VADE RETRO, ROSELL

Alguien debería decirle a este señor que está muy feo eso de generar miedo y preocupación en personas que ya están suficientemente quemadas y a principios de febrero cruzan los dedos para que el año pase rapidito y la cosa no empeore.


No está bien, no andamos para zozobras, señor Rosell, deje de jugar con nuestras ya escasas seguridades, por favor, aunque entiendo que le encante, guarde silencio y mire para otro lado, sabemos que es posible pero no queremos vernos más despojados.

E imaginar a "la Carbonero" en Barcelona no es plato de gusto, porque no se iría sola, que el amor es lo más grande.

Y a quienes pensaran que iba a dedicar tiempo y palabras al otro Rosell, lo lamento, alguien así ni lo merece ni lo entendería.


Con los termómetros bajo mínimos, no puedo evitar la sonrisa al recordar la experiencia de quedar atrapados en el Hospital de Benasque, una experiencia para repetir.

7 comentarios :

  1. ¿Que les ha pasado a los últimos jefes de los empresarios?, se meten en casa berenjenal que asusta.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. jaja, pues me has dejado con las ganas, venía de leer el post irónico sobre Rosell en el blog que hacer cuando uno está aburrido, y tenía ganas de leer esa opinión tuya tan certera sobre las cosas, pero bueno, es verdad que a veces mejor a palabras necias oídos sordos. Yo me quedé encerrada en el hospital hace tres años por una nevada, fue algo inesperado y un poco divertido, aunque también agotador.

    ResponderEliminar
  3. Cada vez que habla este espantoso Rosell sube el pan. Parece que le guste provocar con la palabra para que olvidemos su espantoso careto. Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  4. no entiendo muy bien de qué va todo esto, sin embargo da la impresión de tratarse de la opinión de un necio, ya se sabe, oidos sordos...

    ResponderEliminar
  5. Los presidentes de la CEOE cada vez más me recuerdan a esos maridos del chiste que, pillados in fraganti, empiezan a dar voces a la mujer para evitarse reproches. Da la impresión que se adelanta a decir una boutade para evitar que le preguntemos qué hay de los suyos. O de él mismo. Que no dan una ni de palabra, de obra u omisión.

    ResponderEliminar
  6. Con la CEOE se hace realidad aquello de otro vendrá que santo te hará, aunque peor que este se hace dificil...quizás Rato ¿no?

    ResponderEliminar
  7. La verdad es q voy a tener que acabar comprando un caja entera de de primperan... porque las ganas de vomitar últimamente son constantes.. ;-)

    ResponderEliminar