, ,

¿CÓMO ESTÁN USTEDES?

Comenzamos la mañana del domingo camino del cementerio, reviviendo en silencio otras pérdidas, callados, serios, perdidos en la contemplación de las hojas que caen, desnudando los árboles y con ellos de algún modo, la vida.


En la radio otra despedida, el que había concentrado en sí toda la magia del recuerdo de mi infancia se ha marchado. Miliki ha muerto y la niña que fui se ha sentado a mi lado mientras recuerdo.

Recuerdo a Valentina y su tropue, pero si cierro los ojos me veo sentada en el suelo del salón de mis abuelos, casi debajo de la mesa, para no ver demasiado de cerca (niños, que la tele estropea la vista...) aquella enorme televisión, esperando nerviosa la pregunta que solo tenía una posible respuesta: ¿Cómo están ustedes?

Meriendas de leche con Nesquik y galletas María, canciones, risas e historias sencillas. Ser niñ@ era fácil, seguro, agradable. Un mundo cómodo de colegio, risas y los payasos de la tele. Me enseñaron a contar, a cantar (fatal, pero sin perderme una palabra de cada canción, cómo olvidar aquellos tres pelos, a Don Pepito y Don José, a Susanita y su ratón, e incluso a la pobre niña que planchaba..) y a reír, aunque también, sin desearlo, me mostraron lo definitiva que era la muerte cuando Fofó se fue.

Hoy nuestros niños se divierten con otros personajes, seguro que muy pensados, politicamente más correctos, aunque tengo la sensación de que no les acompañan personas tan sencillas y mágicas, claro que puede simplemente caiga en la vieja trampa del pasado fué mejor.

La niña que fui sigue sonriendo al recordarle junto a sus hermanos en aquella pista de circo que nunca me pareció pobre y elijo quedarme con esa sensación de felicidad sencilla y gritar, aunque sea en silencio: Bien!!!!!




Y con esa sonrisa os dejo.

14 comentarios :

  1. El niño que fui ha llorado la ausencia de un personaje que amenizó muchas muchas muchas tardes, yo le miraba de reojo y he sentido añoranza de aquel bocata frente a una tele de sólo 2 canales y en blanco y negro.

    ResponderEliminar
  2. Se me escapó una lágrima ayer al enterarme de la noticia...y ahora que te leo también...porque ya solo disfrutaremos de esos momentos mágicos en video y en el recuerdo...y quizás porque no todos pueden contestar lo mismo a la pregunta que nos transportaba a un mundo feliz....besooosss

    ResponderEliminar
  3. No es una trampa, en esta ocasión el pasado fue mejor. Los niños de ahora no tiene la suerte de disfrutar personas/personajes como los payasos de la tele. Yo ayer también me puse triste. UN BESO!

    ResponderEliminar
  4. Ayer Miliki se nos llevó uno de los pocos rescoldos de niñez que nos quedan. Descanse en paz

    ResponderEliminar
  5. Una gran pérdida, sin duda alguna.
    Quienes hemos tenido la suerte de crecer, de disfrutar la infancia con sus canciones, son su modo de enseñarnos a ser felices, a contar y por supuesto a cantar, sentimos de corazón su muerte.
    No es que cualquier tiempo pasado fue mejor, es que fue nuestro pasado,nos marcó la vida, nos enseñó a sonreír y a ver las cosas con unos colores que parece que hoy perdieron el brillo.
    Cuando eres niño todo resulta más sencillo, y si además creces mecido por esa inocencia que actualmente parece que se esfumó en algún soplo de viento nos hace creer que los valores que se enseñan desde la sencillez tienen un peso mayor.

    Con él marchó parte de nuestra infancia, ayer fue un día triste, donde todos los que tuvimos el privilegio de crecer con su circo volvimos a ser otra vez pequeños mientras le recordamos.
    Descanse en paz.

    Besos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  6. Se va perdido gente que amenizó a nuestros hijos, su música alegraba los columpios en los que se columpiaban; esto nos recuerda que tanto ellos, nuestros hijos, como nosotros, hemos cumplido muchos años y que va quedando menos años, son momentos para reflexionar y también para sonreír por aquellos bellos recuerdos.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. De todos ellos era para mi el payaso más divertido y siempre recordaré con alegría su canción 'Chinito de Amor'

    " ...Chinita tu, chinito yo
    Chinito tu, chinita yo
    Y nuestlo amol así selá siemple siemple igual... " :-)

    Abrazos y saludos afectuosos!




    ResponderEliminar
  8. Esa notícia me ha recordado el tiempo que llevaba sin ver anda parecido en televisión y a esos payasos de la tele. Es triste decirlo pero mucha gente que admiramos se muere después de muchos años de haber estados muertos de todos modos para nosotros que apenas sabíamos de ellos. La parrilla televisiva infantil actual no ofrece nada así ni por casualidad. De imagen real series americanas con niñas pijas y consumistas y niñatos a juego.

    ResponderEliminar
  9. Yo que acamo de recordar me ...hacia así, hacía así que yo la vi,.... la gallina turuuleta ... iel "bien" ensordecedor de mis niños casi bebés al que yo siempre colaboraba con bieeen ,...participando de aquellas maravillosos historias..
    Hoy he sido feliz porque lo he recordado y tuve la oportunidad de haberlo disfrutado y sé que él ahora contestaría BIIIEEENN
    Entrañable y hermosa tu entrada.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. La verdad es que si, que bonitos tiempos aquellos. Que bien lo pasabamos y cuanto disfrutabamos con bastante poco y sencillo...
    Descanse en paz...

    ResponderEliminar
  11. me ha dado mucha pena que se haya ido, espero que DEP. Un besazo.

    ResponderEliminar
  12. Un abrazo a tod@s los que os habeis sentido tocados por esta despedida, compartimos muchos hermosos momentos.

    ResponderEliminar
  13. Su espíritu siempre vivo. Mis hijas siguen escuchando y aprendiendo sus canciones.

    ¡Hasta siempre Miliki!

    Ya están los tres juntos.

    ResponderEliminar
  14. no hay nada más triste que la muerte de un buen payaso.

    ResponderEliminar