,

A ESCOTE

Dependiendo de con quien, las salidas se hacen a escote, por turnos, tirando de "vaca" o en un estricto cada palo aguanta su vela. 


En el primer caso las cuentas de dividen por cabezas y todos pagan lo mismo, con independencia de quien se ha comido tres platos o  se ha limitado a una triste (pero muy positiva para la operación bikini) ensalada.  En el segundo, cada vez paga un@. En el tercero, se constituye un fondo con igual aportación por cabeza y de ahí se van pagando los gastos de la noche, el viaje... El cuarto no precisa explicación, cada quien paga lo que consume y fiesta.

No conozco ningún estudio de universidad americana que analice los intringulis de cada grupo de acuerdo con el habitual sistema de pago, (culpa mía sin duda, no me cabe duda de que haberlo, como las meigas, hailo) pero sin duda sería interesante y aplicable a la actual situación de política eco/autonómica, en la que unos y otros andan peleando por el reparto, en este caso no de dinero, sino del límite de endeudamiento.

Las opciones son variadas, desde un reparto a la carta y que la Administración General del Estado asuma el descuadre, a un café (más bien achicoria) para todos. Puede parecer banal, pero quienes hemos padecido el rigor presupuestario de mandatari@s dispuestos al cum laude vemos con mala cara que se premie al que acarrea una ristra de suspensos antes de haber terminado el curso; viene a ser algo así como cuando mi hijo (quien lo diría) terminaba siempre el primero los deberes y la señorita le premiaba con unos cuantos ejercicios más.

El caso es que este grupo de amigos por obligación no terminan de elegir cómo pagamos la cuenta y me resulta difícil olvidar a una amiga (abstemia convencida) que pasó a beber whisky der gueno harta de pagar sus aguas sin gas a 12 euros. (y no era catalana, que os veo venir, mal@s malos@s)

Si tener el privilegio de retozar bajo las mantas en pleno mes de mayo, no es motivo suficiente para sonreír, piensa en todo lo que te ahorras, ya es verano en el Corte Inglés y tú no has estrenado la primavera.

20 comentarios :

  1. Es el curioso efecto que produce poner un "bote". Ha habido días en los que he llegado a casa con más dinero del que tenía en un principio, y otros en los que he pagado copas sin control mientras yo consumía un agua. Siempre hay quien se aprovecha o a quién le pone de los nervios semejante situación. Así que manejar la economía de un país debe ser una tarea compleja... ¡pero para eso están las madres! ¡Que las contraten a ellas como asesoras!
    No nos olvidemos de sonreir, que viene el puente de las "letras galegas"
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Es muy raro que ninguna universidad americana no tenga un estudio al respecto, ellas tienen estudios de todo.

    ¿Que ya es verano en el Corte Inglés?, entonces aquí el tiempo se ha equivocado porque hace un fresquito que pela.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. pues te diré que lo de tu amiga me ha hecho sonreir...
    no me extraña que se pasara al whisky... yo mas de una vez estuve tentada, porque el agua también me salía por un pico...
    que me ha encantado el post...
    besos!!

    ResponderEliminar
  4. Buen ejemplo, difícil decisión...siempre me ha puesto de mala leche el escote porque siempre hay quien pide lo que no pediría nunca si se pagara lo suyo, pero también hay grupos donde al que no bebe (alcohol) no se le hace poner, y por sano, se le invita...

    En fin, cada uno que saque sus propias conclusiones, besitos!!!

    ResponderEliminar
  5. Nunca sabré cual de esos sistemas que enumeras es el mejor. Sé que los defensores de cada uno ponen el suyo como lo mejor. El problema es cuando no está claro y unas veces usamos un sistema o usamos varios a la vez y queremos quedar bien con todo el mundo pero sólo conseguimos que se vea que improvisamos. Lo de tu amiga es de lógica y al final pienso que cada cada uno lo suyo no produce injusticias. Aunque sé que para esto también hay detractores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que el sistema es bueno o malo dependiendo de con quien te "jueges los cuartos"

      Eliminar
  6. Hay que tener también en cuenta que no todos aportan lo mismo al bote común por eso es necesario esa diferencia. Por lo menos de momento si no esto no arranca ni a la de tres.

    Un fuerte abrazo Pilar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me queda tan clara tu primera afirmación, con los números se juega mucho :)

      Un beso

      Eliminar
  7. A mí me gusta el sistema de hacer una "vaca", para salir a tomar algo. Alguna vez tuvimos algún "gorroncillo",pero no cuenta.
    Respecto a las estaciones, creo que lo que ha pasado es que hemos quitado dos hojas del calendario juntas y claro...vamos trastornados, con calefaccines, las dietas, y el Corte inglés como loco....
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bien saber que vuelves al mundillo.

      El tiempo no está loco, está absolutamente desatado.

      Besos

      Eliminar
  8. Ja ja ja. Hoy estás sembrá.
    Lo del escote, mejor las cosas claras y lo de la primavera, yo no soy de Corte Ingles, será que trabajar tantos años allí, acabo con su glamur.
    Pero ya tengo en el armario trapitos, ja ja ja

    ResponderEliminar
  9. En las salidas, hace tiempo que mis amigos y yo adoptamos la costumbre de tener cuentas separadas. Porque hay alguno por ahí, que se bebe hasta el agua de los floreros, y algún otro que se conforma con una humilde cerveza sin alcohol toda la velada. Un caso parecido al de tu amiga y su "repentina" pasión por el güisqui de reserva.

    Sobre las cuentas autonómicas, tengo muy poca fe en la solución del asunto, máxime contando con la capacidad que hay por algunos de "maquillar" las cifras oficiales. Todo pasa por establecer un sistema equitativo, y que el Tribunal de Cuentas haga un trabajo serio y riguroso, no como ahora, que en determinados asuntos van con cuatro años de retraso.

    Lo de siempre, la puñetera incompetencia de unos y otros.

    Lo de las mantas, bien mirado es una gozada. De aquí a un mes escaso, cuando lleguen los calores, lo echaremos en falta.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Ya no ponemos bote, alguna vez paga un@ y otro día otro, pero las más de las veces cada un@ pone en la mesa lo suyo y después alguien lo recoge y lo entrega. Cuando vas a la barra a pagar parece que has estado en la calle o en la puerta de una iglesia pidiendo por el montón de monedas.
    Todo cambia, porque yo recuerdo peleas por no dejar pagar y adelantarse a hacerlo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tambien recuerdo esos tiempos...

      Un beso

      Eliminar