,

POCHA

Llevo una temporada rara con el blog, no es que me cueste esfuerzo sacar un rato para escribir, porque me compensa; sino que me harto, me aburro de contar lo que veo, porque es muy feo, se repite, se deteriora y no mejora. 

Cada día es más obvio que no atravesamos una crisis, sino un cambio de escenario, una nueva realidad a la que aún no le hemos cogido el tono, pendientes de encontrar un brote verde que nos prometa que el pasado volverá. (hoy ha bajado la prima de riesgo, ¿no te sientes mejor?)
Nos revelamos con modos del pasado y nos sorprende que no tengan resultados (huelgas que ahorran costes al empresario, manifestaciones que de repetidas se convierten en el ruido de fondo de la gran ciudad, declaraciones vacías en un Congreso autista, lucha de partidos que se parecen cada día más...).  Asistimos indignados a la subasta pública de nuestro futuro y hasta de nuestro presente, obligados además a llevar colgado el sambenito de culpables ¿cómo se nos ocurrió pensar que la distancia entre los ricos de siempre y los demás podía acortarse?

Nuestras creencias amenazan con diluírse como azucarillos en el café (camino de reconvertirse en achicoria), el esfuerzo, el estudio, la honradez, la sinceridad no son el camino, sino el obstáculo, aquí triunfa el trepa, el que roba, el que miente, el que engaña, aquí solo hace falta tener padrino para llegar lejos, tener trabajo con sueldazo, salir de la cárcel en un pis-pas, firmar acuerdos para no ser condenado, gritarle al otro "y tú más" y seguir adelante, eso sí con un par de golpes de pecho y cara muy seria.

Y me siento ante el ordenador a contaros lo que veo desde mi ventana y me escucho heraldo hueco de realidades tristes y me canso. Quizás ha llegado el momento de escribir cuentos, de hablar de moda, de viajes, de cocina, de gintónics, de cualquier otra cosa que nos sirva para evadirnos. Claro que luego lo pienso y me rebelo, será feo pero hay que seguir mirando, denunciando, hablando, escuchando, peleando con palabras e ideas, compartiendo el miedo y la rabia, porque si encima bajamos los brazos... Y aquí sigo, aunque voy a tratar de vivir esta realidad mirando con un solo ojo.
La sonrisa de hoy os parecerá de broma, pero no lo es, esta es una oferta real, el Traje de Burbujas, que se vende en la tienda online de ABC por el módico precio de 19,00 euros. Podríamos hacer el pedido junt@s y ahorrarnos gastos de envío.
(Señor, qué daño le está haciendo el ERE de El País a mi salud mental.)

13 comentarios :

  1. hola amiga muchas gracias por tu visita en mi blog,yo tambien te deceo lo mejor para este año que ya ha empezado,decearte lo mejor y preciosa entrada.......gracias por dejarme ser parte de tu blog.....un bezazo enorme......

    ResponderEliminar
  2. Estamos todos igual, cada vez entramos menos en los blogs y publicamos menos. Será que la crisis también afecta al teclado.

    ResponderEliminar
  3. Pilar:
    Mi estimada amiga, mi madre tenía cuatro años cuando Discepolín compuso este tango sin igual, quizá el más famoso de su repertorio:

    http://www.todotango.com/Spanish/las_obras/Tema.aspx?id=T9lldaeHiig=

    Y aun hoy, la letra sigue tan vigente como en aquel entonces.
    Podemos constatar que siempre ha sido igual.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Creo que lo que te ocurre Pili es general, a mi por lo menos me ocurre lo mismo. Cada día leo y veo un disparate más que nos han hecho los que teóricamente nos mandan, y cada día se me queda cara de tonto viendo como no les ocurre absolutamente nada. Y sabes que son ellos los que dictan las leyes y tu no puedes moverte pues te inflan.... Totalmente deprimido estoy.
    Aunque estoy por comprarme un traje de esos de burbujas, siempre he querido ser un regalo y cuando abran la caja estar yo como un equipo de música o unas copas de champan o un reloj, que siempre las envuelven en ese tipo de "traje". Me gusta el calorcito que da y el plif plaf que hacen al romperse. ¿Estoy delirando?...Dios!!

