, ,

EL HUEVO O LA GALLINA

Si los latenight del sábado le dan vueltas y vueltas, debe ser que la cosa no está clara, así que la pregunta de ¿cúando debería dimitir un cargo público? parece despertar polémica.


Algun@s plantean el momento crítico entre la imputación judicial y el inicio de juicio oral en el que aparece el cargo en cuestión como acusado, otros se empeñan en asegurar que hasta la condena judicial firme (léase tras todos los recursos pertinentes) no hay motivo, e incluso quien afirma que una vez cumplida la pena, vuelta a empezar.

Mucho me temo que se defiende una u otra postura dependiendo de lo que te "toca", es decir de la fase en la que el interrogado tiene compañer@s de partido; que siendo un criterio no deja de ser el del embudo y no parece muy oportuno.

Yo es que lo tengo claro, cualquier sospecha mancha, y a mis representantes los quisiera limpi@s, limpi@s. No creo admisible confundir la presunción de inocencia, un asunto legal que respeto profundamente, con la autoridad moral para ejercer el poder en nombre del pueblo en el que me cuento.

Si hay algo de tu vida pública que debería avergonzarte, deberías marcharte, si ese algo además es valorado por un juez como indicio suficiente de delito, deberías marcharte muy deprisa cruzando los dedos para que contigo no tengan que irse quienes te nombraron; sencillo y expeditivo.

Se perderían grandes personas, grandes ideas... dicen algun@s y es cierto, pero dedicarse a la política debería suponer un extra en todo, dedicación, capacidad, honradez, sensibilidad, compromiso y sobre todo en altura moral y cívica.

Si una ministra "copia" para obtener un doctorado debe irse; si un político es "cazado" engañando a la mujer que presentaba como muestra de su idea de familia y  compromiso, debe irse; si una política es "pillada" enriqueciéndose de forma cutre y chapucera de los fondos de una caja de ahorros, aunque sea legal, debe irse; si el presidente de la Federación Española de Automovilismo es "detenido" conduciendo con más copas de las permitidas, debe irse....

Y así podemos poner a desfilar a Ana Mato, que debe irse por lo feo que queda que te paguen los de la Gürtel la comunión de tus niñ@s  (aunque aún no esté imputada) (además de que quien no se entera de lo que pasa en su casa pueda enterarse de lo que pasa fuera, siendo lo de fuera de nuestra salud), al ex ministro Blanco imputado por tráfico de influencias, al señor Durán i LLeida por los tejemanejes de financiación de su partido y a tant@s otr@s como son y seguirán siendo.

Pero quedarse en criticarlos a ell@s, es fácil, sencillo, cómodo y se está poniendo muy de moda, olvidando que cuando nos dan la oportunidad de votarl@s de nuevo, lo hacemos con alegría (como muestra la reelección de Barcina), en fin que a lo peor no podemos ni repetir aquello tan elegante de "que buen vasallo si tuviese buen señor", vamos, que tampoco somos precisamente el Cid. 

Es lunes, pero como ya es primavera en los grandes almacenes, pienso ponerme una preciosa sonrisa, eso sí, bajo la bufanda y el paraguas.

11 comentarios :

  1. Si al final parece que tienen o tenemos lo que nos merecemos, o por lo menos lo que vamos o van votando.

    Estoy segura que ninguno anda cabizbajo y con calavera en mano como en las obras de Shakeseare mentando un "dimitir o no dimitir, he ahi el dilema".

    Pues eso, que aqui el dilema ni se plantea.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Pilar! empiezas el lunes con sopa de gallina y huevos revueltos :) a veces me pregunto si tendremos lo qué nos merecemos... Algunos incluso se olvidan de que existen las hemereotecas y ni coloraditos se ponen cuando alguien se lo recuerda. Como diría mi abuela: "la mujer del César no solo tiene que ser honrada sino parecerlo" Y los que nos gobiernan están de prestao hasta las próximas elecciones, éso debemos recordarlo "todos".
    Últimamente te leo entre bambalinas, sigues siendo mi columna de opinión favorita cuando quiero saber que se cuece.
    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  3. En este país tenemos dos graves problemas "nuestra calidad democrática" que es escasa y la lentitud de la justicia. De ambos se aprovechan todos los políticos para dirimir sus batallas unas ciertas y otras falsas donde se ven amplificadas por lo que es "la voz de su amo" -medios de comunicación-, mientras tanto la ciudadanía cada vez cree menos en la política y los políticos, un modo de que ocurra como en Grecia o Italia donde formaciones fascistas o marginales hacen su agosto.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Esto es España Pilar, aquí no se va nadie... Los bancos deben tener cola ultrafuerte.

    Besos y buena semana.

    ResponderEliminar
  5. Muy platonica tu idea pero estamos en un pais que el mas tonto hace relojes y del chupa del frasco carrasco.

    Deberian dimitir desde el primer momento, porque se esta demostrando que cuando el rio suena...

    ResponderEliminar
  6. Yo sería más leve condenándoles si hubiera garantías de que se les juzgará de manera objetiva y no por jueces en campo propio. Pero como al final siempre escapan prefiero que dimitan cuando hay indicios. Al menos eso.
    De todos modos no será ni lo uno ni lo otro sino lo de siempre.

    ResponderEliminar
  7. Yo quiero pensar que nos merecemos mucho más y mejor de lo que tenemos..., nadie se merece ésto.
    ¿Es que ya no recordamos lo que es ser honrado, decente, trabajador, persona cuya palabra "sea ley"?
    ¡Que vergüenza!... Y se pasean por las calles y lo peor, es que no se van de sus sillones.
    Espero que antes de las próximas elecciones, podamos tener más claro el horizonte. Quiero creerlo.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  8. ¡¡ Buuufff !!. Lo del "saturday late night " fue demasiado. Entre la Pitita ejerciendo de beata, el Sanchez-Dragó montando una "espantá" para vender el libro de su hija, y alguna cosa más......

    En este país, hemos interiorizado demasiado la picaresca del Siglo de Oro, y hasta hace unos años no estaban demasiado mal vistos los "mangoneos" de los políticos. Pero, ¡¡ Ay !!, ahora que quieren hacernos pagar un Euro por cada receta, queremos apedrearlos.

    Yo creo que en cuanto tuviesen la categoría de "presuntos imputados", deberían dimitir o mejor, ser cesados por la directiva de su partido. Y si una voz celebrado el juicio resultan inocentes, le partido ya sabrá donde recolocarlos.

    Seria la única manera de que recuperemos la confianza en el sistema y en las instituciones públicas.

    Y que se dejen de zarandajas de publicar sus declaraciones de renta, ya sabemos todos demasiado bien que las trampas y los chanchullos se hacen con dinero negro.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Ya veo que por aquí no hay muchas dudas ¿eh?


    Bienvenida Liah

    ResponderEliminar
  10. No, si ninguno dimitirá, así que para que darle vueltas. Un besazo.

    ResponderEliminar