliminar
  4. Ha llegado el otoño y me ha apalizado.
    Sin tan siquiera abrir la boca.
    Y ahora, groggy, voy a intentar atizarle yo... pero es que ni tan sólo lo veo...

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿y si lo acorralamos entre los dos?

      Besos

      Eliminar
  5. Ayer domingo fué dia de zafarrancho en casa, toco guardar la ropa de verano y sacar la de invierno, las cosas de esta Granada, pasamos del verano al invierno de bufanda y gorra, aquí eso del otoño son dos días y ya han pasado. Ya solo falta que llueva.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Siento que te encuentres tan desanimada.
    La verdad es que a veces parece que todo se tuerce de tal modo que nos absorbe las fuerzas y todo es frio a nuestro alrededor, aunque afuera luzca el sol.
    Si te sirve de consuelo, mi armario también es un amasijo de ropa que no sé que hacer con ella.
    Si la cambio por la gordita hace un calor que te mueres, si dejo los tirantes al descubierto necesito mis chaquetas... creo verdaderamente , que es un compendio de cosas.
    La situación por la que pasamos a nivel de pais, de economia, los cambios climáticos, este otoño de mil calores y 30 grados, (al menos aquí en Valencia), la sensación de no futuro, las angustias que pasan muchos para llegar a fin de mes, creo, que todo a gente sensible como tú le afecta... y ya no hablo si encima uno se siente mal físicamente ...
    Todo un compendio de sensaciones nefastas, que hacen de un otoño un invierno polar anidado en el cuerpo de una.

    Sonríe preciosa... yo lo hago, a pesar de todas las cosas.

    Besos mediterráneos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pinto la sonrisa, de veras.

      Un beso y sigue mejorando.

      Eliminar
  7. Yo percibo el otoño como la resaca de una larga fiesta.Un espacio de tiempo de recuperación,de encontrase con uno mismo.

    Suerte y ánimos Pilar!

    Abrazos y saludos afectuosos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como sea que no me gusta lo que encuentro, mal vamos ;)

      Besos

      Eliminar
  8. Espero que con la caída de las hojas desaparezcan todas nuestras tristezas... aunque igual es esperar demasiado.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Venga hombre, que querías animarme/nos....

      besos

      Eliminar
  9. Te encuentro melancólica Pili aunque quizás el otoño sea una estación de recuerdos. A mi, siempre las hojas secas, el olor a humo de leña, el color ocre de los árboles, el frío en el rostro, me trae recuerdos, tristes y alegres, que hay de todo, pero los recuerdos son mas acentuados que en otras estaciones. Quizás por eso estoy como tu, con un bañador de cuadros en una mano y una bufanda en la otra, pensativo, sumamente pensativo.

    Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y ya sabes que pensar mucho no es bueno.

      Besos

      Eliminar
  10. Es verdad que las estaciones que van por fuera no son como las que van por dentro. A veces nos levantamos con los neurotransmisores de la felicidad por los suelos. Soy un viejo conocido de esa sensación, ya nos tratamos de tu a tu. Pero por eso sé que es pasajera. Animo.

    ResponderEliminar
  11. Nuestras "estaciones" anímicas nade tienen que ver con las climáticas, pudiendo sufrir días grises en pleno jubilo veraniego o disfrutar de toda la gama de colores del otoño y en el gélido invierno. Sólo está en nuestras manos encontrar calidez en la desnudez del otoño. Animo.

    ResponderEliminar
  12. Me apena que estés triste Pilar, entonces te canto: "Tantas veces te mataron,
    tantas resucitarás
    cuántas noches pasarás
    desesperando.
    Y a la hora del naufragio
    y a la de la oscuridad
    alguien te rescatará,
    para ir cantando.

    Cantando al sol,
    como la cigarra,
    después de un año
    bajo la tierra,
    igual que sobreviviente
    que vuelve de la guerra."
    M. Elena Walsh

    Mi padre nació un 15-10 y ya no lo tengo. No hay motivo para risas hoy, solo nostalgia. Pero así y todo canto para vos. Solo un mimo para atraer tu sonrisa. Besos desde Argentina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu detalle, un abrazo fuerte.

      Eliminar
  13. Oh, Pilar. No estés triste. ¡Imagínate a Mariette preparando cookies! (Lo hice. No han salido tan mal, oiga).

    Ayer preparé la habitación para el invierno. Alfombra, edredón nórdico. Cambio de calzado. Jerséis a mano.


    ¡Conmigo no podrá ese maldito cabrón!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te veo con el tema controlado, y cocinando!!!

      No podrá!

      besos

      Eliminar
  14. A mí también me cuesta cambiar la ropa cuando llega el otoño...
    Espero encuentres la sonrisa pronto, el otoño tiene magia, por lo menos yo intento verla..
    Un saludo

    ResponderEliminar
  15. El otoño siempre desanima un poco...pero hay que poder con ello.
    Por cierto soy Pérfida
    Un saludo coleguita

    ResponderEliminar
  16. Me he identificado con ese revoltijo en tu armario. Cuando ocurre, sé que ha llegado el otoño. Pero sé también que ha llegado por la preciosa descripción que has hecho de él en tu segundo párrafo, y lo entrañable del final de tu entrada.
    Es tan bello que sería una lástima que el invierno llegase antes de tiempo a tu otoño. Estoy segura que tu casa quedará preciosa decorada con esas palabras que nos has dejado.

    Un beso, Pilar. Y una sincera sonrisa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras cariñosas, hoy son como esa manta del sofá, que no te cubre, te abraza.

      besos

      Eliminar
  17. ultimamente vivo muchos otoños...en el peor de los casos acaban pasando, a lo mejor hasta le pillas el punto..,
    hojas es lo que tiene que recoger B. para el trabajo del cole
    Bsos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues seguro que te trae un mural, preciosísimo.

      Besos

      Eliminar
  18. Mi armario sigue siendo un revoltijo en verano y en invierno. Solo cambio las camisas por el largo de manga.

    Bueno, el otoño también tiene su lado amable. Nos recuperamos del calor asfixiante ( este año se ha superado ), echamos mano a los platos de cocina con setas de temporada, y nos libramos de los atascos de tráfico domingueros.

    Eso si, echaré en falta la luz dentro de poco. Eso de que a las seis de la tarde sea noche cerrada, me fastidia un poco.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Setas!!!!!

      Gracias por recordarme lo rico, si es que nos vamos conociendo.

      Eliminar
  19. El Otoño siempre es bonito, aun con la nostalgia y la tisteza que conllevan.
    Escuchar a un niño de 2 años gritando en ingles "the leaves" "look at the leaves!! (¡las hojas que se caen! ¡mira las hojas!), sorprendiendose a tan temprana edad de colorido, no tiene precio...
    Pero aqui, en Baviera, ya hace un Frrrrioooo, y aunque de aspecto es Otoño, de sensacion es invierno ya...
    Saludos!
    http://stuffeninbavaria.wordpress.com

    ResponderEliminar
  20. (La mayoria de los niños en Baviera hablan en aleman, pero tengo la suerte de conocer a algunos que hablan en inges, matizo por si acaso...)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encantada de tenerte por aquí Stuffen, gracias por la sonrisa infantil subtitulada.

      Eliminar