, , , ,

SOLUCIONES VARIADAS

No quería volver al tema de las hipotecas, los desahucios o la dación en pago, sino releer en voz alta el directo discurso que le ha regalado Dilma Rousseff al Presidente Rajoy, hablando desde el conocimiento que nace de la experiencia durísima de quien han padecido las "curas" de austeridad del FMI, pero cómo no atender al oráculo cuando se expresa. 


La AEB (banqueros unidos nunca serán vencidos) en palabras de su presidente Miguel Martín ha encontrado la solución a la crisis, y no es como dicen los amigos del gasto público, invertir en I+D o el tejido industrial de alto valor añadido, según los que saben, para salir de la crisis hay que "construir más casas y dar más hipotecas". Sobre todo porque tras la oferta (pendiente de doblar el anuncio al mandarín y al ruso) de otorgar permiso de residencia a los extranjeros extracomunitarios que adquieran una vivienda de más de 160.000 euros, seguro que nos faltan, vamos el conocido "que me las quitan de las manos"

Y tras estas dosis de sufrida sabiduría y depositada la confianza en matriuskas de ojos rasgados, lo cierto es que no me veo con fuerzas para tratar de entender lo que pasa con Mas, sus cuentas, las de Pujol, El Mundo, la independencia, la salida de la Unión Europea pero la permanencia en la Liga, las extrañas fotos de Alicia-Sanchez Camacho, la duda existencial del votante del PSOE que solo puede votar al PSC parecido pero muy distinto, y todo ese complejo mundo electoral catalán que bien parece haber borrado la preocupación ciudadana por los recortes, el paro y la precariedad.  Si eso ya mañana ¿vale?



La sonrisa de hoy es de las que engordan, y sin lugar a dudas un pelín anticipada, pero es que estaba allí y no me pude resistir. No sé si sabe a Navidad, pero está tan rico.

34 comentarios :

  1. Hay cosas que no, tu entrada de hoy se pasa, no lo comparto, hoy has cruzado la raya, ¿cómo leches me pones esas chocolatinas a la vista a estas horas?.
    :))))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que soy más que mala, malísima.

      Besos

      Eliminar
  2. Pues la verdad, despues de oir esta mañana la opinión del Sr.Don Miguel Martín, me he quedado tocada totalmente, así que hasta que no he visto el "Suchard", no he vuelto en mí.
    Mañana prontito... al super por una...
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te apures que hoy ha dicho...bueno algo ha dicho.

      Sin duda al turrón.

      Eliminar
  3. Has clavado las tres noticia del día. La presidenta de Brasil, así como cualquier presidente de latioamérica sabe perfectamente como fueron agobiados por el FMI y como sus anteriores presidentes eran muñecos de los USA, pero en esos momentos España no estaba con ellos, ahora les pedimos árnica. Lo de Miguel Marín es para mearse, cagarse por las patas abajo, ¿como se puede tener a dirigentes de tamaño calibre. Por último lo de la PPera, sin comentarios.

    Voy a tomarme un chocolatico para endulzarme el dia.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Y yo a dieta y depresivo, je.

    Hay razones sobradas para hartarse de chocolate, eso seguro.
    Me veo aprendiendo "chino-batua" a marchas forzadas, como prospere esa iniciativa de nuestros ínclitos gobernantes.

    A este paso Alicia Sanchez Camacho va a disputarle las portadas del "Hola" a la mismísima Isabel Preysler.

    Como dijo aquél otro : " Joder, que tropa."

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A isabel no sé, pero hay quien la confunde ya con Belén Esteban, será por el cirujano plástico.

      Lo de depresivo, ya sabes que con chocolate mejora.

      Un beso animoso.

      Eliminar
  5. Lo de Miguel Martín no tiene palabras aunque para afirmar lo que dice o tiene un morro que se lo pisa o la banca está peor de lo que en realidad nos lo quieren hacen ver, yo por si acaso iría guardando los ahorros debajo el colchón.

    Quizás el chocolate sea uno de tantos recursos de placer :-)

    Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mientras nos quede colchón.

      Al placer me entrego.

      Eliminar
  6. Lo triste del caso es que cada día la noticias parecen bromas. Es como si fuera el día de los inocentes cada día.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero no sale nadie después y dice: Inocentes!!! Me temo.

      Saludos

      Eliminar
    2. Pero sí se sabe quien va a pagar la inocentada.

      Saludos

      Eliminar
  7. Madre mía, parece que estás hablando de una novela de ciencia ficción/humor negro. Cuesta trabajo creer que tanta estupidez y tanta extravagancia puedan darse al mismo tiempo.
    Añado al turrón de Suchard el de yema tostada de El Almendro ;-)
    Un beso enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buena puntualización, me encanta la yema.

      Besos guapa.

      Eliminar
  8. Me quedo hoy con lo de Cataluña y lo de CIU. Que si sale mayoría absoluta me voy de aquí. No contentos con comprar los periódicos catalanes con dinero de sanidad y educación, roban sin esconderse y esconden sus "hazañas" dividiendo al pueblo. Desde luego la táctica es buena porque les está funcionando. Aún así espero que el Domingo no les sea propicio. ¿O habrá pucherazo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sergio, no será para tanto, quiero pensar, aunque sea por lo del seny.

