, , , , ,

EN SEDE VACANTE

Dos hombres europeos nos abandonan, ambos han vivido mucho, escrito bastante e influido profundamente en millones de personas a una edad en la que lo más común sería calificar sus discursos como batallitas del abuelo cebolleta.

Uno nos deja para siempre, Sthepane Hessel (1917-2013) encarnó el terrible siglo veinte en Europa sin dejarse quebrar, resistió, lucho y trabajó para mejorar un mundo terriblemente injusto. Cuando ya sólo parecía tener fuerzas para disfrutar del sol tras una ventana, se levantó y nos impulsó al grito de Indignaos!!!

Un texto de no ficción, escrito por un nonagenario francés que convirtió una sociedad cómoda, egoísta y temerosa en una masa que toma las calles pacíficamente para demandar otro mundo.

"Llamo a la España rebelde y valiente de siempre a luchar contra la inercia cómplice de una Unión Europea pusilánime, dominada por los mercados financieros".

"Nuestra capacidad para indignarnos puede y debe llevarnos a acciones constructivas, motivadas por el rechazo de la pasividad y de la indiferencia"

"Saber decir no. Denunciar. Protestar. Resistir. Indignarnos. Desobedecer, en ocasiones, frente a lo que nos parece no legítimo y cercena las libertades y los derechos fundamentales.

"Saber decir sí. Actuar. Militar. Tomar parte en la insurrección pacífica que nos permita dar respuestas a un mundo que no nos conviene."

El segundo es algo más joven y su marcha no tan radical, solo abandona el mundo, Benedicto XVI (1927- ), un intelectual que ha roto las reglas abandonando la silla de Pedro en el Vaticano. No podemos valorar aún el impacto de su gesto, pero sí detenernos a pensar en algunas de últimas palabras:

"He dado este paso consciente de la gravedad y de su novedad, pero con una profunda serenidad. Amar a la Iglesia significa también tomar decisiones difíciles, sufridas, teniendo siempre en cuenta el bien de la Iglesia y no el personal".
 
"Hoy vemos cómo la Iglesia está viva, en un momento en que muchos hablan de su declive". 

Más allá de su valentía al renunciar, (sin una multitud pidiéndolo a diario, como a otr@s) dejando el mando en manos de alguien más capaz (veremos que entienden los cardenales por capaz), si entendemos "iglesia" como congregación, asamblea o conjunto del pueblo, puede que ambos discursos no sean tan opuestos como podría parecer. 

Ambos provienen de un pasado que creíamos superado y que puede encerrar la clave de nuestro futuro, si es que los pueblos pueden enfrentarse a los mercados y sobrevivir. 

Porque allá en el siglo XX se establecieron los pactos sociales hoy algo más que precarios, que sustentaron el desarrollo y fueron hombres (y mujeres valientes, como María Asquerino) como ellos, quienes los impulsaron.

Determina el cánon 428 que "vacante la sede nada debe innovarse", quizás sea el momento de reflexionar, antes de diseñar otro futuro, el de tod@s.


Hoy la responsabilidad de sacaros una sonrisa, se la paso al Sueño de Morfeo, que se atreverán con la marca España en Eurovisión, si la prima o la final de la Copa, lo permite:


9 comentarios :

  1. Reflexión, renovación, futuro. Lamento lo de Hessel, necesitamos voces de arenga...

    Abrazo por dos

    ResponderEliminar
  2. Desde sus tumbas y retiro dirán: "el que venga detrás que arree".

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Dos revolucionarios cada uno a su estilo, sus actos tienen y tendrán consecuencias, y seguro que positivas. Tiempo.

    ResponderEliminar
  4. Ya saben bien lo que hacen.
    Lo del papa... ais, es que me patina tanto!
    La iglesia en general, no es más que otra manera de engañar. Política pura de dominación, pero en nombre de dios.
    siento no tener hoy un comentario más crítico, pero es que hay días en que la saturación general puede conmigo.

    Me ha impactado lo de el sueño de morfeo en eurovisión. Madre mia! pobres...

    Besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  5. A su manera dos héroes crepusculares. Y uno de ellos un poco equivocado. El Papa no percibe que su mundo, esa iglesia que dice que no está en declive, sí lo está. Va cuesta abajo y sin frenos. La última década ha supuesto un desangramiento brutal de vocaciones. No sé como irá lo de las vocaciones en política.

    ResponderEliminar
  6. En una sociedad empeñada en arrinconar la vejez es importante comprobar que las palabras y hechos de algunos hombres y mujeres mayores tienen mucho peso específico. Cada uno a su manera, así lo han demostrado.

    En cuanto a Eurovisión, ya sabemos cómo se reparten los votos. Por lo menos que disfruten la experiencia.

    ResponderEliminar
  7. Como diría mi abuelo algunos han colgado las alpargatas, me refiero por los que han muerto. El Papa las ha colgado pero en otro sentido. Por cierto no se la familia que tendría o tendrá la grandiosa María Asquerino. pero anoche su cadáver todavía permanecía en el depósito y nadie lo había reclamado.

    Besos Pilar.

    ResponderEliminar
  8. Para construir algo nuevo en esta nueva fase de la historia hará falta alguna cosa más que indignación.Será la lucha a la que hace referencia el escritor francés en su ¡No os Rindáis! el más fuerte referente. Miraré de leer el último libro de Sthepane Hessel cuando se publique.

    Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  9. Que buenas personas nos nombras en esta imagen, y si, esperemos que el conclave sepa elegir al adecuado. Un besazo.

    ResponderEliminar