    Besos Pili y animémonos.

    Disculpa por la tardanza, he estado liado :(

    ResponderEliminar
  5. Es normal que te pase eso que nos cuentas, llegan momentos que de tanto repetir uno se aburre tanto de escribir como de leer.

    La vida sigue y no podemos aislarnos, tiremos para adelante y si es necesario salgamos y chillemos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Yo también me cansaba.
    Por eso me escapo y me escaparé.
    Creo Manicomios, Psicópatas, Justinianos y lo que haga falta.
    La realidad es tan desagradable y deprimente que no la soporto más.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. La sonrisa de hoy se transformará en la mueca de mañana.

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. La prensa a veces da la impresión de ser un poco repetitiva porque la realidad también lo parece. Pero no te fíes que siempre da los mejores giros argumentales cuando menos te lo esperas. Tu vas agobiada por ahí y de pronto te da un volantazo que te saca de la rutina. Para bien o para mal. Besos

    ResponderEliminar
  9. Bueno, ya sabes que mi estado anímico es muy parecido. Espanta ver hacia donde vamos, y que en el fondo, salvo algunos pataleos ruidosos, nadie haga nada para evitarlo.

    Uno se siente como el vigía del "Titanic".

    Espero que Timoteo no vea lo del traje, porque es capaz de comprarlo y darme un día tremendo reventando las burbujas una por una, porque es adicto a hacerlo con los rellenos de los embalajes.

    Ánimos, y un beso.

    ResponderEliminar
  10. Describes la pura realidad y no me refiero a los hechos que cuentas sino al estado de ánimo y al mal cuerpo que se nos está quedando viendo como entre corruptos, defraudadores y demás señorío se reparten el bacalao de este país y aquí nadie devuelve nada.

    Un cariñoso abrazo :)

    ResponderEliminar
  11. Tranqui PILAR, tienes razón, tu estado, es general y esto no es una crisis al uso, es un cambio de ciclo...tal cual va pinta mal obviamente... estamos pasando como una vuelta a fase edad media mental, vital y social... como allí, oscura, desnortada, sin ideas, por eso no sirve nada y mientras se nos activa la imaginación y encontramos la forma de reaccionar... funcionamos con este aletargamiento que tenemos encima, dejamos pasar los días a ver...si nos toca la china o nos vamos salvando...

    Tras la edad media, vino el renacimiento, recuérdalo cielo...
    La historia en el pasado, da muchas pistas sobre el futuro.



    Un beso y feliz finde... aunque sea invernando como un oso... a veces dormir es la opción más saludable... tras el invierno, siempre será primavera.

    ResponderEliminar
  12. Gracias por la presencia y el cariño, sin duda una buena manera de remontar.

    Besos a tod@s

    ResponderEliminar
  13. Pilar, hasta de sufrir se cansa una. Si hay que descansar, descansa. Y luego se vuelve a la brecha con más ganas y más fuerzas para dar caña. ;)

    Creo que todos los de por aquí vamos más o menos por esa senda, tortuosa, con baches y de la que no se conoce el final. Nos han tocado tiempos interesantes por vivir donde como se dice comúnmente lo viejo ya no sirve y lo nuevo está por nacer, con la responsabilidad que eso conlleva. Porque yo también veo los nubarrones en el horizonte y me faltan muchas veces la inventiva, el humor y los reflejos que deberíamos tener todos para zafarnos de las trampas que nos están poniendo. Enero es largo, como sus noches, y no ayuda. Pero hoy se descansa y mañana se sigue. ;)

    Besos.

    ResponderEliminar