HABEMUS PAPAM y otras muchas cosas

Hace unos días leía una entrevista a David Lloyd en la que me llamó la atención esta pregunta:

P. ¿Por qué darle a V una ideología anarquista?

R. Porque Moore cree en los anarquistas y en la sociedad autogestionaria. Yo no. Para autogestionarse, una sociedad debe tener gran autocontrol individual y colectivo y, lo siento, somos muy débiles, influenciables en grado preocupante, nos encanta sacarnos responsabilidades de encima y delegamos rápido el poder en otros. Y, además, somos fácilmente corruptibles, como vemos cada día.


Ayer leía en Contando los sesenta, el blog de una buena amiga una entrada en la que recomendaba un libro, del que destaca este párrafo:

“Ellos han desmantelado la legalidad o la han ignorado para perseguir sus proyectos fantásticos y en un cierto número de casos además para robar y para favorecer a los ladrones: pero no habrían ido tan lejos sin la indiferencia, la claudicación o incluso la adhesión de sectores amplios de la ciudadanía, y menos aún sin la mezcla de negligencia profesional, militancia sectaria y disposición cortesana de una parte de los medios informativos”.

No me cabe duda de nuestra capacidad para encontrar el camino intermedio entre la desidia que permite lo que hoy sufrimos entre escandalizados, asquedados y casi abducido y la autogestión sin red, que aunque nos gustase no somos suizos. 

Pero empieza a preocuparme que no seamos capaces de encontrarlo antes de encontrarnos frente a la ruina económica, política y moral a la que nos dirigimos de la mano de la penúltima de Bárcenas (colarse en el garaje del juzgado), la intransigencia de Rajoy a entender que las personas son personas (no a la dación), la chulería de Montoro, la negativa del PSOE a asumir que no entiende la realidad...

En fin, espero que al siempre oscuro vaticinio de Nostradamus sobre el fin del mundo y la elección de un Papa negro, que el cardenal argentino elegido hoy, como Francisco I sea jesuita, no se sea suficiente.

Y me quedo con la sonrisa que a veces regala ese juego en el que once millonarios corren sobre un precioso césped disputándole una pelota a otros once del mismo pelo, Real Madrid, Barça y Málaga han pasado a la siguiente fase de la Champion y con eso han hecho felices, al menos un rato a mucha gente.


(llevo días con diversos problemas con el blog y los comentarios, disculpad que retome la moderación)

18 comentarios :

  1. ¿Felices...a quien hacen felices once millonarios?
    Ay señó...llévame pronto a mí y a mi escayola a la cama, que hasta orgarmasme toa me da dolor de ligamentos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La rubia más feliz de la pasada noche ¿con escayola?
      Hay que aprender a celebrar con poco más de calma, preciosa.

      Besos mil

      Eliminar
  2. ¿Habemus que?, mas de lo mismo.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Reconocerás que la escenografía es sublime.

      Eliminar
  3. Quieren mantenernos distraid@s: con las intrigas vaticanas, con el furbol (con permiso de Fiebre), con los saltos acuáticos. Cualquier cosa vale con tal de que no pensemos: no pensemos en los causantes de la estafa que padecemos, en los protectores de los estafadores, en nuestra propia responsabilidad.
    Pensar es peligroso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando lo declaren ilegal, será muy valorado.

      Eliminar
  4. La formación, trayectoria y espíritu del nuevo Papa me gusta, ya se verá.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya se verá, pero suena bien, para empezar

      Eliminar
  5. No, la anarquía no es posible ni para los anarquistas mismos que a su pesar visten ropas fabricadas por el sistema o se tiñen el pelo o se peinan con productos del sistema. El problema no es el sistema ni el gobierno si no los que lo estropean o no cumplen reglas más honestas.
    Sobre Nostradamus tranquila que yo veo introducir lo de este Papa muy por los pelos, para que la profecía cuadre pero negro, negro...
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien pues entonces, habrá que buscar otro signo para el próximo cataclismo, cachis..

      Besos

      Eliminar
  6. Estoy bastante de acuerdo con el párrafo del libro pero creo también que la ciudadanía, el pueblo se merece el respeto y la consideración de aquellos que los representa en sus diferentes gobiernos. Somos culpables de creernos sus constantes mentiras y de mirar en ocasiones hacia otro lado pero ellos son los ÚNICOS responsables de todos los DELITOS que pueden llevar y llevan al país a la ruina total y todo por que nunca han defendido ni creído en el interés general.

    Un fuerte abrazo Pilar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El pueblo se merece el respeto que impone, me temo.

      Un beso

      Eliminar
  7. siempre un placer pasar a leerte...
    a veces creo que el fin del mundo ya ha pasado y que ahora estamos en ese momento postapocalítico, rollo madmax, pero mejor vestidos...
    en fin... lo dicho... un placer leerte!
    besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿vamos a la cúpula del trueno? Vamos

      Eliminar
  8. Yo espero que el mundo no termine por la elección de un Papa la verdad, para los cristianos es un día para celebrar. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda es día de celebración, lo de Nostradamus pa'mi que no cuela.

      Un saludo

      Eliminar
  9. Bueno la verdad es que quedémonos con con esa pelotita narcótica que nos ayuda a ver el mundo mejor porque como nos pongamos a profundizar en los niñatos millonarios que la manejan me entra una mala lecheeeee!!!

    Un besote cielo

    ResponderEliminar
  10. Me apunto a unas copas en la Cúpula del Trueno, a ver si con suerte Tina Turner nos canta algo.

    Pues Nostradamus ha clavado la profecía. Porque la definición "Papa Negro" se utilizaba para referirse al general de la Orden de los Jesuitas.

    Y ahora, tenemos un papa jesuita, o sea, un papa "negro".

    "We dont need another hero......"

    Un beso.

    ResponderEliminar