, , , , ,

BENCHMARKING (o las barbas del vecino)

Me gusta Italia, sus gentes, su comida, su historia, su lengua e incluso reconozco que en su momento, sus hombres (cómo renegar de aquellos guapos italianos que arrasaban en las noches de verano, tan elegantes, tan conquistadores, tan...) pero la pasión no me ciega ante sus defectos; un estado corrupto hasta la médula, medios concentrados en muy pocas manos, sistema electoral diseñado para la inoperancia, partidos políticos anacrónicos,  casta en el poder inamovible e inalcanzable, país dividido e irreconcilliable... 

Por mucho que en algunos momentos nuestros dirigentes (Aznar,Zapatero) hayan pretendido lo contrario, Italia nos lleva la delantera, también en lo negativo, buena y amena muestra de ello son las novelas de Donna León que cuela siempre un tema de actualidad entre las pesquisas de Brunetti como el desmantelamiento de la sanidad, la corrupción política, la inseguridad jurídica, la xenofobia, la desaparición de los servicios sociales, la influencia eterna de la Iglesia...aparecen en sus libros años antes de que aquí empecemos a pensar en ello. 

L@s italian@s se indignaron y dándoles la espalda a los partidos tradicionales, aglutinaron su desencanto convirtiéndolo en votos a una formación paralela crecida al amparo de una figura mediática cuyo discurso básico se resume en vafallculo y ... tampoco ha funcionado, lamentablemente las cinco estrellas de Grillo han resultado ser fugaces. 

Parece muy difícil pasar de la barricada al Congreso, deberíamos ir tomando nota, a veces, solo a veces, es posible escarmentar en cabeza ajena. 



La sonrisa de hoy danza entre las llamas de las hogueras, San Juan nos ofrece de nuevo la posibilidad de quemar lo viejo, lo malo, lo triste, para empezar de nuevo, limpios y ligeros de equipaje.


Felicidades a todos mis Juanes

13 comentarios :

  1. Pilar:
    Y aquí, en la Argentina, la mayoría somos descendientes de inmigrantes de las dos penínsulas, con todo lo bueno y todo lo malo de ambas culturas.
    Por alguna razón que desconozco, las fogatas inmensas las hacíamos para la noche de San Pedro y San Pablo, que no sé cuál es la fecha.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imagino que cualquier momento es bueno para hacer inventario y regalar al fuego lo que tan solo nos hace daño.

      Un abrazo

      Eliminar
  2. Solo recordar que durante un tiempo España e Italia fueron de la mano, de ahí que tengamos tantas cosas en común, como la corrupción, le sirvamos de abrigo a las mafias diversas, tengamos políticos que no creen en la política, lo hemos aprendido juntos y tendremos que morir juntos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Lo de Italia es muy triste, porque la democracia y la manipulación mediática conviven juntas.
    Ninguno de los dos países parece que lo estemos haciendo muy bien. Y como bien dices de lo único que podemos aprender es de los errores del otro.

    ResponderEliminar
  4. Comparto tu interés por lo italiano, últimamente aún ajustaría más a la (maravillosa) isla de Sicilia.En el tema político nos llevan ventaja tras tantos y tantos años de desgobierno, fascismo real, fascismo encubierto. La gente está de espaldas a la política y lo han demostrado para bien o para mal ( más lo segundo) y por aquí seguimos su camino.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Me quedo con la sonrisa de ver citada a Donna Leon de la que conservo un libro firmado hace años en un San Jordi. Una mujer muy simpática que traspasó la barrera del idioma con humor, la recuerdo con simpatía.
    Sobre Italia, cómo no estar de acuerdo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me sorprende que coincidamos en la lectura.

      Un baccio

      Eliminar
  6. Grillo es un ejemplo más de lo arriesgado que resulta predecir la evolución de los líderes populistas. A ver quién controla ahora a sus parlamentarios.
    Me encanta Donna Leon, soy fan total. Ya me he leído el último.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A l@s que se mueven los echa, lo tiene claro.

      (yo tambien)

      Eliminar
  7. Bienvenido Babilonio, ponte cómodo

    ResponderEliminar