,

CHINA SIN CHINAS

En la República Popular China debe haber más o menos 669.862.426 mujeres, pero los 2.2.70 delegados del XVIII Congreso Nacional del Partido Comunista Chino han elegido a siete hombres para dirigir su destino en los próximos 10 años, y al parecer lo han hecho mucho más deprisa de lo esperado (lo que sin duda habrán agradecido las palomas pekinesas recluidas mientras se desarrollaba el cónclave, así como los clientes de taxis con las ventanas clausuradas). China avanza hacia el futuro dando la espalda a la mitad de su población.


El mismo día en Europa, Viviane Reding, vicepresidenta de la Comisión consigue, a la segunda, el compromiso de que en 2020 las empresas que coticen en bolsa contarán en sus consejos no ejecutivos con un cuarenta por ciento de mujeres.  La entrada en vigor de esta medida supondría en España multiplicar por cuatro la representación femenina. Aunque el largo plazo y la oposición de partida de nueve estados miembros (Reino Unido, Holanda, Bulgaria, Estonia, Lituania, Letonia, Chequia, Hungría y Malta) no hacen presagiar un gran éxito a la medida.

Los comerciantes chinos ya nos han sido puestos como modelo económico de desarrollo, quizás deberíamos tentarnos la ropa, porque al parecer de la mano de los recortes económicos vienen otros. 

La sonrisa se la he tomado prestada hoy a un par de niños americanos que querían un gato, su padre les dijo que se lo dejaría tener si conseguían 1.000 Me gustan en Facebook. Ellos subieron esta foto y...han llegado a más de 120.000 y disfrutan de su gatito.

15 comentarios :

  1. Me quedo con la historia de los pequeños y su gatito.

    Porque, ¿ que demonios podemos esperar de unos tipos que pasaron directamente del feudalismo a la "dictadura del proletariado" y al liderato del "gran timonel" ?.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  2. Qué esperabas de un país en donde tener una hija es prácticamente una desgracia?...me quedo con estos dos niños...son los reyes del ingenio...llegarán lejos...me encantan...besoooss

    ResponderEliminar
  3. Fíjate en el cuadro que hay detrás de los siete dictadorzuelos orientales.

    En el restaurante chino que hay cerca de casa tienen otro igual aunque más pequeño.

    No cuidan los detalles. Y mucho menos a las mujeres.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Consecuencia de la política del hijo único y de un infanticidio femenino.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. La imagen representa el nuevo staff de un restaurante chino sin mucho aprecio por el diseño.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Muy bueno lo del gato, el padre es un ingenuo, se lo puso fácil. Lo de china, bueno, es lo que pasa en las dictaduras, no es ninguna sorpresa.
    Lo de imponer cuotas no me convence, así no se consigue la igualdad, por ese camino yo quiero un 40% de mujeres en mi empresa y en los equipos de fútbol...

    Un beso y a por el viernes.

    ResponderEliminar
  7. Nos han educado en el eurocentrismo y no somos conscientes de como está cambiando el mundo. China tiene unas maneras políticas claramente deficientes desde el punto de vista democrático pero ese país teóricamente comunistas es el banquero capitalista de los países desarrollados, quien compra nuestra deuda, quien nos da préstamos. Así que cuidadito, que pueden enseñarnos los dientes.
    En cuanto al déficit femenino es consecuencia de una mentalidad milenaria que contempla a las hijas como una carga familiar. Cuidado con el rasgado de vestiduras, vamos a preguntar al Vaticano qué opina de la representación de las mujeres en las instancias representativas. Y el Vaticano ocupa un sillón en la ONU y en nuestro país tiene veto legislativo.
    Me gusta el ingenio y la determinación de los niños. Ele

    ResponderEliminar
  8. Ya, se ve que las mujeres no estan precisamente muy valoradas en China. En occidente se ha conseguido bastante, pero lo que queda... Tengo una nueva amiga (de otro continente) que tiene que pedir permiso a su marido para practicamente todo (y no te creas que la dejas, vamos, que no la deja venirse a tomar un cafe por las tardes...). Queda mucho por hacer en lo que se refiere a derechos de la mujer.

