, , , ,

CON CABEZA

Tras seguir la comparecencia de Rajoy, saludándose a sí mismo en un alarde de disociación (carne pura de Youtube), arrepentirme de causar la crisis "hemos comprado a crédito segundas viviendas, viajes al Caribe y televisiones de plasma" y comprender que aunque yo no pueda apreciarlo, las cosas están mejor porque la prima de riesgo ha bajado y ya no se habla de rescate, he decidido desconectar.

Así que hoy la sonrisa es lo más importante, os invito a un paseo por los patios de Córdoba, una experiencia de cómo lo sencillo puede ser sublime.

Eso sí no, dejéis de pensar en vuestra posición en el gran debate nacional, ¿con casco o sin casco?

8 comentarios :

  1. Para cascos los retornables... sí ya lo decía yo (ego dixit cual Rajoy), que lo mejor estar desinformado, total van a hacer lo mismo estés distraída o no.

    ResponderEliminar
  2. Pero Rajoy tiene razón, no se deben comprar esas cosas a crédito. Se tiene que ser un buen cínico, ganar sueldos millonarios a cuenta de todos y pagar en efectivo.
    Lo del casco me sobrepasa.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. ¡Cutaíno! Todavía no se ha enterado de que, en este país, el gobierno no tiene quien lo presida.

    ResponderEliminar
  4. ¿Con que cabeza?

    Lo de ir a Córdoba, me lo estoy pensando.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Bueno comenzando por abajo pienso que los cascos son un gran estorbo, que si se le pudieran añadir unas cuantas neuronas a mas de uno la cosa mejoraría.

    A mi lo que me molesta es que en Málaga los carriles van encima de ceras estrechas y pequeñas (Avda. Carlos Haya) de calles con cuestas por las que el ciclista coge gran velocidad y ten hace rin rin por detrás y una con la conversación ni se da cuenta. Y tienes que invadirlos porque los bares colocan sus sillas en el resto de cera libre, por lo cual entre el despiste y la imposibilidad ya me dieron algún susto.

    Preferiría que esos carriles fuesen en la calzada, a otro nivel de la cera, y protegidos del trafico de coches. Por que al final la que se va a tener que poner casco, riñonera, y tobilleras voy a ser yo cuando paseo a pie por mi ciudad.

    La sonrisa y la admiración por ese Patrimonio de la Humanidad que compartes en el video.

    Y del fantasma del plasma mejor ni hablo que me cambia la sonrisa a mala leche y no es plan con lo bonito que esta hoy el día.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. La culpa de todo la sigue teniendo Zapatero,y dentro de cincuenta años todo seguirá siendo culpa de zapatero. Preciosos los patios de Córdoba, algunos los he visto, ya que el verano pasado anduve por allí.

    Besos Pilar.

    ResponderEliminar
  7. La propuesta de Córdoba es buena en cualquier momento, ahora es como la guinda.
    Del resto, hay que hacer un ejercicio diario y repetir la máxima: los incompetentes son ellos, los incompetentes son ellos. Luego, juntar los dedos índice y pulgar y musitar: Ohmmmmm.
    Finalmente, abrir bien los ojos y mantener la protesta allí donde sea menester.

    ResponderEliminar
  8. Me quedo sin lugar a dudas con los patios de Córdoba. Ciudad impresionante que merece ser visitada y que desde luego recomiendo.

    Lo de Rajoy, mejor para otro día que sino tengo que tomarme un Almax.
    Besitos.

    ResponderEliminar