, ,

HOY SOLO ELLA




Porque en ocasiones no hay nada mejor que perder la vista en el inmenso cielo y constatar que no somos más que un suspiro en el tiempo. Quizás después de un rato contemplando la belleza distante de la luna, seamos capaces de mirar realmente lo que importa y cerrar los ojos con una sonrisa.

12 comentarios :

  1. Por lo mismo y más, atraparlo a manos llenas. Que la vida empezó su andadura dermasiado breve.
    Otro suspiro.


    Y abrazos, Pilar

    ResponderEliminar
  2. Pilar:
    A todos nos agrada su presencia y, sin embargo, pocos sabemos que es gracias a ella que nuestra Tierra alberga vida, tal y como la vemos a diario.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Hombre, pero si es mi residencia habitual, casi siempre estoy por allí. Sonrío, sonrío...
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Desde que la pisaron, ya no es lo que era, ha perdido parte de su magia, ya no se puede decir ¿estás en la luna?, no tiene misterio.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Hoy sí que has estado fina. Preciosa luna, me falta E.T.

    ResponderEliminar
  6. Si muchas veces nos pararemos a pensar que la vida es un suspiro, seguro que miraríamos esa luna y los cielos estrellados con más atención.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Querida Pili, si en algún momento nos sentimos arrogantes, engreídos, vanidosos, altivos, pedantes, etc, no hay mejor medicina que mirar, como bien tu dices, al firmamento para darnos cuenta de lo insignificantes que somos.
    Sobre tu comienzo;..."¡Señor, Vos que sois mas que Nos! ¡Majestad!"..no sé si actualmente es todo lo igual que el Sr. Cava pensaba,.hummm,..me da que no.
    Besotes Pili,..ya era hora de visitarte, verdad?? ;) sorry

    ResponderEliminar
  8. El plenilunio siempre será un espectáculo magnético para nuestra mirada, a pesár de que nos acompaña desde el alba de la humanidad.

    un beso.

    ResponderEliminar
  9. Tanta basura en nuestra civilización y el resto del universo puro e inmaculado.

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Yo me dejo... quiero soñar con ella, hoy ahora y siempre.
    Hay gente que pretendió un día hasta que era capaz de bajármela...
    Sonrío.

    Besos, Pilar.

    ResponderEliminar