, , , , ,

PEREZA DE LUNES

No debería quejarme de este lunes que se volverá viernes en unas horas para pasear entre puestos de libros rememorando luchas de caballeros y dragones, o tiempos de ilusión, de forja de lo que soñamos ser y no conseguimos. No debería quejarme a pesar del viento helado que ha relegado la recién sacada ropa de primavera de nuevo al altillo del armario, al fin y al cabo, en la recacha, el sol ya calienta.


No debería quejarme del trabajo, porque lo tengo y eso es cada día más tesoro. No debería, pero la pereza tristona de un domingo extraño se me ha quedado pegada en los dedos y siento como se cuela entre las teclas. 

Me sobran los motivos para ser feliz; salud, dinero y amor en justas proporciones, pero me noto cansada, triste de leer cada día como unos se ríen de nosotr@s u otros ni siquiera son conscientes de que existimos (creo que veré Salvados los miércoles, es demasiado duro para la noche del domingo). Tengo la sensación de que estamos atrapados entre la derrota asumida y el fracaso buscado, entre la renuncia a quienes quisimos ser y la apuesta suicida. Y la tensa espera agota.

A veces me siento ante el teclado y escribo, poseída de rabia e indignación y cuando me releo, simplemente lo borro ¿qué aporta a nadie más leña a un fuego que no arde, o aún peor a una hoguera en la que tan solo nosotr@s nos quemamos?  Pero también, a veces, es este espacio el que me brinda la sonrisa que el día me escamotea, hoy de la mano de una amiga. Gracias Alondra

12 comentarios :

  1. En cualquier caso y para los lunes difíciles bien vale recordar que solo dura unas horas.

    Abrazos y buena semana.

    ResponderEliminar
  2. "Tengo la sensación de que estamos atrapados entre la derrota asumida y el fracaso buscado, entre la renuncia a quienes quisimos ser y la apuesta suicida. Y la tensa espera agota". ¡¡Anda que están los ánimos como para virguerias!!

    Como decía Jodorowsky y si no lo digo yo, si tienes salud, levanta la moral con unos buenos ratos de sexo alegre.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes que cuando me pongo palabrotica no tengo freno ;(

      Eliminar
  3. La crisis de fe en lo que tú misma haces te puede dar un rato, como la pajara al ciclista o el momento de duda al héroe antes de la batalla. Pero ya cuando reorganices tus neurotransmisores y tu pensamiento esté montado encima de un buen estado de ánimo vienes y me lo cuentas. Aquí no hay nada perdido. Y los que se ríen de nosotros no tienen ninguna felicidad asegurada, sólo lo parece. La última palabra no está dicha. Y la leña que aportas le sirve a mucha gente que te lee y te comenta y te sigue. Pero bueno, es que hoy tienes uno de esos Lunes...
    Ánimo.

    ResponderEliminar
  4. De lunes y trabajando (bueno, en este preciso instante no), ser conscientes de que nos sobran motivos para ser felices es un gran alivio, ¿pero dura esa sensación?, que pena que nos hagan falta tantos baños de realidad para no olvidarlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me voy a bañar en ella hasta tener los deditos arrugados ;)

      Eliminar
  5. Si a los que tenemos salud, dinero y amor en justas proporciones nos envuelve ese halo de pesadumbre y negrura que nos devora ¿qué pueden decir los millones que ni siquiera tienen eso?
    Es difícil sonreír, pero lo intento. Pilar una sonrisa para pasar la semana.

    ResponderEliminar
  6. ES lo que tiene Pilar. Que a veces, cansa el gritar cuando no tenemos voz...y casi ya, ni voto (¡para lo que vale!).

    Hasta yo me canso de andar día tras día gritando a los cuatro vientos tanta aberración política y financiera contra el pueblo y tanta desidia del pueblo...también.

    Mañana es el día del libro...ánimo y a leer para buscar otra realidad, que es posible. Debe serlo.

    Besos guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mañana al tacón y a la calle ;)

      Eliminar