, , ,

POR LA VENTANILLA

Cuando cruzamos España en busca de las vacaciones, cansados pero ilusionados por tanto como queremos hacer o nohacer, miro por la ventanilla pero realmente voy descontando; Teruel, Sagunto, Valencia, Alicante, Murcia, Vera, Almería…fin de trayecto. Me resulta difícil concentrarme en lo que veo, estoy anticipando el momento de llegar y respirar ese aire que sabe diferente


En cambio, la vuelta es más lenta, más morosa. Como se trata de subir (y de volver) hacemos algunas etapas, buscamos reconciliarnos con esa España de interior que casi obviamos viajando por autopistas y autovías. Este año disfrutamos las Tablas de Daimiel (las que la naturaleza salvó cuando nosotros ya las habíamos perdido por avaricia y falta de previsión), Almagro, lleno de historia y teatro y Sigüenza.

Desde mi cómodo puesto de copiloto sin funciones, gracias a la paciente María (voz del GPS) me dejo llevar por el paisaje, trato de imaginar la vida en los pueblos que se adivinan a lo lejos, los supongo habitados por gentes más pendiente del cielo que de las radios, televisiones y periódicos, personas que saben vivir a otro ritmo, que precisan mucho menos y que quizás disfrutan mucho más.

No me engaño, yo soy flor (o cardo que hay opiniones para todo) de puro asfalto, pero fantaseo con un retiro en el campo, claro que no es un campo cualquiera, la lista de requisitos es más larga que las cualidades que buscaría en un hombre por eDarling; río, árboles, vegetación, alejado pero bien comunicado, pequeño pero con servicios básicos, con acceso a redes (cómo vivir sin vosotr@s) … me imagino con tiempo para todo lo que no podré hacer ahora que hemos vuelto.

Claro, quizás le echo a la ciudad más culpas de las que le corresponden.

18 comentarios :

  1. Me encanta como lo dices, ese regreso esquivando las autopistas por la España que ya hemos casi olvidado condenada por las vias rápidas.
    Sabes? yo que soy de pueblo y me vine a la ciudad, cada vez estoy más convencida de que no quiero terminar en ella, si pudiera ya mismo me iría a vivir al campo, a una casita cuanto más tranquilita mejor, con lo mínimo imprescindible, sin más.
    Siento que cada año que cumplo necesito más la paz.
    Y con tanto viaje por motivos laborales, he aprendido a valorar que a veces no necesitamos tantas comodidades, con con muchísimas menos, se vive igual, o mejor.

    Feliz regreso de vacaciones.

    Besos, mediterráneos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con menos mejor, pero ¿quien renuncia a lo alcanzado?

      Un beso enorme

      Eliminar
  2. Welcome to the jungle liitle flower!

    ResponderEliminar
  3. Por mas que alguien sepa la historia de su pais, no podra decir que lo conoce si no ha viajado asi, oliendo cada ciudad y cada pueblo en el camino.

    Buen "diario de viaje"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, es un placer descubrir la realidad más allá de las ciudades

      Eliminar
  4. Hay que apañarse para guardarse un poquito de verano para el invierno. Una o dos costumbres, que sean desplazadas al final sin dolor por el frío y las ganas de otras cosas.

    Un beso y bienvenida!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me apunto a esa idea, gracias por estar

      Eliminar
  5. Pues no te engañes. A menudo he intentado creer que yo no soy de ciudad y he salido de vacaciones alejándome de la mía. Lo he pasado bien los primeros días y además estaba relajado y sin obligaciones. Luego la costumbre o el instinto urbanita si es que existe, me ha llevado a tener como nostalgia de mis hábitos y mi fea, un poco sucia y sin embargo habitual ciudad. De todos modos disfruta de tu viaje de vuelta porque luego, en la rutina, echarás de menos hasta la ventanilla del coche en el que volviste. Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Pues mira de los sitios que has nombrado en el único que no he estado ha sido en Almería. Bueno la conozco pero sólo de paso.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Nosotros vistamos Las Tablas en Junio y quedamos encantados.
    Afortunadamente este año están a rebosar.
    A ver si algún año hacéis ese regreso un poquito más al oeste.....

    ResponderEliminar
  8. Es muy bonito viajar como tú lo haces sin prisas, mirando, conociendo...porque en España hay muchos sitios por conocer...besoooossss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchos sitios y personas y poco tiempo...

      besos

      Eliminar
  9. Yo soy asfalto puro.
    De vez en cuando me doy un chute de verde pero enseguida necesito volver.

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Me gusta también el campo, pero con moderación. Como un respiro. Cuando me lo pide el cuerpo.
    Recorrer España es algo de lo que no me canso nunca tampoco... pero sin prisas, eh??

    Besos, Pilar.

    Contenta de verte renovada, y regresada.

    ResponderEliminar