,

AL VOLANTE

Mientras mi hijo comentaba entre sorprendido y escéptico la noticia de la batalla de las mujeres saudís por el derecho a conducir un coche, alegando que es difícil de creer que en tiempos del Profeta nadie hubiese previsto tal estúpida prohibición, me he sentido extraña; cuando yo nací las mujeres españolas estaban sujetas a limitaciones muy parecidas a las que padecen las saudíes, precisando autorización del padre, tutor o marido para abrir una cuenta en un banco o sacarse el pasaporte, pero mi hijo, con apenas dieciocho años no lo sabe, incluso me mira raro, casi dispuesto a creer que exagero hasta que le conmino a preguntarle a su abuela, que apenas tiene de edad para estar jubilada.


Damos por supuesto lo alcanzado, sorprendidos quizás de la debilidad que quienes padecieron esas restricciones, como si no pudiéramos entender porque "se dejaban". 

Ojalá las generaciones venideras piensen lo mismo de nosotr@s, l@s que dejamos que cada día nos arrebaten derechos ganados a pulso por nuestros mayores, como si fuesen regalos que ya no merecemos, porque ell@s hayan podido recuperarlos.

14 comentarios :

  1. Yo no sé si es que nos creemos que conseguir algo es tan fácil, que lo estamos dejando de conservar...

    ResponderEliminar
  2. Pienso en cómo éramos hace 40 años, de lo que algo recuerdo, y alucino. Parece que estemos a años luz.

    ResponderEliminar
  3. Tienes razón, lo que era este país hace cuarenta años atrás, ahora parece casi surrealista. Pero hay que tenerlo claro, porque tenemos actualmente algunos que intentan hacernos retroceder a aquella época.

    Es que entonces los "pelagatos" eramos mas manejables, y menos respondones que ahora.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. No es mala señal que les parezca extraño, pero tampoco es bueno no tener memoria, porque nosotros llegamos a olvidar que una vez fuimos un pueblo emigrante, y la historia reciente nos lo ha grabado a fuego

    ResponderEliminar
  5. De seguir perdiendo derechos, no me sorprendería que dentro de unos años se esté como están las mujeres Sauditas, en incluso peor volver a eso que tu bien has explicado a tu hijo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Hay mucho camino por recorrer en materia de igualdad. Eso es bueno y a la vez penoso. Es penoso porque significa que la mujer aún no es tratada como debería en nuestra sociedad (por ejemplo en la alta dirección de empresas) y bueno porque motiva saber que tienes camino por recorrer.

    ResponderEliminar
  7. Lo que más miedo me da,es que en cuanto evolucionamos, alguna guerra nos hace retroceder, si estoy pesimista, ja jaja
    Un besote.

    ResponderEliminar
  8. Incluso las saudis se sorprenderan algun dia de haber tenido que librar esas batallas. El mundo va mas rapido que esos coches y en una generacion de lucha se puede limpiar el parque machista. Al menos el principio.

    ResponderEliminar
  9. Cierto, muy cierto Pilar y ojalá sepamos entre todos defendernos de aquellos que promueven las desigualdades y la perdida de derechos sociales.
    Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  10. Lo de las mujeres saudís tiene tela, Pilar. Aunque lo de conducir con Burka y viendo lo justito tambiés tiene su peligro...
    Y la tontería de que la mujer que conduce pierde su virginidad... ¡manda narices!. Aunque claro, visto como utilizábamos los veinteañeros los asiento de atrás... (por ponerle una dosis de humor)
    Hemos ganado muchas cosas. Es una pena que cada día que miro hacia delante tengo la sensación de estar perdiendo más batallas de las que yo me he ganado.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  11. Mucho que meditar sobre la lucha de las mujeres más allá de las fronteras y sobre las luchas que perdemos cada día, cediendo espacio ganado por quienes nos precedieron.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Es curioso, verdad? muchas personas luchan por conseguir algo que a los pocos años se da por seguro y se deja de apreciar el camino que se tuvo que recorrer hasta conseguirlo.
    Y eso no es lo que me preocupa, sino la posibilidad de conformarse
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Si, Pilar, hay mucho de analizar en este tema. Un@s luchan por obtener lo que nosotros estamos dejando perder...y una de dos, o ell@s vencen y les apoyamos fuertemente, o todos acabaremos anclados a la más oscura edad media. Que es la representada por ideales que no evolucionaron con el tiempo.

    Mientras llegamos a la conclusión de éste análisis profundo de la humanidad...¿qué podemos hacer al respecto, salvo lo que ya hacemos: protestar?

    Besos!!

    ResponderEliminar