, , , ,

TRILEROS

Polític@s de todos los colores, con palabras, actitudes y comportamientos, tratan de convencernos de que responsabilidad política y penal son lo mismo. Y en ocasiones lo consiguen.


Pero bastan dos frases para mostrar con claridad la diferencia. El caso que mejor representa la responsabilidad política es la historia de Pompeya, involuntaria protagonista de aquello de "la mujer del César no solo debe ser honrada sino parecerlo".

Los políticos deben ser como ella, si una nube de sospecha sobre su honorabilidad o su dedicación al bien común les toca, están (deberían estar) perdidos. Sus privilegios (entre ellos declarar por escrito, ser juzgados por tribunales especiales, percibir altas remuneraciones...) se basan en un nivel de exigencia muy superior sobre la rectitud de sus actos y si no es así, no se pueden defender.

En el otro platillo de la balanza tenemos otro aforismo, "es preferible que cien culpables se libren a que un inocente sea injustamente condenado", porque el derecho a la presunción de inocencia es un derecho fundamental. Toda persona, fontaner@ o polític@, tiene derecho a ser considerado inocente hasta que se demuestre, sin duda alguna, su culpabilidad y por supuesto a utilizar en su defensa cuantos medios legales considere oportuno. 
 
 Sencillo pero curiosamente confuso, sobre todo cuando escuchamos que la falta de pruebas definitivas o de sentencias firmes justifica la ausencia de ceses o dimisiones. 

No se trata de meter a nadie en la cárcel sin un juicio justo, sino de apartarlos de lo público, si es posible para siempre jamás. O acaso dejaríamos al animal con pinta de zorro guardando las gallinas, mientras descubrimos si es vegetariano.


La sonrisa la trae el indulto de Emilia, a veces un pequeño gesto, cambia la realidad de una forma increíble, recuérdalo la próxima vez que Change.org se dirija a ti.

10 comentarios :

  1. Brindo por Emilia, cuando se ponen encima de la mesa errores, circunstancias, vidas, además de leyes, eso sí es justicia.

    No juzgo a nadie, no quiero ser un presunto verdugo, aunque la indignación no pueda pesar ya más en la balanza.

    ResponderEliminar
  2. El derecho a mentir parece que también está en nuestra Constitución en especial para aquellos que están imputados, de ser así, este derecho, que algunos constitucionalistas lo cuestionan prefieren el silencio, lo están utilizando ya todos nuestro políticos, algunos ya se están preparando para lo que pueda venir.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Ayer vi a Emilia pidiendo perdón a la dueña de la tarjeta y a ésta desearle lo mejor a partir de ahora...por lo demás para hacer una buena limpieza habrá que usar litros y litros de lejía...besoooss

    ResponderEliminar
  4. Los que están en el poder ya han hecho callo y no lo van a dejar hasta que no sean juzgado y sentenciados, ya se encargarán de que esto no ocurra y las Emilias peleando por algo de comida.
    ¡Cómo está este país!

    ResponderEliminar
  5. Me alegró mucho la noticia. Clamaba al cielo el caso. Mientras tantos, se pasean por todas partes y sin perder ninguna de las "gabelas" que disfrutan y sin tener pinta que las vayan a perder pronto, que es peor.
    Besitos

    ResponderEliminar
  6. Ya sabes. Si no te condenan, no hay delito.
    Y, para los pecados mortales de necesidad, siempre está la confesión (Dos padresnuestros y un avemaría).

    ResponderEliminar
  7. Hola, buenas noches, ¿cómo se presenta la semana? Espero que genial al igual que tu genial blog, por cierto, feliz año nuevo (con un poco de retraso jajaja).
    Tienes una página muy especial e interesante, te felicito por tu gran entrega. Me ha encantado; buen diseño, lenguaje legible, bien organizado y ameno. ¡En fin, qué más puedo decirte! Espero que sigas creciendo y que nunca abandones este espacio tan personal, recuerda que un blog es como un hijo recién nacido, crece y evoluciona con el paso del tiempo hasta convertirse en una persona de éxito y respetable, pero para ello hay que saber cuidarlo todos los días.
    Te sigo, así que seguiré visitándote siempre que tenga un tiempo libre para ver las restantes entradas y las nuevas que subas. Te deseo mucha suerte y espero que pronto subas un nuevo post para disfrutar de él.

    Si me lo permites, me gustaría invitarte a mi blog DIARIO DE UNA CHICA POSITIVA. Es un espacio personal donde expondo mi forma de ver las cosas desde un punto de vista positivo, además de subir cartas de amor, cuentos, microrrelatos, etcétera.
    http://insolitadimension.blogspot.com.es/

    Un gran abrazo desde Málaga y gracias por compartir un trocito de ti.

    ResponderEliminar
  8. Yo siempre estoy con change que se dirige a mí siempre que puede y me gusta que lo haga. El escándalo político no tiene justificación en la presunción de inocencia porque tú lo defines muy bien, no es sólo cuestión de cárcel, es apartarles de la política. Y por si no hubieran robado(ja,ja,ja) está claro que han hecho su trabajo de la forma más negligente posible. Les contratamos por un servicio y no lo han podido hacer peor.

    ResponderEliminar
  9. Uff, pero es que está costando tanto creer en esa inocencia. Son muchas ya.

    ResponderEliminar
  10. Las cosas se pueden poner muy feas antes de mejorar...

    ResponderEliminar