,

INTERLUDIOS (Estado de la Nación VI)

El grupo mixto tiene ante sí la enorme dificultad de concretar y no repetirse, para conseguir al menos dejar memoria de su presencia. 


Amaiur comienza el reto afirmando que la unidad de España y el modelo económico del Gobierno son dioses ante los que el Presidente está dispuesto a sacrificarlo todo, incluso la decencia y la honradez. Tras el golpe de efecto, un derechazo del pasado al estilo hilillos de plastilina y carga de profundidad sobre la venta a plazos y en concepto de saldo de lo público. Desde el discurso ya oído de los recortes, se desliza Iker Urbina hacia terrenos pantanosos reclamando título de victimas a tod@s, su lectura de la situación vasca molesta visiblemente a Rajoy.

Mientras, toma la palabra Bosch de ERC, que se pregunta si existe vida más allá de la crisis, dando espacio en su palabra a jóvenes, desahuciados, estafados de preferentes, mientras recuerda que para otros gastos sí hay dinero, paseo por los toros y salto hasta la Corona, para cerrar con una defensa de su objetivo clave autodeterminación y república. 
 

Olalla Fernández del BNG abre el discurso contra el sostenella y no enmendalla de una reforma laboral que solo trae más paro, nombra las preferentes, el acuerdo de pesca y desliza una pregunta que sin duda es nueva en el hemiciclo ¿no le parecen obscenos algunos desorbitados salarios?. Ante la corrupción dimisión, se le acaba el tiempo, lástima un lenguaje directo y claro que no cansa. 
Desde Canarias Ana Oramas se lamenta del atraso en el reloj que ha llevado a su tierra al inicio de Cuéntame, y deja paso a Joan Camprubí de Compromis Equo que se trae en unos sobre algunas de las no promesas de Rajoy, aparecen las chuches y después el que se j… (Posadas le reprima la cita malsonante), para desengrasar el confeti y como cierre la reforma de la constitución que pone al pueblo tras los bancos.
Ahora saca otros sobres, sus propuestas, la primera no pagar la deuda, es el primero que se atreve a decir en el Congreso lo que lleva tiempo gritando la calle, el segundo lleva dentro la propuesta de lucha contra los desahucios que Rajoy descartó ayer, y aunque su puesta en escena es cautivadora, se le acaba el tiempo y obediente se sienta. Sin duda se ha ganado su minuto de gloria mediática; bien pensado. 
 
Desde Asturias Álvarez Sostres pregunta ¿estamos mejor o peor que hace un año? Y no es una pregunta retórica la realidad como la mina es dura, y lo cuenta sin adornos. 

Más conciliador el representante de UPN ratifica su compromiso leal con las reformas, una bocanada de aire para un Rajoy que a ratos ni siquiera mira a quienes le hablan, un discurso moderado que pide paz y compromiso. Pero poco dura la alegría en casa del pobre y Uxue Barcos pregunta por su grado de satisfacción ante los datos del paro, le acusa de esconderse tras la estadística y retoma el discurso de la paz en el país vasco.
 
Rajoy no lo duda y comienza su réplica desacreditando a Amaiur recordándole su apoyo a ETA, afirma contundente que hay vida tras la crisis, defiende el apoyo económico a Cataluña, se congratula de lo poco extendida que está, a su juicio, la visión de Oramas, recuerda a Olalla que otros gallegos no están con ella, le explica como quien habla con un niño que sin sistema financiero no hay estado a Camprubí, asegura que el plan del carbón avanzará y relaja el tono y la expresión para felicitar lo bien que se hacen las cosas en Navarra y cierra su respuesta asegurando algo curioso, “ el gobierno no adopta su política económica por empecinamiento o ideología”.

Apenas una frase le queda a cada ponente del grupo mixto y el tono se endurece, de todos modos, el debate, realmente ha terminado y el Presidente, lo sabe, todas las cartas se han repartido.

0 amig@s dejaron su opinión...¿te animas? :

Publicar un comentario