,

MADERA DE DERIVA

Si supiera de alguien que precisa de toda su voluntad para iniciar cada jornada, que renuncia a impulsar proyecto alguno y se limita a proteger con escasas fuerzas el castillo de naipes en lo que se ha convertido la ilusión, el esfuerzo y la decisión de much@s, me atrevería a opinar que está "quemad@".


Si me contasen de alguien que se esconde bajo la manta en el sofá ingiriendo programas intrascendentes sobre decoración de interiores y cambios de imagen, con miedo a afrontar la enésima discusión con el rebelde sin causa de turno, moviéndose despacio y casi en silencio del sofá a la cama, con los miembros agarrotados y el cansancio devorándole el alma, no dudaría en afirmar que el fantasma de la depresión ronda la casa.

Menos mal que hay pocos espejos ante los que encontrarse y bajo la ropa de invierno es sencillo esconder el temblor de la derrota.

""""""""""""""""""""""""""""""

Hoy la sonrisa se la ponen los #Hispanos, los jugadores de la selección española de balonmano, desde ayer campeones del mundo por segunda vez. Porque más allá del fútbol, hay otro mundo y si te atreves a darles una oportunidad...te conquistarán.

11 comentarios :

  1. No todo iba a ser malo, alguna vez teníamos que meter gol y con todo el orgullo.

    Enhorabuena a los campeones.

    ResponderEliminar
  2. Espero que te mejores pronto Pilar, las discusiones se vuelven ya algo cotidiano cuando tienes un aborrescente en casa...espero que de esa "enfermedad" también se curen sino pronto,algún día.

    ResponderEliminar
  3. Además de la manta que todo lo tapa, también se puede pensar en lo poco que queda para la primavera... Será por optimismo.

    Besos y buena semana.

    ResponderEliminar
  4. Ánimo Pilar, que tú puedes con todo...seguro!

    ResponderEliminar
  5. Pilar:
    En su cuento "Tlön, Uqbar, Orbis Tertius", Borges dice: "Desde el fondo remoto del corredor, el espejo nos acechaba". Supongo que eso es lo que sientes hoy.
    Si el fantasma de la depresiòn ronda por ahí, conviene decir el viejo conjuro: "siempre que llovió, paró" y esperar a que salga el Sol.
    Y que te mejores.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  6. La verdad es que todo pinta mal.

    Un fuerte abrazo Pilar!

    ResponderEliminar
  7. ¿De qué temblor y de qué derrota hablas? Una chica joven y guapa, que se calza tacones y quita el hipo (incluso sin tacones), que ha parido un par de zangolotinos para alimentar al sistema con carne fresca, que ha dado buenos ejemplos y mucha generosidad, que es inteligente, ingeniosa y buena profesional tiene derecho -una vez al año como máximo- a decir alguna inconsecuencia. Pero sin pasarse.
    La vida, bien lo sabes, es una carrera de larga distancia. Se sabe lo que se siembra, y no siempre, y nunca se sabe lo que se recoge. A veces, cuando creemos que todo se va al garete es cuando estamos a punto de estrenar nuestra mejor etapa.
    En cuanto al deporte, paso. Pero me río de alguno de los asistentes que se creyó intocable y se ha pasado de listo.

    ResponderEliminar
  8. Ni te imaginas cuánto te comprendo. Pero...ánimo! que con tu constancia y decisión, puedo asegurarte que tras todas las borrascas, termina saliendo el sol y que las tempestades nos dejan así, como bien nos has descrito, pero sólo durante el instante en que necesitamos tomar fuerzas para subirnos a nuestros tacones y agarrar al rebelde por las orejas.

    Cuesta un poquito. Y ése poquito se nos hace un mundo. Sobre todo por cuánto duelen las flechas que no se esperan. Sin embargo, aunque creas que llueve sobre mojado, sin que ellos se den cuenta, el agua termina calando. Sé agua y nunca dejes de fluir.

    Y busca motivos para sonreír, que como bien dices, siempre hay al menos uno!!

    Besos guapa!

    ResponderEliminar
  9. A mí me gustaría poder decir que todo es maravilloso y el bla bla bla gratuito y falso con el que se suele salir del paso pero es que no es así.

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Pues yo sólo puedo mandarte mi mayor abrazo "arrecogío". No se me ocurre otra cosa, porquecuando no es que no, y el sí viene cuando le da la real gana.

    ResponderEliminar
  11. Gracias a tod@s por regañinas y abrazos, imagino que el invierno se me está haciendo un poco largo.

    ResponderEliminar