LA MEZQUITA-CATEDRAL ES DE TODOS

Hace 30 años que la Mezquita-Catedral de Córdoba fue declarada Patrimonio Mundial por la Unesco, no solo por su extraordinaria riqueza y complejidad sino especialmente por tratarse de un paradigma universal de concordia entre culturas
Ante los continuados intentos de apropiación jurídica, económica y simbólica por el Obispado de Córdoba, incumpliendo gravemente los principios que inspiraron dicho reconocimiento, desde la ciudadanía pedimos la intervención de las administraciones públicas y de la Unesco con el fin de preservar del peligro que corre su declaración como Patrimonio Mundial.

SOLICITAMOS: 

1.- Que deje de emplearse institucionalmente solo el término Catedral para referirse a todo el monumento
Mezquita de Córdoba es su designación popular, universalmente conocida y la empleada por la Unesco al declararla Patrimonio Mundial en 1984. La simbólica de Mezquita-Catedral, acordada por unanimidad en pleno municipal como representante de la ciudadanía de Córdoba, define con exactitud su esencia y realidad arquitectónica. 

 2.- El reconocimiento jurídico de su titularidad pública
 La Mezquita-Catedral es propiedad de la ciudadanía, Bien de Interés Cultural, Monumento Nacional y Patrimonio Mundial. Cualquier acto de apropiación privada carece de valor jurídico al tratarse de un bien de dominio público.  

3.- La gestión pública y transparente de la Mezquita-Catedral
Su inmensa dimensión cultural, simbólica y patrimonial debe ser administrada por un patronato público con criterios ajustados a su universalidad, garantizando la transparencia en todos los aspectos de su gestión, incluida la económica, y la difusión histórica, artística y arquitectónica con pautas estrictamente científicas.

 4.- La redacción de un Código de Buenas Prácticas
Por consenso entre las administraciones públicas, académicas, ciudadanas y la Unesco, para evitar acciones que perjudiquen tanto a la imagen y significado del monumento, como a los intereses generales de Córdoba, Andalucía y España, al ser uno de los tres monumentos más visitados del Estado. 


Yo ya lo he hecho, ¿ y tú? si quieres puedes hacerlo AQUÍ

6 comentarios :

  1. Sí, ya recibí el correo Pilar, estoy en ello. Hace muchos años que visité la Mezquita. Y mi padre es de allí. Aunque a mí me importan más estas cosas que a él.
    Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  2. Estamos en el s.xxi y aun perdura la miopia en la iglesia catolica.


    Besos

    ResponderEliminar
  3. Lo que me extraña, es que aún no hayan conseguido apropiarse de ella, dada la condición de ultra-católicos de algunos de nuestros ministros. ¿ O debo decir "católicos renacidos"

    Ya he firmado también.

    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Pues a mí también me extraña que no la hayan trincado ya.

    Besos Pilar.

    ResponderEliminar
  5. Este es el tipo de cosas que le avergüenzan a una, que la iglesia, cualquier iglesia, pueda hacer mangas y capirotes en la vida civil.
    Hay un asunto que se olvida mencionar. Para acceder a la mezquita catedral hay que sacar entrada. Entrada que es "gratuita" pero que requiere obligatoriamente una aportación "voluntaria". O pagas o no entras. ¿Cómo lo ves?

    ResponderEliminar