DEFINICIONES

Sorna

1. Espacio o lentitud con que se hace algo.

2. Disimulo y bellaquería con que se hace o se dice algo con alguna tardanza voluntaria.

3.  Ironía (tono burlón con que se dice algo).

4. Noche tiempo en que falta la claridad del día).

Real Academia Española © Todos los derechos reservados

5. El Ministro Montoro al afirmar el 23 de octubre de 2012: "Estos son los presupuestos más sociales de la democracia"

Durán i Lleida  y unos cuantos indignados en la calle y en casa© Todos los derechos hipotecados

Mal de muchos; epidemia. Los padres de Montoro, que no consiguieron inculcarle alguno de aquellos principios de urbanidad como no reírse de la desgracia ajena o la idoneidad de poner "cara de circunstancias", pueden consolarse con el profesor de matemáticas que tampoco pudo hacerle comprender el complejo mundo de los "tantos por ciento".


Hoy una sonrisa meteorológica, la de la primera mañana de niebla que siempre me recuerda películas de misterio. (luego será el horror de no ver el sol en días, pero eso será luego)

11 comentarios :

  1. Besos con sorna de la 2.
    Eso sí, las circunstancias involuntarias.
    Le hablé de ti a mis niños madrileños, y nos echamos unas risas...es que alguno viene de tu campo rebotao. Un descoloque lo que junta Papa Estado.
    Y si juntas a un heavy, a un indie, a un zaragozano revenío y a una rubia...y los metes donde ya viste ayer... Desde la sorna, pasando por el piano de Mari Cruz todo se hace råpido. Y fácil.
    No sé cómo no aprenden los políticos de la vida.

    ResponderEliminar
  2. NOOOOO!!! niebla NOOOOO por favor ...la cabeza de Montoro &CIA es lo que se pierde en la niebla

    ResponderEliminar
  3. Sobre Montoro, se han dicho tantas cosas, que no creo que una más le afecte. Lo peor de todo es que su jefe esté "missing".

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Pilar:
    Obviamente, tu comentario refiere a un hecho local que me es desconocido, pero la sociedad Ministro- sorna es más común en el mundo de lo que te pudieras imaginar.
    Aquí existe el dicho de "más perdido que turco en la neblina", lo que indicaba el estupor de un árabe (*) de tierras desérticas ante el fenómeno húmedo de la niebla.
    Un gran abrazo.

    (*) NdeE: en la Argentina se denomina así a los inmigrantes árabes (sirios por lo general), que llegaron con pasaporte del imperio Otomano.

    ResponderEliminar
  5. Yo casi prefiero que no disimulen, que no finjan, los prefiero así de retorcidos para tener claro que lo que hacen lo hacen con el corazón, podrido, pero con el corazón.

    La sonrisa también me gusta, la niebla es misteriosa y melancólica, pero tiene algo bonito.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  6. Ni sorna ni ignorancia. Gobiernan para los suyos. Faltan al respeto a los demás, lo que les hace mucha gracia, si se observa cómo ríen.
    La niebla, inspiradora de tantas historias.

    ResponderEliminar
  7. Yo también prefiero que se les vea el plumero. Porque les veo confiados y el que se confía se acaba estampando con la gente a la que había subestimado. De momento sonríen porque las manifestaciones encontra son pacíficas pero todo tiene un límite. Hoy estoy positivo. O algo así.

    ResponderEliminar
  8. vamos de mal en peor en este país...

    En fín, que venía además a invitarte a un reto, ¿te atreverás?

    http://podemos-juntos.blogspot.com.es/2012/10/reto-segundo-de-halloween-minirelato-de.html

    ResponderEliminar
  9. La otra mañana parecía que estábamos en Londres y que Jack saldría en cualquier momento.

    Lo del Montoro.... mejor dejarlo.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  10. Personalmente creo que a estos personajes les daban clases especiales de no conocimiento.
    Y así nos luce el pelo... con tal pandilla de mequetrefes en el poder, que se puede esperar?

    Sonrío, por no llorar.

    Besos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  11. Me recuerda a Montgomery Burns el jefe de Homer Simpson...es un taimado e inepto cararrota....cada vez que le veo y le escucho, combustiono...besooos

    ResponderEliminar