,

OTRO CÓNCLAVE

Cuando aquello del ¿qué quieres ser de mayor? deja de ser una pregunta retórica con la que incordiar a los peques, tenemos un problema, o no. La primera vez que este cáliz paso por mi mesa, no hubo modo de encontrar respuesta y tres años después seguimos sin dar con la aguja en el pajar, mareando libros y poniendo velas a santos de todos colores (tengo cita con la bruja Lola para la segunda evaluación).


Así que mientras espero a que el pequeño ponga las primeras cruces en el formulario del futuro, disfrazada de consejera, me debato  entre las dos opciones que ángel y diablo me susurran al oído. El de negro, muy serio me dice "que elija algo con posibilidades de encontrar un trabajo en el futuro" y el otro afirma "la clave es que estudie lo que le guste".

Saber en qué habrá trabajo dentro de tres, cinco o siete años me parece más difícil de predecir el próximo capítulo del caso Bárcenas, así que este consejo es poco práctico, pero confiar en que su gusto se una a la excelencia y la suerte para permitirle vivir en un mañana, tampoco parece lo que se dice una llave Allen.

Volveremos a pasearnos por las diferentes opciones, tratando de relacionar asignaturas con profesiones, estudios medios, grados y demás (esperando que Wert no cambie el mapa de carreteras a mitad del juego) y después cerraremos las puertas dejándolo solo con el formulario y sea lo que sea, determinaremos fumata blanca. En el periodo de reflexión se admiten sugerencias.




Os dejo la chimenea encendida para el fin de semana, no olvidéis sonreír.

11 comentarios :

  1. Ya no se puede decir que se quiere ser ni arquitecto, ni aparejador, ni tan siquiera albañil, profesiones que hasta hace poco daban dinero. Profesionales humanístico-sociales tampoco, los recortes se lo están llevando todo y aunque sea en lo privado los salarios no darán ni para la hipoteca. Las científicas, ya sabemos que su aplicación será fuera del país puede ser Alemania, Reino Unido, Australia, Estados Unidos, en fin en cualquier lado menos en el que le pagó los estudios he hizo la inversión. Antes el seminario era una salida pero tal y como está la cosa, estudiar para cura es casi llamarte "infanticida", lo mejor tal y como está el percal es estudiar en casa como se roba a un ladrón por ejemplo a un Barcenas ¿no dice el refrán que quien roba a un ladrón tiene cien años de perdón?, pues eso.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Que haga lo que realmente le gusta si tiene aptitudes y realmente le gusta y no es algo pasajero. No puedes predecir el futuro. Y si es algo que le disgusta tampoco puedes garantizar que le salga bien o se motive lo suficiente como para destacar y ganar algo con eso. Mejor optar por lo que le guste. Pero que estudie.

    ResponderEliminar
  3. ¿Cuál es la respuesta acertada? Ni con comodin darías con ella.

    Después de mucho debatir el tema con mis hijos, opté porque eligieran ellos mismos. Su visión de futuro no es la nuestra, pero al fin y al cabo es su futuro y ese, ni el mismisimo Papa lo tiene seguro.

    Me quedo al calor de la chimenea... y si puede ser, del humano también ;)

    Buen finde

    ResponderEliminar
  4. En primer lugar, darte las gracias por esa bocanada de aire fresco que es esa viñeta de Perich. Le echo en falta, sus dibujitos eran un pequeño poema amable en la prensa diaria, cargados de sentido común.

    Y sobre las posibilidades laborales del futuro, no se que decirte. El mundo, nuestro mundo, cambia continuamente cada día que pasa. En mi juventud, opositar a funcionario de "La Caixa" era buscar un puesto de trabajo firme y seguro. Y ya ves como "está el patio" en el ramo de la banca actualmente. Eso sí, que les quiten lo "bailao".

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Siempre se debe estudiar lo que a uno le gusta, pero claro, si tiene miras de trabajo para el futuro, mucho mejor. Un besazo.

    ResponderEliminar
  6. Si careciese de escrúpulos y conciencia que estudie la carrera de político. Que por ahora son lo que viven y roban a manos llenas.
    Miles de besinos de esta amiga que te desea con inmenso cariño feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  7. Querida Pilar: por experiencia te digo que mis hijos estudiaron lo que quisieron, hoy, su trabajo nada tiene que ver con la carrera, ni con el master, ni con los cursillos. Creo que estoy más enfadada yo que ellos pues me cuesta adaptarme a esta sociedad donde los trabajos duran un suspiro.
    En fin, que elija en función de lo que le gusta, al menos su época universitaria será gratificante, el futuro está por escribirse y lo que debemos pedir las madres es que sean moderadamente felices y buenas personas, aunque duele que unos tramposos nos quiten todo aquello por lo que luchamos, ¿será que sólo los malos triunfan?...
    Me siento al lado del fuego y tomo una de esas copas de vino, total, ya que no podemos arreglar el mundo disfrutemos de los pequeños momentos en buena compañía.
    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  8. Algo que vaya en consonancia con sus aptitudes por lo que se sentirá a gusto y satisfecho con lo que vaya adquiriendo. No se pueden hipotecar cinco o seis años de estudios en algo que no les gusta pensando que va a ser más rentable económicamente después: 1ºLa rentabilidad económica no es lo único por lo que se ha de tomar una decisión semejante y 2º¿Quién puede afirmar que después de 6 años...?
    Cariñoso abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Difícil dar consejo. Me hizo recordar cuando me encontraba en la misma situación, mi inclinación era la ciencia y de eso estaba segura, no me hacían asco las matemáticas, ni la química, y estaba entre Agronomía y Química...mi madre sabiamente me dijo: vives en ciudad, ves las vacas una vez al año cuando vamos al campo y de lejos...así que me dediqué a la Química y no me arrepiento, porque me daba un amplio espectro de posibilidades y si bien ahora he cambiado el laboratorio por los documentos, me sigue gustando lo que hago....y el campo lo tengo cerca y ahora lo que he estudiado y en lo que trabajo me sirve para ayudar al campo....por eso el consejo es: que elija algo que le guste, pero que además le posibilite un futuro...beeessssooooosss

    ResponderEliminar
  10. Gracias por vuestras aportaciones, como debe ser el afecatdo decidirá, mietras disimuladamente cruzamos los dedos.

    Un beso,


    ResponderEliminar
  11. Tiene suerte de tenerte como consejera, decida lo que decida seguro que le irá bien. A veces cuenta más teneros a nuestro lado al tomar la decisión que la decisión en sí misma.

    Buen retrato, Pilar, es un momento importantísimo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar