,

EN LIBERTAD

Sobran los motivos. Vivimos una realidad triste y deprimente en la que el miedo al futuro crece al mismo ritmo que decrece nuestra fé en la capacidad de los líderes democráticamente elegidos de solucionar nuestros problemas. La sanidad, la educación, los servicios sociales, las ayudas a los emprendedores, la inversión en investigación, el apoyo a las empresas productivas, a los emprendedores, a los trabajadores, a los autónomos, por ejemplo, empeoran día tras día sin que veamos el fin a este túnel. Un voto no es una carta blanca, la democracia es algo más que votar cada cuatro años, no quiero que me cuenten entre la mayoría silenciosa que apoya lo que está pasando.

Es una huelga política, no es una huelga de empleados contra patrones, abandonar el puesto de trabajo es un lujo que no nos podemos permitir, ocupar las calles no ha servido de nada, toca callar y arrimar el hombro, no hay otra solución, nadie muestra otro camino, no somos Grecia, no apoyo a los sindicatos, no creo en los partidos convocantes, estoy de acuerdo con las medidas adoptadas por el Gobierno que ha sido elegido democráticamente con una mayoría que le habilita para decidir lo que considere más oportuno, las calles están llenas de antisistemas y yo no lo soy, estoy con la portada de La Razón.

Dos párrafos, múltiples ideas y entre ambos posiblemente much@s de nosotr@s porque no somos de mármol y tenemos miedos, fisuras y quizás entendemos que nada es blanco o negro, sino una amplísima gama de grises.

Mi propuesta es simple, os dejo las instrucciones para la huelga, que quiere ir más allá de una huelga laboral; abren muchas posibilidades, quizás no puedas hacer todo, quizás no todo te convenza, quizás no te convenza nada, lo importante, mirarte al espejo y sentirte tranquilo con tu decisión, porque lo que no podemos olvidar es que somos libres para decidir y eso, aun a pesar de todo, es motivo para sonreír.



Y si os apetece una sonrisa más pegada a la realidad, os presento los vinos Ecce Homo, que aprovechando el tirón de la "obra de arte" más famosa de Borja, la Demoninación de Origen Campo de Borja ha puesto a la venta, destinando los beneficios al mantenimiento de un Centro ocupacional. ¿Brindamos?

11 comentarios :

  1. Totalmente de acuerdo en que la realidad que vivimos es triste, deprimente, desilusionante y para unos, más que para otros.
    Pero creo que el arrimar todos el hombro para salir de ésta situación es lo suyo.
    ¿Seremos capaces de remar todos en la misma dirección?. Quisiera creer que si.
    Y también estoy de acuerdo con la portada de La Razón.
    Besitos

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Huelga política!!, pues claro que es una huelga política, una huelga política, para eliminar leyes laborales injustas, para evitar que nos quiten la sanidad, las escuelas, la cultura, es una huelga política para mostrar que mientras unos no tienen, otros se están enriqueciendo; es una huelga polìtica para evitar que los bancos sigan robando a los ciudadanos sus pisos comprados con prestamos realizados con engaño en tanto otros se suicidan porque no pueden pagar sus deudas.

    ¡¡Si señores y señoras de la derecha ultramontana!! lo de hoy y lo de otras huelgas y también de las que vendrán son huelgas políticas, tan políticas como sus comentarios mentirosos y rastreros.

    La huelga política se hace para que cuando se dice tiremos todos de la misma dirección sea en la dirección contraria a la que nos proponen, la dirección buena es la que se dirige hacia la mayoría social de un país, tendiendo en cuenta las necesidades, y eso no es lo que dice La Razón.

    Lo siento, estoy disparado.

    Un saludo

    PD/, si esa mujer hubiera pedido derechos de autor por su dibujo se hace rica,

    ResponderEliminar
  3. Precisamente ayer pensaba que hay gente que por hacer huelga se la juega pero hay maneras de hacer huelga sin jugártela. No comprar ni acudir a bares ya es hacer huelga. Esta es una huelga necesaria.

    ResponderEliminar
  4. Sobran motivos para la huelga y lo raro es que no haya habido más. Sólo nos queda luchar contra este sistema depredador. Yo hoy no trabajo (y eso que soy autónoma) y despreciaré a todos aquellos que no hacen huelga pudiendo hacerla. Hay que paralizar el país y demostrarles que no somos sus esclavos. ¡Viva la lucha de los trabajadores y los ciudadanos decentes!

    ResponderEliminar
  5. Yo no tengo jefe, por tanto la huelga al uso no puedo hacerla, a TODAS tus demás propuestas hasta donde pueda y me dejen las pienso secundar TOOOOOODAAAASSS

    Al menos eso, valga o no valga, que nos podamos mirar al espejo y...
    No nos den nauseas de nosotros mismos.

    Un beso enooorme bonita


    PD
    Si es por la causa que dices hasta la botella esa miro a ver...
    Ahora bien, como pille a la artista o a su párroco, se la estampo en la cabeza:-)






    Graaaaaaaaciaaaaaasss PILAR.

    Buen día... si nos uniéramos TODOS... otro gallo nos cantaría...¿se te ocurre algún pegamento? ¿¿¿ MONTAMOS NUESTRO PROPIO PARTIDO BLOGOSFÉRICO ??? :-)

    ResponderEliminar
  6. Hoy no consumo ni calefacción. A penas un poquito de energía eléctrica y línea de teléfono, para no dejar de estar conectada de manera "global" con la realidad...que es la misma de millones de españoles, de griegos, de portugueses, de italianos, de...

    Este es el momento, unamos la energía que sea capaz de conectarnos y unirnos contra quienes nos golpean.

    Buen día de huelga.

    ResponderEliminar
  7. ¿por qué tanta gente ignora la huelga y va a trabajar cómo si no fuera con ellos?
    Unos hablan, y se quejan y critican pero a la hora de la verdad no actúan.
    Y yo esta mañana he entrado a comprar a los chinos...
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Brindo, Pilar, por el ingenio de quienes aprovechan cualquier coyuntura para sacar provecho. Brindo por el ingenio, en general, a ver si nos sirve para salir de ésta.

    ResponderEliminar
  9. Me sumo al brindis de Contando los sesenta, mi comentario iba por idénticos derroteros, sólo matizando que el provecho no lo asocio para nada al lucro y sí al aprovechamiento y el beneficio, en la acepción positiva de estas palabras.

    ResponderEliminar
  10. El día de huelga acaba, las consecuencias las veremos (o no) en los días previos, me gustaría pensar que los excesos de unos pocos (muy pocos) no será capaz de empañar la "normalidad" de una mayoría que se ha sentido libre acudiendo a las manifestaciones.

    ResponderEliminar
  11. Ayer, al acabar la manifestación, me sentí bien. La más multitudinaria hasta ahora en mi ciudad (Murcia). Pero al ver hoy los medios de comunicación, el encendido de farolas a la luz del día para falsear los datos eléctricos, ufff... me entran los siete males.

    No se ha paralizado el país.. pero es cierto que para muchos es muy difícil ejercer su derecho a huelga, y otros están tan desencantados que no quieren perder dinero por ir a una huelga organizada por gente en la que no confían.

    Pero las manifestaciones han sido numerosas, y el clamor de la gente cada vez se siente más.. digan lo que diga.

    Un beso!

    ResponderEliminar