, , , , ,

PALABRAS PRESTADAS: "ANTITREPAS" de A.GRANDES

Estas son las palabras de Almudena Grandes el pasado viernes en la Cadena Ser, sobre lo sucedido en Ceuta, hace no tantos días. Apenas tres párrafos que quizás no resumen con propiedad ni lo que pasó ni como me siento ante ello, pocas veces la realidad puede resumirse en tan poco espacio. 
Un centenar de personas, unos pocos poemas, otras tantas canciones. Después, sembramos la tierra de uno de los bulevares de la Castellana con velas encendidas y guardamos silencio. Quince de los asistentes llevaban carteles con los nombres de los inmigrantes muertos en Ceuta. Al final, aplaudimos y nos disolvimos, porque sólo teníamos permiso para estar una hora frente a la delegación de la Unión Europea en Madrid. Fue un acto pequeño, modesto y emocionante, inútil para abrir los telediarios, para acaparar portadas en los periódicos, pero muy útil, hasta imprescindible, para la conciencia de quienes estuvimos allí.

Una semana después, el pan nuestro de cada día abre los teledarios e invade las portadas. La jueza Alaya vuelve a hacer la guerra por su cuenta cuando más conviene a los intereses electorales del PP. El escándalo de la patronal madrileña, que usó el dinero de los cursos de formación para pagar a sus directivos, equilibra la balanza de los ERES andaluces para prometernos largas sesiones de "y tú más". Mal de muchos, consuelo de tontos, y lo que sobran en España son listos.

Por eso recuerdo los nombres de los muertos de Ceuta, y me pregunto... ¿Y para qué queremos vallas antitrepa en las fronteras? Donde nos hacen falta es aquí dentro, en las instituciones del Estado, en las Comunidades Autónomas, en las oficinas donde se negocian contratas y se reparten subvenciones. Ahí están los que vienen a dejarnos sin trabajo, a gastarse nuestro dinero, a comerse el pan de nuestros hijos.

Me asusta el debate al que asistimos, si alguien lo viese desde fuera, sería sencillo; unos hombres trataban de ganar una playa y otros de impedírselo, algunos murieron y quienes lo consiguieron apenas disfrutaron su victoria un par de minutos. 

En esa sencillez se esconde toda la crueldad del mundo en que vivimos.

14 comentarios :

  1. Ah, si encontráramos un mecanismo eficaz para antitrepas del tipo que describe Almudena Grandes. Pero no sé si somos capaces.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que tan pronto como lo necesitamos

      Eliminar
  2. Difícil encontrar un sistema anti-trepas, porque es difícil detectar a quién miente hasta cuando quiere decir la verdad.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que en detectarlos vamos teniendo práctica.

      Eliminar
  3. Creo que en España, o en el mundo en general, las cosas se nos están yendo de las manos. Hay veces que, jolín, es que no entiendo nada!

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que es muy duro de entender cómo se puede hacer tanto daño, sin alterar el tono.

      Eliminar
  4. "La crueldad del mundo en el que vivimos" La escuché en la radio y ahora me he permitido el lujo de leerlo con la tranquilidad que el texto merece. ¡Qué triste!

    Besos Pilar

    ResponderEliminar
  5. Y qué nos queda ¿Protestar y ya está?

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pare que no somos capaces de más. Y pagaremos por ello

      Eliminar
  6. Siempre ha sido mas facil para los gobiernos apuntar el dedo hacia otros, menos hacia ellos mismos y hacia lo lejos que estan de hacer bien el trabajo en su propia casa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buscar a quien colgarle el muerto, se llama esa figura ¿verdad?

      Eliminar
  7. Como latinoamericano padezco mucho la exigencia 'de puertas afuera' de ciertos países, nunca me impidieron la entrada en ningún lugar, pero poco faltó para que me hicieran un análisis de ADN en muchos lados. El mundo cambia, los países son dados del juego, hoy a algunos les toca ser banca, mañana punto, habría que tener cuidado.
    Un fuerte abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿sabes? A ellos les abren las salas VIP, siempre, Poderoso caballero Don dinero

      Eliminar