, , , , , ,

TIJERA EN ROSA

Desde que empezó la mal llamada crisis, no ha habido un sector que se librase de los recortes (millonarios, banqueros, políticos y demás fauna no son un sector, sino otra cosa que no nombraré por ser este un espacio para todos los públicos), pero las mujeres hemos recibido ración doble.

El paro femenino es superior; la brecha salarial se ha ampliado año a año; la mayoría de l@s cuidadores familiares de personas dependientes son mujeres y la señora Mato decidió dejar de financiar su Seguridad Social; se revisa al gusto de la Conferencia Episcopal la Ley del Aborto; se sacan del sistema sanitario los anticonceptivos más modernos y utilizados; se propone denegar los tratamientos de fecundación invitro a lesbianas y mujeres solteras; se plantea modificar las estadísticas de violencia de género para computar solo las agresiones que supongan más de veinticuatro horas de hospitalización; y entre golpe y golpe se nos pretende convencer de que una mujer inteligente, formada, capaz...firma lo que le dice su marido sin mirarlo y no es capaz de distinguir un coche normal de un Jaguar o un pisito de un palacete.

No puedo entender que mujeres como Esperanza Aguirre, Arantxa Quiroga, Celia Villalobos, Cristina Cifuentes o Soraya Sainz de Santamaría permanezcan calladas, cómplices, salvo que sea cierta aquella teoría que afirma que el machismo se nutre de las mujeres. (Lo de María Dolores de Cospedal, casi que lo entiendo, eso sí en simulado y diferido)

Podríamos consolarnos pensado que esto no es Emiratos Arabes donde puedes tener que darle las gracias al Emir por perdonarte el terrible pecado delito de ser violada, y así mientras tú vuelves destrozada a tu país tu agresor retoma su vida; ni Paquistán donde más te vale tener un hombre cerca si necesitas salir a comprar el pan, ni Afganistán donde estudiar y ser mujer supone una amenaza, pero sería un terrible consuelo y el reconocimiento de que los derechos de las mujeres también eran un lujo por encima de nuestras posibilidades.



Hoy la sonrisa viene camuflada de pregunta ¿donde se pide el Pulitzer? Es por ir tramitando el de Salvados por la reapertura del caso del metro de Valencia.

(Una sonrisa en dura competencia con la cara del Primer Ministro rumano en la comparecencia de prensa, pero no encuentro la foto buena y la portada del ABC se queda corta)

 

13 comentarios :

  1. No sé si maldecir a este país o si dar gracias por estar en él...
    Como siempre digo, al menos en mi caso, de momento solo me toca aguantar o emigrar (que me lo estoy planteando desde hace tiempo ya)... todo se verá.

    Besos, Pilar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aguantar o emigrar me temo que es el debate de demasiada gente en estos tiempos.
      Espero que sea aquí donde puedas desarrollar tu vida, en libertad.

      Besos

      Eliminar
  2. Has plasmado una frase que, de forma mas resumida, mantengo en todas mis entradas referidas al machismo:"el machismo se nutre de las mujeres".

    Personalmente metería en la cárcel a Cotino, seguro que ese personaje, próximo al Opus, ha callado mucho en todo el proceso, fue penoso verlo en la televisión como no respondía a ninguna de las preguntas del programa.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Personalmente....penoso.

      Sin mujeres que lo apoyen, por convencimiento o porque creen que no va con ellas, el machismo no sobreviría; me cansa el discurso que olvida que cada día más hombres están por la igualdad real, como tú.

      Un beso

      Eliminar
  3. Acepto machismo en todos los recortes que apuntas menos en el de los silencios cómplices de las mujeres que apuntas. Eso es más bien caradura porque algo tienen que ganar callando y por eso callan. Va más allá de los géneros y se relaciona con la ambición que parece igual o similar para ambos sexos.
    En cualquier caso está claro que las épocas de crisis fomentan machismos, racismos y todos los ismos que nunca acabamos de sacudirnos por más que cambiemos de siglo. O tal vez la crisis sea excusa para que estos ismos no se vayan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguramente tienes razón y la ambición, la desvergüenza y el ánimo de lucro y poder no conocen diferencias por tan poca cosa como ser hombre o mujer.

      La crisis alimenta el odio al diferente, sin duda.

      Eliminar
  4. Parece que la sociedad avanza, pero luego vuelve otra vez para atras...
    Si alguien tiene que pagar "los platos rotos", mejor siempre las mujeres. Por que no?

    Es ciertamente indignante...

    Ya que lo comentas, el caso de Marte (la noruega) ha sido especialmente impactante e indignante para mi. Menos mal que ayer la liberaron. Pero dicho mal y pronto, VAYA MIERDA de todo!

    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya m...¿cómo se dice en alemán?
      Seguro que ya tienes el curso superado.
      Besos

      Eliminar
    2. Jajaja. "so eine Scheiße"?? :-P

      Eliminar
  5. Gran post, la verdad y muy jodido lo llevamos las mujeres en estos momentos, en todos, pero en estos aún más....Y lo peor es que no es patrimonio nacional, sino internacional.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay para repartir bajo todas las banderas Inma, aunque se nos olvide.

      Gracias.

      Eliminar
  6. El Pulitzer lo da un jurado ad hoc y creo que no admiten sugerencias, es una pena porque ese es periodismo del bueno.
    En cuanto a la cara - que, según dicen es el espejo del alma- mejor que la del primer ministro rumano, la del primer ministro español. Mon dieu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tambien tienes razón pero la risita del rumano, me encantó, entre otras cosas porque seguro que entiende castellano y casi no consigue controlarse.

      El nuestro, es que siempre tiene una carita...


      Besos (también al "manco de lepanto")

      Eliminar