    Me encanta lo de los niños y su gatito. ¡NO LO SABIA? Pues habria puesto un "me gusta", que no cuesta nada, pero si ya lo tienen...
    Espero que cuiden bien de ese gatito y lo alimenten y demas (una cosa es querer un gatito, otra ser capaz de cuidarlo...).
    Muakis

    ResponderEliminar
  9. ¿Y qué esperabas de un país que mataba niñas porque quería varones en las familias? Pero al margen de eso es buena la notícia de que en Europa haya más representación femenina. Si el poder no está compensado y hay un contrapeso femenino vamos por mal camino.
    Hoy con lo del gato sonreímos juntos.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Claro que has tocado China donde son mas cerrados que una boina calada, pero todo se andará. Hay mucho que superar allí, como la actitud de la gente respecto al nacimiento de niños o niñas, participación en el sistema educativo, igualdad de oportunidades en el empleo, acceso de la mujer a los puestos claves de la sociedad y, sobre todo, una mentalidad que discrimina a la mujer ya desde antes del nacimiento. El mundo occidental es muy distinto, aunque los ramalazos de machismo no se van tan fácilmente. Por desgracia aun quedan machistas de alpargatas y de corbata. Pero soy optimista. Aquí concretamente, en la Universidad del País Vasco el 56,5 de estudiantes son mujeres, lo que significa que las hornadas que saldrán de profesionales serán de mujeres bien preparadas para trabajar y mandar. Hace bien poco que como sabrás tuve que estar en el hospital, en urgencias todo eran mujeres, desde médicos hasta enfermeras pasando por auxiliares, aquello era el Edén. Y arriba, en planta el médico que me llevo era mujer, doctora. Con eso quiero decir que si se crea un efecto domino, pero al revés, no caer, sino levantarse, será posible todo.

    Me ha encantado lo del gato y los niños, siempre es bueno esas bocanadas de aire fresco.

    Un beso Pili.

    ResponderEliminar
  11. Lo más jodido de todo esto es que no podrán leer ni opinar nada sobre este post. Está todo capao.
    :(

    ResponderEliminar
  12. Manda narices que se tenga que adoptar medidas en Europa para que a partir de cierto año haya mujeres en los consejos de las empresas....

    Creo que sería algo natural y no por ley que tenga que haber mujeres presidiendo empresas.

    Y para ser más normal, presidir, dirigir, gestionar o trabajar en una empresa tendría que ser el mejor cualificado para ese puesto, me da igual que sea hombre, mujer o mono.

    ResponderEliminar
  13. Que se puede esperar de un país que mataba a sus propias hijas.

    No se entiende bien que en las universidades haya más mujeres que hombres y sin embargo haya que poner una cuota de representación femenina en los consejos de las empresas.

    Esos niños prometen :)

    Buen finde

    ResponderEliminar
  14. Curiosamente, en nuestro país existe el cupo femenino en las candidaturas.
    Para candidatos a senadores (dos por provincia por la mayoría y uno or la minoría) se asegura un mínimo del 33% de mujeres en el Senado de la Nación. En las listas de diputados rige el mismo principio del tercio femenino asegurado.
    Las feministas, de parabienes.
    La realidad: la enorme mayoría son las cónyuges del señor ppolítico, que extiende a través de ellas su poder. Esto llegó a suceder iincluso con el cargo de Presidente de la Nación, donde el marido -un ciudadano común- manejaba los hilos del poder (se lo llamaba el "doble comando", como en los coches escuela).
    Al morir el marido un año antes de las elecciones, esa señora quedó al mando de todo; con algunos golpes bajos (la viuda siempre lloraba cuando lo mencionaba a ÉL), más un despilfarro sensacional renovó su mandato. La semana pasada hubo una manifestación de más de un millón de personas -en su mayoría de la agobiada clase media, oprimida por excesivos impuestos sin retorno de prestación básica alguna- reclamaba por una mejor gestión.
    Por todo ello, ¿qué sentido tiene la cantidad, sin la debida calidad?
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  15. No termino de sentirme cómoda con las cuotas, aunque todos los estudios defienden que son el mejor camino para alcanzar una igualdad real.
    Gracias por vuestras aportaciones.

    ResponderEliminar