, , ,

ESTA VEZ; ESTÁ EN TU MANO

La chispa de la vida se apaga?
Atesoro con cariño el recuerdo de la primera Coca-Cola de mi abuela, ella contaba que aquella botella de formas caprichosas llena de una bebida que hacía cosquillas en la lengua y tenía un curioso sabor cercano sin parecerse al regaliz, apareció en su vida en la celebración del bautizo de una de mis primas (de las mayores, para que conste), decía que le había gustado y que quizás se tomase un par de vasos, curiosamente al irse a la cama, no era capaz de dormirse. Lo achacó a la emoción del momento y así lo comentó a la mañana siguiente sorprendida de que su yerno le explicase que se debía a la Coca-Cola que venía a ser algo parecido en efectos al café que ella ya no tomaba mediada la tarde.

Instituto Coca-Cola de la Felicidad o del ERE?La Coca-Cola forma parte de mi vida, de mis recuerdos, con un simpático toque de modernidad ha estado siempre presente en mi vida, le he dado la bienvenida a su versión sin cafeína, queé mayores se han sentido mis hijos sienten cuando ha dejado de entrar en casa, he coqueteado con su versión light y su mucho más lograda versión 0 ha permitido a mi marido seguir disfrutándola.

He canturreado sus anuncios y (lo reconozco, soy pava hasta para eso) me han emocionando muchas veces, incluso en este espacio he comentado alguna vez los informes de su Instituto de la Felicidad, pero esta es una historia que se ve abocada a un triste final, os cuento porqué.

En febrero de 2013 se integraron en Coca-Cola Iberian Parthners las ocho empresas embotelladoras que había en España y Portugal, con un volumen de ventas superior a los 3.300 millones de litros. Es una empresa con beneficios, y una página web de lo más políticamente correcta, con su pestañita de responsabilidad social corporativa y todo. Esta fusión no se hizo por riesgo empresarial, ni por necesidad, sino por negocio, lo que me parece estupendo, claro que quizás tiene mucho que ver con la noticia que asaltó ayer las portadas de muchos medios de comunicación y por supuesto de las redes sociales; esta empresa planea cerrar cuatro embotelladoras y poner en la calle a más de 750 empleados.

El nombre que no querías encontrar¿Pierden dinero? No, el ERE lo plantean en base a  causas organizativas y productivas, uno de los motivos que permite la reforma laboral de Fátima Báñez, (me niego a reconocerle maternidad en este engrendro a la Virgen del Rocío) simplemente quieren ganar más y a los 1.500 empleados afectados los considera "duplicidades e ineficiencias".

No puedo hacer nada por la paz mundial y bien poco (a las pruebas me remito) para evitar los recortes las reformas de Rajoy pero puedo tratar de explicarle a Coca-Cola Iberian Parthner, que me resulta imposible seguir disfrutando de la chispa de la vida, porque me sabe amarga en la boca.

Puedo olvidarme de estas familias, de los pueblos y barrios donde la sombra del paro será aún más oscura, o puedo usar el único poder que el mercado me otorga, así que, si esta empresa se mantiene en su intención de echar a la calle a 750 personas, no volveré a comprar Coca-Cola, aunque me encante el pequeño ejército con los nombres de mi familia que me sonríe desde la estantería de la cocina mientras escribo estas líneas.

¿las hay?
Sé que no te pido que firmes en una página web, ni que te acerques a una manifestación, esta vez te ruego que te plantees renunciar a un pequeño placer, para hacerle entender a una empresa que así, así no nos gustan sus productos ¿te apuntas?

12 comentarios :

  1. Me uno a tu propuesta. No soy muy bebedora pero ahora no lo seré en absoluto. Ni entrará una lata en esta casa, que es la tuya.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Sin duda, y eso que es casi una adicción para mi

    ResponderEliminar
  3. Mientras que a las grandes empresas, especialmente a las multinacionales, se les pone a huevo el reducir plantilla para mejorar resultados, estas no lo van a dudar ni un momento; si aquí no obtienen los ingresos que desean se deslocalizan, cosas de la globalización y de unas políticas laborales ineptas, pero no olvides que ya estamos saliendo del túnel, al menos eso dicen.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Me apunto, no beberé más coca-cola. Vivo en otro país pero en el mío hace cosas como las de adueñarse del agua perteneciente por derecho propio a otros.