      Un trocito de turrón?

      Eliminar
  9. Me quedo por mucho con el suave dulzor del chocolate. Si no fuera por él me seria muy difícil aguantar, sin romper nada, a necios como Miguel Martín o la salvadora Alicia-Sanchez Camacho. Que gente, por Dios!, que forma de pensar, que ideas. Son totalmente obtusos.
    Con tu permiso Pili, cojo una tableta de ese crujiente turrón. El otro día en Eroski compre también yo dos turrones iguales, uno de chocolate negro y otro blanco,..hummm,... riquísimos. Ya las termine. Ademas que el chocolate es antidepresivo, intensifica el líbido y refuerza nuestro corazón. La primera y la última, son excelentes para poder aguantar las tonterías de esos dos pamplinas, y lo del apetito sexual!...pues no esta nada mal echar un kiki mientras esos sinvergüenzas se explayan intentando convencernos de que somos tontos.

    Besos Pili. Ya huele a Navidad.

    ResponderEliminar
  10. Las declaraciones del boss de la banca explica mejor que una enciclopedia por qué estamos como estamos. Encima de incapaces, tontos. Bien pagados, eso sí.
    Dilma Rousseff es mi tipo. Sabe de lo que habla y no se anda por las ramas. Era de ver su cara mientras compartía rueda de prensa con Rajoy. Como de estar pensando: Pero este tío ¿de dónde ha salido?
    A mí lo que me ha gustado sobre todo es la propuesta de nacionalizar a quien pueda comprar una casa. Está bien, así sabemos de una vez por todas en cuánto valoran los patriotas profesionales la adscripción patriótica. De momento, en 160.000 euros.
    Lo que me parece inmoral de toda inmoralidad es la propuesta del chocolate a estas alturas del año. Menos mal que esa no es mi marca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero lo de este señor es de hace poco, o le tocó el cargo en una tómbola.

      Guindas al marrasquino quizás?

      Eliminar
  11. Si alguien pensaba que los tiros irían por otro lado es un iluso total, no se puede sacar nada de donde nada hay, y de los ricos que tienen a millones en la inopia no se puede sacar nada bueno.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llamame ilusa, nunca pensé que llegaríamos aquí.

      Eliminar
  12. Lo peor de todo es que en frente de esa clase política que describes (creo que no se escuchan cuando hablan) lo único que podemos hacer es comer chocolate. Nos han atado de pies y manos tan fuerte que no tenemos margen de maniobra (o al menos es muy complicado).

    Espero que el señor Suchard atienda nuestros ruegos y decida enviar chocolate para todos los españoles de buena fe, creo que será lo único agradable de estas Navidades.

    Es la primera vez que te leo, pero creo que no será la última.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida Jen, ponte cómoda, y coge un trocito de turrón, que va a ser lo mejor del día.

      Eliminar
  13. POr aca fuimos los conejillos de indias para el FMI aca se ensayaron todas las argucias para llevar a un pais a la mierda. Una vez que los mandamos a freir monos a europa, se acabaron nuestros problemas.

    Es la ley del embudo.


    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues o no aprendieron nada o bien requeteenseñados.

      Un beso

      Eliminar
  14. De todo lo que cuentas, lo único que sube el ánimo sin duda el turrón, si es de chocolate mejor que mejor, porque la triste realidad es que Brasil fue estrangulada desde fuera, pero es un país muy rico, España fue estrangulada desde todos lados y somos pobres la diferencia es obvia... lo del de la banca ya ¡¡alucinante!! este se fuma porros de postre ¿o qué? xD... y lo de carta de nacionalidad a extranjeros que compren viviendas de 160.000 euros pues sí, todos los mafioso del mundo viviendo aquí si es queeeeeeee xD... ¡¡qué país!! pásame un trozo de turrón anda por fa que si no es para ponerse a llorar y no parar...


    Muuuchos besos PILAR ¿de verdad me ves explosiva a mi? jajaja si soy como una cerillita nada que temer:))


    Feliz tarde bonita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fijate de los prudentes, lo son hasta que cargados de razón....

      Besos

      Eliminar
  15. yo tampoco me siento con fuerzas para andar hoy con política, corrupción, desahucios y cuentas... parece que este gobierno solo nos da disgustos. Un besazo.

    ResponderEliminar
  16. Cada día me gustan más tus crónicas.
    De los tres turrones que nos has puesto, el negro, vino el sábado a mi casa y duró lo que un caramelo a la puerta de un colegio.
    Eso sí, tres sonrisas sacó el buenísimo turrón.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que son muuuy pequeñas ¿no?

      Gracias David

      Eliminar
  17. Pilar:
    ¡Qué buena idea! De ese modo, los bancos solucionarían el problemón que tienen hoy, de hacerse de infinidad de propiedades que solo les dan una ganancia marginal en concepto de alquileres.
    Gracias a esa brillante idea, podrían ejecutar más hipotecas, total se las comprarían los inversores foráneos.
    Yo creo que a los españoles les están tomando el pelo (mejor dicho: estoy seguro).
    En 1980 casi entro a trabajar en Suchard, como jefe de mantenimiento de su planta; no tuve suerte, pues era aun muy joven, con mis veintisiete años. En casa, son fanáticas del Lindt...
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar