, , , , ,

BRINDEMOS





ALFREDO
Bebamos alegremente de este vaso
resplandeciente de belleza
y que la hora efímera
se embriague de deleite.
Bebamos con el dulce estremecimiento
que el amor despierta
puesto que estos bellos ojos

nos atraviesan el corazón.
Bebamos porque el vino
avivará los besos del amor.

TODOS
Bebamos porque el vino
avivará los besos del amor.

  VIOLETA
Yo quiero compartir
mi alegría con todos vosotros;
todo en la vida es locura
salvo el placer.
Alegrémonos
el amor es rápido y fugitivo.
Es una flor que nace y muere
y del cual no siempre se puede disfrutar.
Alegrémonos pues una voz encantadora,
ferviente, nos invita.

TODOS
¡Alegrémonos!. El vino y los cantos
y las risas embellecen la noche;
y que el nuevo día
nos devolverá al paraíso.

VIOLETA
La vida solo es placer.

ALFREDO
Para aquellos que no conocen el amor.

VIOLETA
No hablemos de quien lo ignora

ALFREDO
Es mi destino.

TODOS
¡Alegrémonos!. El vino y los cantos
y las risas embellecen la noche;
y que el nuevo día
nos devolverá al paraíso.




Siempre hay un motivo para celebrar la vida, hoy por ejemplo la boda de Carlos y Laura, muchísimas felicidades.

9 comentarios :

  1. Afortunadamente siempre llega un momento para celebrar.
    Salud!

    Y felicidades a Carlos y Laura.

    Un beso, Pilar.

    ResponderEliminar
  2. Pilar:
    Bellísimo. Amerita unos cuantos ¡bravo!
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Felicidades para ambos.
    O, como dicen en mi pueblo en estos casos. Que sea parabién para muchos años.

    ResponderEliminar
  4. Llevas razón, brindemos, siempre hay un motivo para celebrar el vivir y si se sabe hacerlo aún más.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. No se me ocurre mejor dedicatoria para la felicitación que un fragmento de la Traviatta.
    Fantástica obra, magistral.
    Felicidades para los novios. Seguro que con dedicatorias como esta sonrisa no les va faltar.
    Un brindis pues por ellos.

    Besos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  6. Yo brindo contigo Pilar, y luego te doy dos besos y si hace falta (y si no hace falta, también) nos marcamos un baile.

    Y para terminar la fiesta nos damos un abrazo :)

    ResponderEliminar
  7. Oye que sí, que el vino y los cantos
    y las risas embellecen la noche. Ahora se lo cuentas a la Botella, que le va a gustar el mensaje.
    Como los novios no tienen la culpa, suerte y dicha para ellos.

    ResponderEliminar
  8. Demasiada felicidad. Los amargados como yo la odiamos. Por favor, hable usted del Plan Bolonia o de Alfredo Pérez Rubalcaba. Gracias.

    ResponderEliminar