    Saludos

    ResponderEliminar
  5. yo no bebo cocacola desde que dejé de beber whisky, así que mi boicot no les haría mucho daño... pero te prometo convencer a mi madre de que deje de comprar (desde que han sacado los botes con nombres, compra todos los botes que ve con nombres de gente que conoce...) a ver si así le quito la adicción...
    por cierto, me encanta tu iniciativa...
    yo no compro los domingos, e intento comprar casi todo (todo no hay manera por mucho que una se empeñe) en pequeños comercios del barrio...
    a ver si con pequeños gestos vamos cambiando todo esto...
    besos!!!

    ResponderEliminar
  6. Tal vez todo ello forme parte de la fórmula de la Coca-Cola, el secreto mejor guardado y que ni los chinos han podido copiar. El abuelo siempre decía que qué tendría la Coca-Cola que a ellos era lo que mejor les funcionaba como desatascador de tornillos en la fábrica. La nostalgia por esta bebida la comparto, pero en mi casa no se va a consumir en lo que a mi dependa.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Tras la fusión en Iberian Partners del año pasado, me veía venir algo así. Se unieron algunas plantas recién reformadas con otras mas antiguas, que han quedado rezagadas en capacidad de embotellado, que son las que quieren cerrar. Y si tienen mas demanda de la planeada, traerán producto embotellado de otras partes.

    Le doy la razón a marua Pilár, yo he usado Coca Cola a presión para limpiar la roña de algunos motores de coche, con buenos resultados.

    Me apunto, me pasaré a la marca de la competencia, aunque últimamente por aquí, cuesta localizarla. Si ellos no quieren nuestro trabajo, no necesitamos sus bebidas.

    Un beso

    ResponderEliminar
  8. ¿Pero si yo creía que continuabas con gripe y no pasaba por aquí por ello?? me alegro mucho que estés ya bien, bueno, por lo menos el estar levantada y escribiendo tus post. Me alegro mucho.
    Respecto al refresco tengo que ser solidario y dejar el vicio, porque la verdad lo que tengo yo es verdadero vicio de ese oscuro y agujereado liquido. Pero bueno, todo sea por una buena causa.
    No sabes bien lo que odio que siempre salgan con las mismas palabras, me refiero a: "eliminar duplicidades e ineficiencias y unificar criterios" y siempre como escusa pera echar al personal. Ahora bien Pili, los que saldrán ganado son los de la fabrica de Barcelona tanto en producción como en personal, por lo menos es lo que dice la compañía.
    Pero yo te prometo dejar de beber ese refresco. Ademas habiendo unos riojas tan estupendos sera hasta un placer! :)

    Besos, y me alegro mucho de que estés ya bien.

    ResponderEliminar
  9. Lástima que no la bebo mucho, pero me parece una buena iniciativa, así que moralmente estoy contigo.
    Besitos

    ResponderEliminar
  10. A mí me gusta mucho, aunque me sienta mal por aquello de los gases. Pero para beber Coca-Cola, mi hijo el pequeño. Bueno pequeño, pero ya tiene veinte años La Coca- Colas que se ha bebido este pájaro no caben en un pueblo de Teruel. De más pequeño, y para nada es broma, se la bebía hasta comiendo churros.

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Pues es un boicot que si todos tomásemos durante un tiempo y alarmase a la compañía serviría incluso más que las pancartas y los puños en alto. Por si acaso me lo pienso y no bebo. Ya tengo una lata con mi nombre, Sergio. Me la plantó un pakistaní que no me conocía de nada por casualidad cuando todavía no sabía lo de los nombres en las latas.

    ResponderEliminar
  12. Yo nunca he sido de Coca-Cola ni de bebidas con gas... ya ni de pequeña me gustaban.
    Por mí, que se hundan.
    Bss, Pilar.

    ResponderEliminar